Pez herido no puede flotar pero se dueño le fabrica un “chaleco salvavidas” para que vuelva a nadar

Por La Gran Época
06 de Mayo de 2019 Actualizado: 06 de Mayo de 2019

El dueño de una mascota llevó su dedicación al siguiente nivel cuando se dio cuenta que su pez tenía problemas.

Notó que uno de sus peces dorados tenía dificultades para nadar y se hundía hasta el fondo del estanque y no podía permanecer a flote, hasta que finalmente descubrió que el pez tenía trastorno de la vejiga de nado, lo que hacía casi imposible que el pez permaneciera a flote.

Su pez, tiene un órgano especializado llamado vejiga nadadora, que se encuentra en ciertas especies de peces óseos. El órgano contiene oxígeno y gases y ayudaba a mantener una flotabilidad neutra de los peces cuando nadan a ciertas profundidades. Se cree que el pez desarrolló el trastorno de la vejiga de nado por muchos factores, incluyendo la posibilidad de una mala calidad del agua. Un choque repentino puede hacer que un pez se estrese y puede perturbar las funciones naturales del cuerpo del pez, resultando en desórdenes de flotabilidad.

Después de investigar más sobre la enfermedad, decidió crear un arnés para ayudar a mantener a los peces a flote. El dueño hizo lazos retorcidos de plástico, que se encuentran en el pan y en los bocadillos, para que el corcho ayude a mantener la flotabilidad del pescado.

Así es como pasó por varias variaciones del arnés prototipo para ayudar a los peces a nadar, añadiendo más material para ayudar a los peces a flotar. En un momento dado, incluso agregó un corcho para mantener a los peces flotando. Después de que agregó el corcho, el pez comenzó a nadar notablemente más rápido.

¡Ahora puedes seguir el ejemplo cuando veas a tu pecesito en apuros!

TE RECOMENDAMOS