Personas que se recuperaron de COVID-19 deben recibir solo una dosis de la vacuna: Estudio

Por MEILING LEE
05 de Febrero de 2021
Actualizado: 05 de Febrero de 2021

Tras los informes sobre la escasez de vacunas en todo el mundo, un nuevo estudio [pdf] sugiere que las personas que se recuperaron de COVID-19 deberían recibir sólo una dosis de la vacuna de ARNm para evitar posibles reacciones adversas innecesarias y liberar suministros para quienes la necesitan más.

El estudio, que no ha sido revisado por pares, evaluó las reacciones a la vacuna después de recibir la primera dosis en 231 personas: 83 que se habían infectado anteriormente con el virus del PCCh (Partido Comunista Chino) y 148 que nunca se habían infectado.

Los investigadores encontraron que ambos grupos experimentaron dolor, hinchazón y enrojecimiento en el lugar de la inyección cuando fueron vacunados, lo que mejoró en un par de días. Sin embargo, las personas que se habían recuperado de COVID experimentaron reacciones sistémicas más graves (fiebre, dolor de cabeza, escalofríos, dolores musculares o articulares y fatiga) en comparación a aquellos que nunca se habían infectado.

“También observamos que la reactogenicidad de la vacuna [reacciones esperadas] después de la primera dosis es sustancialmente más pronunciada en individuos con inmunidad preexistente, similar a los efectos secundarios reportados para la segunda dosis en los ensayos de vacunas de fase III [tanto de Pfizer-BioNTech como de Moderna]”, declararon los investigadores.

Una reacción sistémica grave a una vacuna impide que una persona realice sus actividades diarias, según la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).

En general, hubo una mayor notificación de reacciones adversas locales y sistémicas en el grupo de la vacuna en comparación con el grupo del placebo, tanto en el estudio de fase 3 de Moderna [pdf] como en el de Pfizer-BioNTech [pdf], que siguen recopilando datos sobre la seguridad y la eficacia de la vacuna.

El estudio también analizó la respuesta del sistema inmunológico a las vacunas en 109 personas: 41 que se habían recuperado de COVID-19 y 68 que nunca habían tenido la enfermedad, y encontró que los del grupo recuperado tenían entre “10 y 20 veces” mejores anticuerpos en comparación a quienes nunca se habían infectado.

Se necesitan más estudios para investigar más a fondo los hallazgos del estudio debido al pequeño número de participantes.

Algunos científicos y médicos se preguntan por qué las personas que se recuperaron de COVID aún necesitan vacunarse, ya que tienen alguna medida de inmunidad contra el virus, especialmente cuando hay un número limitado de vacunas disponibles.

Los CDC dicen que las personas deben vacunarse sin importar si han tenido o no COVID-19, la enfermedad causada por el virus del PCCh.

“Debido a los severos riesgos para la salud asociados con COVID-19 y al hecho de que la reinfección es posible, los CDC recomiendan vacunarse independientemente de haber tenido COVID-19”, dijo un portavoz de los CDC a The Epoch Times en un correo electrónico. “Los expertos aún no saben cuánto tiempo una persona está inmune después de recuperarse del COVID-19”.

“Sin embargo, debido a que el riesgo de reinfección es bajo en los meses posteriores a la infección inicial por COVID-19, mientras que el suministro de vacunas sigue siendo limitado, las personas que tienen una infección reciente pueden optar por retrasar temporalmente la vacunación”, agregó el portavoz.

No obstante, los contradictores de la recomendación de los CDC dicen que la posibilidad de reinfección es rara, por lo que las vacunas no deben promocionarse entre las personas que se habían infectado previamente.

En su guía más reciente sobre el “regreso al trabajo”, actualizada el 2 de febrero, los CDC dicen que “se han informado casos de reinfección de COVID-19, pero son raros” y que se espera que ocurran “algunas reinfecciones” “según lo que sabemos por virus similares”.

Los trabajadores de la salud rechazan las vacunas

Un trabajadora médica prepara la vacuna anti-COVID en el Centro Médico de la Universidad de California-Irvine, en Orange, California, el 16 de diciembre de 2020. (John Fredricks/The Epoch Times)

Algunos miembros del personal de salud están rechazando la vacuna anti-COVID, alegando preocupaciones por los efectos secundarios, la seguridad y eficacia de la vacuna, la velocidad a la que se desarrolló la vacuna y falta de confianza.

En Chicago, más de la mitad del personal del Roseland Community Hospital se ha negado a recibir la vacuna, según informó CBSN Chicago.

Según el director ejecutivo del hospital, Tim Egen, el mes pasado, el 75 por ciento de su personal se negó a recibir la vacuna.

“Estamos tratando de superar algunos obstáculos bastante importantes, ya sabes, la falta de confianza en las pruebas médicas”, dijo a CBSN Chicago.

Casi un mes después, CBS Evening News informó que el 73 por ciento de los empleados del hospital dicen que seguirán sin vacunarse.

Una encuesta en la que participaron 5287 empleados de SUNY Upstate Medical University, en Nueva York, a quienes se les preguntó sobre sus creencias, actitudes y voluntad de recibir una vacuna anti-COVID, encontró que el 58 por ciento recibiría la inyección, mientras que un tercio de los encuestados no estaban seguros de vacunarse.

Los autores de la encuesta dijeron que los científicos y los médicos de investigación, en el grupo del 58 por ciento, mostraron “la mayor aceptación” a la vacuna y los encuestados que eran “mayores, hombres, blancos o asiáticos tenían más probabilidades de vacunarse en comparación con otros grupos”.

Una encuesta diferente, hecha a más de 8000 empleados de hogares de ancianos en Indiana, la cual fue publicada en el Journal of The American Geriatrics Society en diciembre de 2020, dice que solo el 45 por ciento de los encuestados indicó que recibirán una vacuna anti-COVID una vez que esté disponible, y el 44 por ciento que rechazó la vacuna dijo que considerarían vacunarse en el futuro.

La encuesta ha sido referenciada en un informe de los CDC.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS