Perro solitario en la ruta lleva a conductor de un camión hasta el lugar donde yace su dueño herido

Por LI YEN – La Gran Época
12 de Enero de 2019 Actualizado: 12 de Enero de 2019

Un viaje a través de las montañas del condado de Mariposa en California se convirtió en una aventura para el conductor de grúa Marty Hall Jr., cuando se encontró con un perro solitario con una correa puesta pero sin dueño a la vista.

Pensando que el perro se había perdido, Hall, de Oakhurst en California, detuvo su camión en el camino de tierra para ver cuál era el problema. Sin embargo, no tenía idea que una situación de emergencia estaba a punto de develarse.

El perro, aunque parecía exhausto, no venía cuando Hall le ofreció comida o agua, y permanecía sentado en un lugar en medio de la carretera. Cuando Hall intentaba acercarse al perro, este escapaba. Era extraño que el perro tuviera una correa retráctil como si fuera a dar un paseo, porque estaba sin dueño.

“Traté de meterlo en el camión y pensé que lo mejor era hacerle un video”, dijo Hall a KMPH, que planeaba subir a los medios sociales el video del perro perdido.

“Voy a dejarle esta agua”, dijo Hall mientras grababa el video. “Con suerte se la beberá cuando me vaya”.

En ese momento escuchó un leve sonido a lo lejos. Apagó el motor de su camioneta y escuchó con más atención: era un hombre pidiendo ayuda.

“Hola, ¿estás bien?” Preguntó Hall, mientras caminaba en la dirección de donde provenía el sonido. En ese momento el perro lo siguió.

Entonces Hall llegó al lugar y lo vio. Era un hombre mayor -al parecer, el dueño del perro- que se había caído y se había lesionado sobre el terraplén. Resultó que el hombre había salido temprano a dar un paseo con sus perros, como a las 5 de la mañana, cuando le ocurrió el accidente. Ahora ya casi era mediodía cuando Hall lo encontró. Había estado tirado allí durante horas, y su perro se había negado a apartarse de su lado, y optó por ir a sentarse cerca de la carretera, presumiblemente esperando que alguien se detuviera y le ayudara.

Pero además había un segundo perro cerca del hombre, que gruñó cuando Hall intentó acercarse a él. Hall no pudo acercarse lo suficiente para ayudar al hombre a levantarse.

El hombre, cuyo nombre era Paul, le dijo a Hall que vivía a poco más de un kilómetro de distancia, y le pidió que consiguiera la ayuda de su esposa. Hall se fue y, una hora después regresó con la esposa de Paul. Entonces decidió llamar a una ambulancia, porque Paul en realidad se había roto la cadera.

Cuando un camión de bomberos y una ambulancia llegaron, Hall dejó que los expertos se hicieran cargo.

Después del calvario, Hall se apresuró a dejar de lado cualquier elogio, diciendo al canal Fox News:

“Yo no lo llamaría necesariamente salvarlo”. Luego, en broma, añadió: “Le dije a mi esposa que tal vez había arruinado su historia de supervivencia”.

Descubre a continuación:

El alto precio de contar la verdad en China hoy

TE RECOMENDAMOS