Persecución a Falun Gong continúa mientras PCCh refuerza control sobre PLAC: Documentos filtrados

Por Kelly Song
10 de Septiembre de 2021
Actualizado: 10 de Septiembre de 2021

La persecución de Falun Gong, que comenzó en julio de 1999 en China, continúa en la actualidad. Documentos internos filtrados del Partido Comunista Chino (PCCh) indican que Beijing está reforzando el control de su sistema político y jurídico mientras mantiene la persecución.

Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, es una antigua práctica espiritual china que consiste en ejercicios de meditación lentos y enseñanzas morales que promueven la verdad, la benevolencia y la tolerancia en la vida cotidiana. Su popularidad alcanzó su punto máximo a finales de la década de 1990 en China, con entre 70 y 100 millones de practicantes, según estimaciones oficiales.

La principal agencia de seguridad del PCCh, la Comisión de Asuntos Políticos y Jurídicos (PLAC), es una gigantesca y poderosa red de represión. Es la principal herramienta en la persecución del PCCh contra Falun Gong, y el poder de la PLAC, así como el nivel de corrupción, ha crecido incesantemente a medida que la persecución continúa.

La primera normativa de la PLAC

En enero de 2019, se publicó el “Reglamento de la PLAC”, promocionado por los medios estatales de China como el primer conjunto de regulaciones para la PLAC. Consta de tres partes, solo la primera parte, “Reglamentos del trabajo político y legal del PCCh”, se ha hecho pública.

La segunda parte, “Reglamento interno de la PLAC”, consta de 39 artículos. La tercera parte, “Reglamentos internos de la PLAC de alto secreto”, consta de 42 artículos.

The Epoch Times obtuvo un documento de 161 páginas (pdf) que incluye las dos primeras partes y el índice de la tercera parte de “alto secreto”.

La parte de alto secreto se divide en “seguridad política”, “estabilidad social” y “asuntos legales”. Siete de los 17 artículos de la “seguridad política” están directamente relacionados con la vigilancia y la “transformación” de los practicantes de Falun Gong. En el lenguaje del PCCh, “transformar” a los practicantes de Falun Gong significa obligarlos a firmar documentos para denunciar su creencia y prometer que dejarán de practicar, según FalunInfo.net.

Según los reportes de los medios de comunicación estatales, Beijing ha enviado equipos de inspección para recorrer el país y comprobar la aplicación del Reglamento de la PLAC por parte de las PLAC provinciales y municipales. En opinión del líder del PCCh, Xi Jinping, a la hora de realizar el trabajo político y jurídico, el sistema de la PLAC debe garantizar el “liderazgo absoluto” del PCCh.

Tareas para llevar a cabo la persecución

Otro documento de 76 páginas (pdf), filtrado desde la ciudad de Tieling, provincia de Liaoning, ofrece algunos detalles sobre la sección más secreta del Reglamento de la PLAC. Con fecha de abril de 2020, incluye una serie de tablas que detallan las tareas cuantificables para “mantener la seguridad política”. Las tareas, dirigidas principalmente a los practicantes de Falun Gong, deben ser llevadas a cabo por la PLAC municipal y la oficina de seguridad pública.

El principal factor de cuantificación es la “tasa de transformación”, medida por el número de practicantes de Falun Gong que firmaron un documento en el que decían que abandonaban la práctica. La tasa de transformación se traduce en puntuaciones para los organismos, y está directamente relacionada con sus bonificaciones y compensaciones.

Epoch Times Photo
Una captura de pantalla de una tabla de tareas para mantener la seguridad política y la estabilidad social, de un documento interno del PCCh fechado en junio de 2020. (The Epoch Times)

Casos de persecución en la provincia de Liaoning

La provincia de Liaoning, en el noreste de China, es famosa por su severa persecución contra Falun Gong, según Minghui.org, un sitio web con sede en Estados Unidos que documenta la persecución del PCCh contra Falun Gong.

La Oficina de Seguridad Pública de la ciudad de Tieling estuvo dirigida por Wang Lijun durante ocho años. Posteriormente, Wang se convirtió en teniente de alcalde y jefe de policía de Chongqing, el mayor de los cuatro municipios controlados directamente en China.

