Personal de demolición destruye hospital mientras aún operaba en China

09 de Enero de 2016 Actualizado: 11 de Enero de 2016

El doctor Liu Chunguang, director de radiología en un hospital de Zhengzhou, China estaba tomando una radiografía cuando de repente una grúa de construcción irrumpió rompiendo la pared de la oficina.

“El paciente se asustó casi de muerte y huyó, y se negó a continuar con el examen”, dijo Liu a Xinhua, un medio de comunicación estatal Chino.

El 7 de enero, cerca de una docena de hombres no identificados vestidos de camuflaje llegaron al Cuarto Hospital Afiliado de la Universidad de Zhengzhou y comenzaron a demolerlo sin previo aviso. Derribaron el departamento de radiología y el depósito de cadáveres, mientras ambos todavía estaban operando. Seis cadáveres fueron enterrados bajo los escombros ya que éste fue reducido a escombros.

“Queríamos apresurarnos y salvar el equipo, pero no nos dejaron entrar”, dijo a The Paper, Yuan Fang, un miembro del personal en el departamento de relaciones públicas del hospital,  un medio de comunicación en línea con sede en Shanghai.

Tres miembros del personal sufrieron heridas leves y el equipo por valor de más de 900.000 dólares, incluyendo una máquina digital gastrointestinal de 607.000 dólares, fueron destruidas por los bulldozers.

MÁS: 

Esta fue la segunda vez que los equipos de demolición llegaron al hospital. Según el personal, el 2 de enero, el edificio residencial No.1 fue demolido de la misma manera.

El hospital es parte de un gran complejo hospitalario provincial en la provincia de Henan en el centro de China. El complejo ocupa unos 16,5 acres de tierras de propiedad estatal y está situado en la carretera de Jiangshan, la cual es parte de un proyecto de expansión local.

“El hospital ya había cedido casi 5 acres de tierra para dar cabida a las necesidades de construcción de la ciudad”, dijeron las autoridades hospitalarias a Caixin , un grupo de medios de comunicación con sede en Beijing. “Ninguna razón fue dada por las autoridades al tomar la tierra, y 220.000 dólares en compensación por los elementos en la tierra no se han pagado aún”.

Xiong Zhiliang, subdirector de la requisa de tierras en el distrito de Huizhou, le dijo a The Paper que la reparación de la carretera es un proyecto de interés público, y él no tiene conocimiento de la demolición del hospital porque estuvo ausente en un viaje de negocios.

https://twitter.com/LilyLivingstone/status/685562145149300736

Un aldeano chino camina entre casas demolidas el 16 de octubre del 2015, en el pueblo de Gucheng, distrito de Tongzhou en Beijing. Las oficinas municipales de Beijing se trasladarán desde el centro de la ciudad a las zonas periféricas como parte de un ambicioso proyecto de gobierno para crear una megaciudad urbana en el norte de China. El auge en las últimas décadas en el desarrollo de China ha visto pueblos demolidos o trasladados para permitir nuevos edificios e infraestructuras. (Kevin Frayer / Getty Images)
Un aldeano chino camina entre casas demolidas el 16 de octubre del 2015, en el pueblo de Gucheng, distrito de Tongzhou en Beijing. Las oficinas municipales de Beijing se trasladarán desde el centro de la ciudad a las zonas periféricas como parte de un ambicioso proyecto de gobierno para crear una megaciudad urbana en el norte de China. El auge en las últimas décadas en el desarrollo de China ha visto pueblos demolidos o trasladados para permitir nuevos edificios e infraestructuras. (Kevin Frayer / Getty Images)

Las autoridades locales emitieron la orden de demolición en enero del 2015. Como el hospital no solicitó una revisión administrativa o apeló a una decisión ante la corte, “la decisión de confiscar la tierra entró en vigor”, dijo Xiong.

En China, hay un complejo proceso legal antes de que una requisición real de tierra pueda realizarse. Incluso cuando la demolición se hace por la fuerza, se requiere de una orden judicial, lo que no sucedió en este caso.

Chen Lei, director del departamento de logística del hospital, confirmó que la institución recibió el aviso de la requisición de la tierra. “Ambas partes habían estado negociando sobre si el departamento de radiología debía ser demolido”, dijo Chen. El 29 de diciembre, la agencia local del gobierno decidió que la demolición se llevaría a cabo, pero no especificó una fecha.

“La compensación debe hacerse de inmediato por la demolición y reubicación de los equipos. Tenemos tantas máquinas en el hospital que necesitan ser reubicadas. Ya sabes, las medidas de protección con los rayos x son complicadas y caros. … Nunca esperábamos que iban a venir a demoler hoy”, dijo Chen a The Paper.

La oficina de prensa del distrito de Huiji publicó un comunicado en su cuenta de Weibo (la versión china de Twitter, que está prohibida), respondiendo que el personal comprobó y confirmó que no había nadie en el edificio, y declaró que cualquier comportamiento que viola la ley o los reglamentos sería manejado seriamente.

Noticias por la demolición desencadenaron una fuerte reacción en Internet. Una broma que estuvo circulando sugirió que sería mejor que demolieran las oficinas del gobierno local, ya que “interfieren en el desarrollo del tráfico y los negocios locales”.

Frank Fang contribuyó al informe.

TE RECOMENDAMOS