Perro herido se enoja y muestra los dientes al veterinario, hasta que se pone un traje de ratón

Por La Gran Época
20 de Abril de 2019 Actualizado: 20 de Abril de 2019

Rupert es un perro rescatado, un dálmata que vive con su dueña, Sonya Schiff, en Gran Bretaña. Su vida anterior, antes de encontrar su verdadero hogar, fue tan traumática que el pobre perro sufría de problemas emocionales.

Al principio, su comportamiento fue un reto para Sonya, pero con el paso de los años llegó a confiar en ella y su temperamento mejoró mucho. Pero ahora Rupert está encariñado con Sonya y esto creó un problema para él: la ansiedad por la separación.

“Cuando adopté a Rupert de Dogs Trust hace un par de años, tenía problemas de comportamiento y agresividad bastante serios, que creemos que estaban relacionados con el sufrimiento”, explicó Sonya, según publicó  Metro. “Después de su reincorporación, tardó un año en crear un vínculo conmigo, momento en el que desarrolló ansiedad por la separación si lo dejaba”.

Pero cuando una de sus patas sufrió una lesión, y Sonya lo tuvo que llevar a la Veterinaria Davies en Hitchin, Hertfordshire, para que lo atiendan, pasaron su mayor prueba.

Cuando el veterinario, Mike Ferrell, trató de acercarse a él y examinarlo, Rupert le hizo saber en forma muy clara que él no lo permitiría. Con las orejas aplastadas y los dientes al descubierto, era obvio que el pobre Rupert tenía algunos problemas.

Las cosas estaban a punto de cambiar.

Rupert tuvo que pasar la noche en el hospital para que le operaran la pierna dañada, así que Sonya ideó un plan para ayudarlo a superar su miedo.

Regresó a casa para buscar un trozo de su ropa, como un suéter, para dárselo a Rupert, ya que esto le daría su aroma y podría calmarlo. Pero cuando vio su traje de ratón  gris, supo que este era el objeto adecuado.

Cuando Mike vio el traje de ratón, se echó a reír, pero después de pensarlo, decidió ponerse el traje, cualquier cosa para ayudar al pobre Rupert a superar su miedo.

Dicen que “una imagen vale más que mil palabras” y eso es lo que demostró ser.


Además, la idea funcionó y un veterinario con un traje de ratón se ganó la confianza de Rupert. Pudo llevar a cabo su examen y más tarde realizó la cirugía en la pierna de Rupert con éxito.

Pero esta orinal idea no es la única el mundo. Una clínica veterinaria de Indiana se centra en conseguir que sus clientes animales se alimenten para distraerlos de las prácticas menos placenteras, como las vacunas, los exámenes y otras actividades similares.

Alimentos como el caldo de hueso congelado, el queso y la mantequilla de maní son los favoritos de los perros y otros bocadillos como la crema batida, son las mejores para los clientes felinos ansiosos.

Paw Patch Place se convirtió en la única clínica certificada Fear Free del estado y la veterinaria Penny Dowden, con tres décadas de experiencia, sabe muy bien que una mala experiencia en el veterinario puede causar problemas psicológicos a una mascota.

“Hago esto porque los amo, me conmovió y me molestó lo que sucedía”, dijo Penny al IndyStar. “Esto fue absolutamente un cambio de vida para toda la clínica”.

La consulta sin miedo se volvió popular en muchos lugares, incluso los veterinarios veteranos están aprendiendo nuevas técnicas para tratar con perros difíciles y otros animales.

Imagen ilustrativa. (Crédito: SnottyBoggins/ Pixabay)

Un veterinario de Idaho, Marty Becker, cambió su método después de escuchar una conferencia de expertos en comportamiento animal sobre el daño que los veterinarios podían hacer psicológicamente a sus clientes animales. Las lesiones al personal de animales agresivos o asustados disminuyeron, lo cual es una ventaja adicional.

“Empezamos esto solo porque era lo correcto. Ahora las compañías de indemnización laboral ofrecen un descuento significativo si tiene la certificación de miedo”, afirmó.

Frazadas calientes, música ambiental, dulces especiales, incluso aire filtrado para inhalar, ¡ah, es la vida de un perro!

No hay nada más dulce que la amistad entre los niños y sus perros 

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS