Pfizer obtiene USD 5000 millones del gobierno de EE.UU. para 10 millones de dosis de píldora anti-COVID

Por Zachary Stieber
18 de Noviembre de 2021 1:26 PM Actualizado: 18 de Noviembre de 2021 1:26 PM

Funcionarios del gobierno de Estados Unidos han llegado a un acuerdo con Pfizer que asegura 10 millones de dosis de la píldora anti-COVID del fabricante de medicamentos.

El gobierno está pagando USD 5300 millones, o USD 529 por dosis de la píldora.

El precio se debe al “alto volumen comprometido de dosis de tratamiento que se comprarán hasta 2022”, con acuerdos similares alcanzados con otros países, dijo Pfizer.

El acuerdo depende de que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) otorgue una autorización de uso de emergencia para el tratamiento, conocido como Paxlovid. La píldora aún no ha sido autorizada ni aprobada en ningún lugar del mundo.

Pfizer solicitó la autorización a la FDA el martes, señalando un análisis intermedio de un ensayo en curso que sugirió que su pastilla reduce el riesgo de hospitalización o muerte en pacientes con COVID-19.

“Este tratamiento prometedor podría ayudar a acelerar nuestro camino para salir de esta pandemia al ofrecer otra herramienta que salva las vidas de las personas que se enferman con COVID-19”, dijo el secretario de Salud, Xavier Becerra, en un comunicado.

“Vacunarse sigue siendo la acción más importante que cualquiera puede tomar para protegerse a sí mismos y a los demás y poner fin a esta pandemia, pero para las personas que se enfermen en el futuro y corren el riesgo de sufrir un deterioro grave de su salud, tener píldoras que puedan tomar para evitar ser hospitalizados podría ser un salvavidas”, agregó.

“Es alentador ver una comprensión cada vez mayor del valioso papel que pueden desempeñar las terapias de investigación oral en la lucha contra el COVID-19. Esperamos continuar las discusiones con los gobiernos de todo el mundo con el fin de ayudar a garantizar un amplio acceso para las personas en todas partes”, dijo Albert Bourla, CEO de Pfizer, en un comunicado.

La píldora Paxlovid es parte de una clase de medicamentos llamados inhibidores de la proteasa. Actúa bloqueando una enzima que el SARS-CoV-2 necesita para replicarse en los seres humanos.

El SARS-CoV-2, o el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), es el virus que causa el COVID-19.

Se espera que Paxlovid se administre con ritonavir, un fármaco diferente que ayuda a que el tratamiento permanezca en el cuerpo durante un período de tiempo más prolongado.

La administración Biden expandió previamente un acuerdo con Merck, otro productor de píldoras anti-COVID, que hizo que el gobierno comprometiera USD 2200 millones para 3.1 millones de dosis del tratamiento. Eso equivale a alrededor de USD 709 por dosis, un 25 por ciento más que el de Pfizer.

El acuerdo con Merck también depende de que la píldora reciba la autorización reglamentaria.

Merck solicitó una autorización de uso de emergencia, pero la FDA decidió retrasar la decisión hasta que se abordara el asunto durante una reunión del panel asesor el 30 de noviembre. La píldora fue aprobada por los reguladores del Reino Unido a principios de este mes.

La FDA se negó a comentar sobre cuándo autorizaría o rechazaría la píldora de Pfizer.

La Autoridad de Investigación y Desarrollo Biomédico Avanzado, un brazo del Departamento de Salud y Servicios Humanos, ayudó a concretar el acuerdo. Había invertido más de USD 49,000 millones en productos anti-COVID como terapéuticos, dijo el Dr. Gary Disbrow, jefe de la autoridad, a los miembros del Congreso esta semana.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.