En febrero de 2012, Wang Lijun huyó al consulado de Estados Unidos con documentos incriminatorios sobre su jefe Bo Xilai. Este suceso desencadenó un juicio por asesinato, una avalancha en el sistema de la PLAC que resultó en la purga de Bo Xilai y Zhou Yongkang, los jefes de la PLAC.

En 2002, cuando Wang era el jefe de policía de Tieling, ordenó la detención de un grupo de practicantes de Falun Gong que estaban recopilando en secreto videos de la persecución en las cárceles y campos de trabajo locales. Los videos debían enviarse al extranjero. Mediante la intervención de los celulares, la policía detuvo a los practicantes implicados y confiscó los videos. Bajo las órdenes de Wang, la policía torturó brutalmente a los practicantes. Wang dijo que era un caso importante y que la policía sería recompensada con creces, según un informe de minghui.org.

Torture and persecution of Falun Gong practitioners in China
(I) Yin Liping y su hijo antes de que comenzara la persecución contra los prcaticantes de Falun Gong en 1999. (D) Yin Liping sostiene una foto del campo de trabajo forzado de Masanjia en una audiencia en Washington el 14 de abril de 2016. (Lisa Fan/The Epoch Times; Minghui.org)

Yin Liping, practicante de Falun Gong de Tieling, fue una de las personas detenidas y torturadas. Antes de salir de China, fue detenida y encarcelada seis veces en Tieling y otras ciudades de la provincia de Liaoning.

En abril de 2001, Yin y otras ocho mujeres practicantes de Falun Gong que se negaron a ser transformadas fueron trasladadas en secreto del campo de trabajo de Masanjia a otro campo de trabajo solo para hombres. Las practicantes fueron enviadas a habitaciones separadas donde les esperaban varios reclusos. Los guardias del campo de trabajo autorizaron a los reclusos a hacer lo que quisieran. Tras días de abusos sexuales ininterrumpidos, algunas practicantes murieron, otras desarrollaron trastornos mentales y otras sufrieron lesiones permanentes. Yin perdió temporalmente la memoria y sufrió crisis mentales.

Yin sobrevivió. Cuando estaba en el campo de trabajo, Yin prometió a sus compañeras practicantes que, si una de ellas conseguía salir con vida, expondría esos atroces crímenes al mundo entero. Y eso es lo que ha estado haciendo desde 2016, cuando llegó a Estados Unidos bajo asilo.

El 14 de abril de 2016, 15 años después de haber sido arrojada a las celdas de la prisión para hombres, testificó en el Congreso en la audiencia sobre “El uso generalizado de la tortura en China”. Su testimonio escrito está disponible aquí (pdf).

Los practicantes de Falun Gong siguen revelando la verdad en China

A pesar de la persecución, los practicantes de Falun Gong en China continúan aclarando los hechos a las personas. The Epoch Times obtuvo varios documentos de la provincia de Liaoning con fecha de 2012 a 2019.

Un documento (pdf) habla de cómo la ciudad de Linghai maneja los materiales de Falun Gong. El gobierno municipal asigna fondos específicamente para que cada distrito de la ciudad retire los materiales de Falun Gong de los lugares públicos.

Epoch Times Photo
Carteles de Falun Gong vistos en la ciudad de Tieling, provincia de Liaoning, en septiembre de 2016. (minghui.org)

El documento afirma que cada año se destinan unos 18,000 dólares a la compra de herramientas y a la contratación de personas para retirar los materiales de Falun Gong. Se crearon equipos especializados en la inspección de los barrios y en la retirada de materiales. Por ejemplo, en cinco días, movilizaron a unas 300 personas en una zona residencial y retiraron 102 lemas en murales, 1790 carteles, 28 discos compactos, 24 pancartas, 145 folletos y 124 panfletos, según el documento.

El comentarista de Epoch Times, Li Linyi, dijo que a pesar de los 22 años de persecución de Falun Gong, estos documentos internos muestran que Falun Gong no ha sido suprimido y que los materiales de Falun Gong todavía se pueden encontrar en toda China.

En múltiples ocasiones, el gobierno de Estados Unidos ha aprobado resoluciones condenando las acciones del PCCh y ha pedido el fin de la persecución.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS