Pfizer demanda a exempleada por descargar presuntamente miles de archivos con secretos comerciales

Por Katabella Roberts
25 de Noviembre de 2021
Actualizado: 25 de Noviembre de 2021

La empresa farmacéutica y biotecnológica Pfizer demandó a una exempleada por violar su acuerdo de confidencialidad cuando presuntamente descargó miles de archivos de la empresa, algunos de los cuales contenían secretos comerciales e información confidencial, a sus dispositivos personales e intentó “cubrir su rastro”.

En una demanda presentada en el Tribunal de Distrito de EE.UU. para el Distrito Sur de California, y obtenida por NBC 7 San Diego, Pfizer acusa a la empleada de muchos años Chun Xiao Li, directora asociada de estadísticas de la empresa en su grupo de Desarrollo Global de Productos, de subir más de 12,000 archivos, incluyendo decenas de documentos confidenciales, a una cuenta personal de Google Drive y a otros dispositivos personales desde un ordenador portátil proporcionado por la empresa sin permiso.

Los materiales que Li supuestamente descargó en sus dispositivos personales incluyen una presentación del 24 de septiembre titulada “E2E Clinical Development + Submissions Playbook” que contiene evaluaciones y recomendaciones internas sobre la vacuna COVID-19 de Pfizer-BioNTech, un análisis sobre las razones por las que la relación entre Pfizer y BioNTech tuvo éxito en comparación con otras asociaciones, y la identificación de las variables de datos críticos para los estudios de medicamentos y las formas de gestionarlas.

Según la denuncia, Li habría descargado los archivos entre el 23 y el 26 de octubre de 2021.

La denuncia afirma que Li, que fue contratada en 2006 y trabajaba en las instalaciones de Pfizer en La Jolla, California, cooperó inicialmente con la investigación, pero luego notificó a Pfizer que renunciaba a la empresa, con efecto el 24 de noviembre de 2021.

“Al enterarse de la conducta preocupante de la Sra. Li, Pfizer lo abordó con ella”, escribieron los demandantes en la presentación judicial. “Aunque la Sra. Li inicialmente dio la apariencia de cooperación, resulta que la Sra. Li en cambio ha engañado a Pfizer sobre lo que tomó, cómo lo tomó, cuándo y por qué lo hizo, y dónde esos archivos (y posiblemente otros) se pueden encontrar hoy”.

La demanda continúa alegando que Li, “llegó a proporcionar al equipo de seguridad de Pfizer un portátil de señuelo, haciendo creer a Pfizer que era el que utilizó para descargar los 12,000 archivos de su cuenta de Google Drive”, pero que el análisis forense confirmó posteriormente que no era el mismo portátil que supuestamente había utilizado.

La demanda utiliza los nombres ficticios “DOES 1 a 5” para referirse a las personas que podrían haber colaborado con Li.

“La Sra. Li (o alguien más, incluyendo potencialmente a DOES 1-5) probablemente sigue en posesión del ordenador real que contiene esos 12,000 archivos”, afirma la demanda.

“Pfizer cree en una competencia robusta y justa. Fue precisamente ese tipo de competencia el que llevó a Pfizer y a sus competidores a desarrollar diferentes vacunas COVID-19 con una velocidad récord”, afirma la demanda. “Sería injusto permitir a la Sra. Li y a cualquiera con el que pueda estar trabajando de forma concertada, comerciar con los éxitos y la experiencia de Pfizer, ya sea en Xencor o en cualquier otro lugar, aprovechando los numerosos documentos confidenciales de Pfizer que tomó sin permiso y que se niega a devolver”.

Secretos comerciales

El gigante farmacéutico está demandando a Li por apropiación indebida de secretos comerciales en violación de la Ley de Defensa de Secretos Comerciales de 2016 y la Ley Uniforme de Secretos Comerciales de California; incumplimiento de contrato; conversión; e invasión de bienes muebles.

Pfizer también busca una orden de restricción temporal y medidas cautelares.

The Epoch Times se puso en contacto con un portavoz de Pfizer y de la empresa farmacéutica rival Xencor para obtener comentarios.

El martes, la jueza de distrito Cathy Ann Bencivengo concedió una orden de restricción temporal solicitada por Pfizer y dijo que los abogados de la empresa pueden revisar las cuentas y los dispositivos de Li.

La jueza fijó la fecha del 9 de diciembre para una audiencia en la que se estudiará una orden judicial más larga.

Li declaró el miércoles a NBC 7 que no tenía intención de descargar ninguno de los archivos y que los ha borrado. También afirma que los más de 12,000 archivos no contenían ninguna investigación médica.

La exempleada de Pfizer, que aún no ha contratado a un abogado, también confirmó que empezará a trabajar para el competidor de Pfizer, Xencor, que tiene sedes en Monrovia y San Diego, California.

Pfizer dijo a NBC 7 en un comunicado que la compañía sigue investigando y llevando a cabo una acción civil contra un empleado que cree que descargó indebidamente miles de documentos antes de una salida prevista de la empresa.

“Pfizer se toma muy en serio la salvaguarda de la información sensible y confidencial. Proteger esa información es fundamental para la innovación científica, lo que en última instancia nos permite ofrecer avances a los pacientes”, dijo el portavoz.

Mientras tanto, Xencor dijo a NBC 7: “Xencor no es parte en la demanda y no tiene comentarios adicionales”.

El lunes, Pfizer y su socio alemán BioNTech dijeron que planean solicitar la aprobación ampliada de los reguladores estadounidenses para su vacuna COVID-19 después de que un nuevo estudio indicara que la vacuna sigue siendo eficaz durante más de cuatro meses.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS