Perro mexicano que sufre maltrato es abandonado con una nota desgarradora: “Por favor, adóptenme”

Por Louise Bevan
17 de Diciembre de 2020
Actualizado: 17 de Diciembre de 2020

Un cachorro dejado encadenado al banco de una plaza, en la Ciudad de México, México, gruñó con recelo a los transeúntes.

Una nota desgarradora, clavada bajo una roca a su lado, reveló el porqué: el cachorro había sido abusado por sus dueños, y un joven miembro de la familia, sintió que no podía quedarse sin hacer nada por el bienestar de su mascota, entonces lo ató a un al banco de una plaza y colocó una roca sobre la nota.

Marcela Goldberg y Azul Galindo, de un grupo de rescate independiente, Mascotas Coyoacán, se apresuró a llegar a la escena después de recibir un aviso el 22 de noviembre.

El cachorro de 7 meses de edad, Max, rebautizado como Boston por los rescatistas, no era la primera mascota abandonada que Goldberg veía desde el inicio de la pandemia, pero la nota de Max fue especialmente conmovedora.

El cachorro de 7 meses, Max, atado a un banco en la Ciudad de México, México, junto con la nota. (Cortesía de Mascotas Coyoacán)

Por la letra, parecía que un niño podría haber escrito la nota, informó Daily Star.

“Por favor, te pido que adoptes a este lindo perro y lo cuides bien. El dejar a mi perro aquí me duele, pero tomé la decisión de dejarlo porque mi familia lo maltrataba”, continuó el autor, “y siempre me dolía verlo en esas condiciones”.

(Cortesía de Mascotas Coyoacán)”Hola, por favor, adópteme”

La sincera nota firmada con una súplica: “Y sino, por favor deje la carta en su lugar que otros la lean y lo adopten. Gracias”.

Las imágenes de la primera interacción de Goldberg con Max, publicadas en Twitter, muestran al perro acobardado por el miedo mientras la rescatadora extiende su mano hacia él.

(Cortesía de Mascotas Coyoacán )

“Ya se habían reunido varios vecinos que le habían traído agua y comida, porque lo dejaron atado al banco sin nada”, dijo Goldberg a The Dodo.

“Pero no pudieron acercarse porque el cachorro estaba aterrorizado, gruñendo y mordiendo”.

Goldberg consultó a un adiestrador con experiencia en el trato con perros agresivos, entonces se puso guantes gruesos y siguió las instrucciones para acercarse al perro de la manera más segura, informó The Dodo.

Al poco tiempo, el perro ya tenía puesta la correa en la cabeza y su comportamiento cambió de inmediato.

Marcela Goldberg con Max. El perro que ahora se llama Boston después de su rescate. (Cortesía de Mascotas Coyoacán)

Goldberg y Galindo llevaron a Max a su coche y lo llevaron a sus instalaciones, donde visiblemente se calmó y se dejó acariciar.

Las rescatadoras cambiaron su nombre a Boston para borrar el dolor del pasado y se deleitaron con su transformación gradual.

“Es dulce, muy cariñoso”, dijo Goldberg a The Dodo. “Le encanta dar besos y jugar con la pelota que le dio el veterinario”.

(Cortesía de Mascotas Coyoacán)

Apenas unos días después de ser rescatado como un cachorro aterrorizado en un solitario banco del parque, Boston es un perro relajado, saludable y adoptable.

El equipo de Mascotas Coyoacán está procesando solicitudes con la esperanza de encontrarle a Boston el hogar definitivo que se merece.

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

Inmigrante mexicana habla de su experiencia y por qué apoya al presidente de EEUU: “Necesitamos mantener a Estados Unidos libre”

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS