Pescador es atacado por un tiburón y rescatado por un barco con las pasajeras perfectas

Por Simon Veazey - La Gran Época
07 de Agosto de 2019 Actualizado: 07 de Agosto de 2019

Dejando un rastro de agua ensangrentada sobre la borda mientras se deslizaba dentro de un bote, tratando de mantener elevado su brazo destrozado, el pescador submarino Mario Ávila no sabía que las pasajeras que lo rescataron eran idóneas.

Sus socorristas se mostraron momentáneamente inseguros de qué hacer mientras él yacía en la cubierta hablándoles en español mientras levantaba su mano izquierda cubierta de sangre por la mordedura de un tiburón, y en un momento dado le preguntan: “¿Hablas español?”.

Afortunadamente para Ávila, el grupo quizás sabía poco español, pero sabía de medicina: El barco alquilado -que había sido señalizado por sus compañeros- tenía por casualidad un grupo de enfermeras a bordo.

Le hicieron un torniquete improvisado y 20 minutos después lo llevaron a un hospital cercano.

El hombre de 37 años dijo a CBS que un tiburón toro de 6 metros lo había agarrado por el brazo mientras pescaba con arpón y escafandra el 3 de agosto cerca de Miami, Florida, en las proximidades del Parque Estatal Bill Baggs Cape Florida.

“Estaba buceando e inmediatamente, el tiburón vino y me atacó. Nunca lo vi, vino por sorpresa y me atacó”, contó Ávila a la agencia de noticias en español.

Señaló que cuando intentó apartarlo, el tiburón “me destrozó todos los dedos y el pecho”.

“He estado pescando bajo el agua durante 20 años, y en toda mi vida, nunca he visto uno tan grande”, comentó Ávila.

Afortunadamente, un grupo de enfermeras de vacaciones estaba cerca en un barco de Hot Shot Charters.

La compañía compartió un dramático video que muestra a Ávila deslizándose sobre el costado del barco.

El vídeo gráfico se publica a continuación – se aconseja la discreción del espectador.

El clip de 30 segundos muestra a una persona interactuando con Ávila, mientras que el grupo en el barco y Ávila tratan tranquilamente de establecer qué hacer.

Ver esta publicación en Instagram

Hot Shot saves diver after being attacked by shark.

Una publicación compartida de Hot _Shot_Charters (@hot_shot_charters) el

Según ABC News, las enfermeras le aplicaron rápidamente un torniquete.

“Llevaba un traje de neopreno, pero tenía marcas de mordeduras en tres lugares diferentes”, dijo la enfermera pediátrica Christine Haines a la agencia de noticias. “Tenía músculos y piel colgando. Tiene las marcas de los dientes en la mano y la piel colgando”.

“Todo el mundo se mantuvo extremadamente calmado. Fue un trabajo de equipo”, dijo Haines. “Después comentamos: ‘Vaya, todo el mundo estaba muy tranquilo’. Incluso el hombre que fue mordido, estaba extremadamente calmado, lo que realmente le ayudó a él y a la situación”.

El capitán Sig Ozols sugirió que la mano del destino los había empujado al lugar correcto en el momento adecuado.

“Estuvimos allí por una razón e hicimos que sucediera”, dijo a WPLG.

Ver esta publicación en Instagram

Hot Shot Charters helps #sharkattackvictim out of #keybyscaine.

Una publicación compartida de Hot _Shot_Charters (@hot_shot_charters) el

La agencia de noticias informó que el barco de alquiler tardó unos 20 minutos en llegar a Key Biscayne, donde los paramédicos del Cuerpo de Bomberos de Miami-Dade lo estaban esperando para llevarlo al Centro de Traumatología Ryder del Jackson Memorial Hospital.

El equipo de bomberos confirmó que el paramédico que lo trató dijo que tenía una “posible mordedura de tiburón”.

En Instagram, el video publicado por Hot Shot Charters que muestra el momento en que Ávila aterriza en su barco suscitó mucha discusión. Algunos criticaron a los ocupantes del barco por actuar con demasiada lentitud y por no presionar la herida desde el principio, mientras que otros dijeron que el traje de neopreno debería haber sido cortado.

“Deberían haber tratado de evitar que se desangrara en lugar de estar un hombre ahí parado y alguien filmando”, decía una crítica típica.

Otros, sin embargo, defendieron lo que se veía en el video.

“Nunca se corta un traje de neopreno en el terreno”, decía un comentario en respuesta a las críticas. ” Está literalmente aplicando presión en todo el cuerpo y en el área afectada. A menos que sepas lo que haces, nunca cortas un traje de neopreno. Presión directa y un torniquete”.

Como muchos señalaron, sin embargo, el video solo muestra los momentos en los que Ávila se desliza por primera vez sobre la borda dentro del barco, y no muestra el tratamiento posterior dado por las enfermeras y descrito en los informes de los medios de comunicación.

Según la CBS, Ávila dice que tiene suerte de estar vivo. Pero no tiene prisa por volver al agua.

“No creo que vuelva a bucear, pero seguiré pescando con caña”.

*****

Descubre:

Una verdadera historia de dificultad y resiliencia que te hará emocionar hasta las lágrimas

TE RECOMENDAMOS