Pescador rescata a un bebé flotando solo en el océano: “parecía una muñeca de porcelana”

Por Jack Phillips - La Gran Época
27 de Junio de 2019 Actualizado: 27 de Junio de 2019

A un hombre se le atribuyó el mérito de salvar la vida de un niño después de rescatar a un bebé de 18 meses que se adentró gateando al océano.

Jessica Whyte dijo que fue despertada por el gerente del campamento en Matata Beach, Nueva Zelanda, con la noticia de que su hijo había sido encontrado flotando en el mar, según el New Zealand Herald.

Las palabras del gerente la sacudieron, contó ella.

“No creo que mi corazón [haya latido] desde que escuché eso hasta que pude verlo. No creo que mi corazón funcionara”, dijo.

Un pescador rescató al niño, diciendo que parecía una muñeca de porcelana flotando en el agua.

“Mientras pasaba flotando, pensé que era solo una muñeca”, relató Hutt. “Así que, me acerqué y la agarré por el brazo; incluso entonces todavía pensaba que era solo una muñeca”.

Añadió: “Su cara parecía de porcelana con el pelo corto mojado, pero entonces soltó un chillido y pensé: ‘Oh Dios, es un bebé y está vivo'”.

Hutt dijo que fue pura suerte que pudiera salvar al niño.

Según el Herald, el niño, llamado Malachi, escapó de la tienda de sus padres en el campamento de vacaciones de Murphy.

Hutt dijo que regresó a sus líneas de pesca a las 7:15 a.m. y vio al niño.

“Estaba flotando a un velocidad constante cortando el agua. Si yo no hubiese estado allí, o si hubiese llegado un minuto más tarde, no lo habría visto”, comentó Hutt. “Tuvo mucha suerte, pero no estaba destinado a marcharse; no era su momento”.

Whyte dijo que le dio un abrazo a su hijo cuando lo volvió a ver.

” Fue aterrador, pero respiraba, estaba vivo”, dijo ella. “Oh Dios, fue increíble verlo. Le di un gran abrazo”.

El niño fue llevado al hospital de Whakatane después de la terrible experiencia.

El informe dice que el niño tiró de una cremallera en la tienda de campaña de los padres mientras dormían antes de salir arrastrándose y se dirigió a la playa.

Cuando los padres agradecieron a Hutt, todos se dieron cuenta de que el niño no parecía notar que algo raro estaba pasando.

“Estaba inquieto, tratando de bajar para ver todo, era un hombrecito encantador y descarado”, dijo ella.

“Aparentemente el bebé estaba muy emocionado por estar en la playa. Era la primera noche que la pareja se quedaba aquí. Es la primera vez que están aquí”, dijo Rebecca Salter, copropietaria del campamento de vacaciones de Murphy, a la BBC. “Hutt, que es pescador y uno de nuestros habituales, vio al bebé. [Nos trajeron al bebé], lo envolvimos en toallas y Sue fue a informar a los padres”.

La policía dijo a la BBC que el niño está bien.

*****

Te puede interesar:

Cómo un exitoso empresario encuentra alivio al estrés y un significado más profundo para la vida

TE RECOMENDAMOS