Perro duramente maltratado en un rodaje de una película de Matthew Morrison en China

Por Colin Fredericson - La Gran Época
18 de Marzo de 2018 Actualizado: 18 de Marzo de 2018

Un video publicado en el set de la próxima película “Crazy Alien” aparece mostrando a un perro siendo lanzado por el aire en una jaula giratoria. El video ya enfureció a ‘Personas por el Trato Ético de los Animales’ (PETA por sus siglas en inglés), y no es el único supuesto caso de abuso animal ocurrido en el set.

En “Crazy Alien” participa el ex-alumno de “Glee”, Matthew Morrison. La película actualmente se está rodando en China y está dirigida al público chino, encabezado por el director Hao Ning, según Deadline.

 

Matthew Morrison respondió al escándalo a través de Twitter, expresando que no estaba presente en el momento en que el perro fue maltratado.

“Me acaban de informar y pude ver un vídeo del set de una película en la que trabajé en China. Me rompe el corazón ver a cualquier animal tratado así. Si hubiera estado en el set o hubiera sabido esto, habría hecho todo lo posible para detenerlo. Llamé a los productores para expresar mi indignación”.

PETA informó que una persona infiltrada compartió imágenes y que el incidente ocurrió a fines del año pasado en el transcurso de algunas escenas. TMZ informó que las escenas estaban destinadas a representar un perro siendo abducido por extraterrestres.

“El 28 de noviembre de 2017, fui testigo de primera mano de uno de los peores actos de crueldad contra los animales que vi en mi vida”, afirmó la fuente a PETA, antes de describir como los adiestradores de perros torturaron al perro “en un frenesí” para que ladrara lo más fuerte posible.

“En el momento en que la jaula del perro se elevó en el aire, el perro dejó de ladrar instantáneamente ya que los cables se utilizaron para girar la jaula fuera de control en círculos antes de caer fuertemente a 12-15 metros de distancia. El director tomó muchas tomas y fue horrible presenciar el tormento”, continuó la fuente, describiendo la siguiente escena.

“La siguiente toma fue a la orilla del río, donde el perro fue puesto de nuevo en su jaula y atormentado en un frenesí una vez más. Esta vez … la jaula… fue levantada 6 metros y fue lanzada mientras giraba fuera de control hacia el río. …la jaula estaba completamente sumergida con el perro metido en una corriente de 16 km/h. Después de 5-8 segundos, el director gritó “corten”. … El director tomó la decisión final de rodar una segunda toma idéntica. No podía creer lo que veían mis ojos”, agregó la fuente.

Las escenas incluían múltiples tomas, en las que el perro tenía que pasar por el mismo escenario repetidamente. El animal no tuvo un descanso en el transcurso de dos horas, según PETA.

TMZ reportó que el perro terminó sobresaltado pero no herido, y confirmó que Matthew Morrison no estaba en el set.

PETA hace un llamado a boicotear la película, a Hao Ning a no volver a trabajar nunca más con animales, y a Matthew Morrison y a los actores a donar sus salarios a organizaciones benéficas de protección de animales en China. PETA también señala que 2018 es el Año del Perro en China.

 

Por favor comparte este artículo en tus redes sociales, de esta manera ayudarás a La Gran Época a continuar ejerciendo un periodismo independiente. ¡Gracias por tu apoyo!

TE RECOMENDAMOS