Perro torturado por niños agoniza en la calle, cuando levanta la cabeza ve a la persona correcta

Por Robert Jay Watson - La Gran Época
30 de Junio de 2019 Actualizado: 30 de Junio de 2019

Cuando la mayoría de la gente piensa en el abuso y la crueldad de los animales, probablemente se imagina una figura de asesino en serie en un sótano oscuro o un perro criado en una jaula para pelear. Pero desafortunadamente, una gran cantidad de abuso a los perros se esconde a plena vista, y los perpetradores podrían ser simplemente niños del vecindario.

Hace unos años en el área de Forth Worth, la salvadora de animales Judy Obregón recibió una foto de un perro que parecía estar muerto, tendido en una acera.

Judy dirige The Abandoned Ones (TAO), una organización de rescate cuyo lema es “cada animal importa”. Cuando empezó a recibir fotos de gente del vecindario sobre un perro maltratado, estaba increíblemente molesta. Los informantes le dijeron que los niños del vecindario habían estado torturando al perro para su propia diversión.

Judy publicó en la página de Facebook de TAO: “Me dijeron que los niños estaban tratando de ponerle una manguera de jardín alrededor del cuello, y mientras lo hacían, el caniche estaba moviendo la cola [….]”.

Las historias empeoraban cada vez más: “Entonces me dijeron que los niños tiraban cosas a la calle para que el perro pudiera correr y perseguir lo que fuera que tiraban a la calle mientras pasaban los coches. Luego me dijeron que lo rociaron con agua atrapada en un rincón mientras se reían”.

La rescatista estaba muy preocupada por el perro, especialmente porque nadie podía localizar a su dueño o a alguien que estuviera cuidando al perro. Cuando recibió la última foto con el perro inmóvil, Judy estaba convencida de que estaba muerto. Como le dijo a The Dodo, “empecé a llorar porque sentía que no había hecho lo suficiente”.

Pero este pequeño definitivamente tenía nueve vidas y no estaba listo para rendirse todavía. Después de buscar y buscar en el área, finalmente encontró al perro acurrucado como en la foto que había recibido.

“Probablemente era la persona más feliz del mundo”, le dijo a The Dodo. Como escribió Judy en la página de Facebook de TAO, “me miró con esta mirada… ¡¿Dónde has estado?! Cubierto de barro, lo que parecía ser sangre seca en sus oídos”.

Afortunadamente, para este pobre caniche, al que Judy llamó Gully, la vida estaba a punto de mejorar. Según The Dodo, Gully estaba tan débil y deshidratado que ella no creía que viviría mucho más tiempo solo.

Judy Obregón llevó a Gully al veterinario y se alegró al ver que no tenía ninguna lesión duradera a causa de la tortura de los niños del vecindario. Como dijo a The Dodo, “si no fuera por esa vecina, a quien nunca conoceré, Gully no estaría vivo. Ella fue la que le salvó la vida”.

No pasó mucho tiempo antes de que Gully regresara de entre los muertos y mostrara su increíblemente amorosa y maravillosa personalidad. Como ella le dijo a The Dodo, “Empezó a darme besos. Fue una transformación total, yo diría que en 48 horas”.

Después de encontrar un hogar de acogida con su amiga, Judy finalmente logró encontrar un hogar amoroso, donde  “la última actualización que recibí fue que ella estaba viviendo la vida al máximo”, le dijo a The Dodo.

Esta increíble historia de la perrita que literalmente regresó de la muerte reafirmó la fe de Judy en la capacidad de todos los perros para encontrar su lugar. Como le dijo a The Dodo, “le mostramos que no todos los humanos son malos” y eso marcó la diferencia.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Este cangrejo ermitaño fue captado en el momento justo en que cambia de hogar. ¿Habías visto esto antes?

TE RECOMENDAMOS