Perro rescatado y hambriento no puede dejar su plato de alimento y se niega a ser adoptado sin él

Por Robert Jay Watson -La Gran Época
17 de Junio de 2019 Actualizado: 17 de Junio de 2019

En la novela clásica, Oliver Twist, de Charles Dickens sobre un niño pobre que se abre camino en las calles de Londres, los niños pobres recibían un simple bol de avena todos los días en la casa. Su terrible hambre está simbolizada por el pequeño Oliver que se acerca al maestro y le dice tímidamente: “Por favor, señor, quiero más”.

Esta escena clásica parece haberse desarrollado con un perro rescatado muy especial, llamado… ¡Lo adivinaste!, Oliver, en Memphis, Tennessee. Este Oliver estaba en una situación tan desesperada como el chico de la calle de Londres con el que comparte su nombre. Rescatado de un patio trasero y acogido por Memphis Animal Services, el refugio público de animales de la ciudad, Oliver tenía un gusano del corazón y estaba muy hambriento.

Sin embargo, parecía que Oliver había tenido a algunos humanos cuidándolo en un momento dado, ya que era genial haciendo trucos, respondiendo a órdenes y siendo especialmente juguetón y lindo cuando pensaba que podría obtener algunas sabrosas recompensas.

Cuando, Katie Pemberton, miembro del personal del refugio, le dijo a The Dodo, Oliver sabía cómo ganarse los corazones de sus compañeros humanos y llenar su barriga desde antes de que llegara.

(Cortesía: Memphis Animal Services)

“Se sentó de inmediatamente antes de que le mostrara que tenía algún obsequio”. ¡Mientras estaba en el refugio, Oliver recibió un tazón de metal que, literalmente, se convirtió en su mejor amigo!

Oliver comenzó a cargar su plato para asegurarse de que ningún otro perro pudiera alcanzarlo o porque un dueño anterior le había enseñado a hacerlo como un truco, pero definitivamente funcionó.


Cuando una de las supervisoras pasó y lo vio sentado con eso en su boca, con ojos muy dulces y tristes, ella se derrumbó. Como comentó Katie, “¡Su lindo truco fue muy efectivo porque ella le dio más comida!”.

Después de eso, el perro y su plato se hicieron inseparables. Cuando lo trasladaron del área de admisión a una perrera más permanente, él trajo el plato fue con él. El personal del refugio, se enamoró del perro inteligente y su hábito peculiar y publicó fotos de él en su cuenta de Facebook, que se hicieron virales.

(Cortesía: oliverandhisbowl)

Desafortunadamente, Oliver no se relacionó bien con otros perros, posiblemente debido a un trauma previo (por lo tanto, mantiene su plato cerca todo el tiempo). Esto significaba que no podía ser adoptado por alguien que ya tenía otras mascotas. Necesitaba un lugar especial para estar muy tranquilo.

Un amigo del refugio publicó en Facebook, “¡¡UY, OLIVER ESTÁ EN LA LISTA URGENTE!! No le queda mucho tiempo para encontrar una familia. DÓNDE NO TENDRÁ QUE COMPARTIR SU PLATO”.

(Cortesía: oliverandhisbowl)

Después de pasar un tiempo en el refugio sin ser adoptado, Oliver fue programado para ser sacrificado ya que nadie se había ofrecido para darle un hogar.

Afortunadamente, miles de personas que vieron fotos de él preguntando “por favor, señor, quiero más” con su confiable plato de comida dieron como resultado que el mensaje de emergencia se compartiera 9.000 veces con sus amigos.


Algunos dueños amorosos se adelantaron y dijeron que lo llevarían y por supuesto a su plato.

Mira el video a continuación:

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Oliver (@oliverandhisbowl) el

Perros graciosos con una gran personalidad 

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS