Pfizer podría saber si su vacuna es efectiva a fines de octubre

Por Isabel van Brugen
14 de Septiembre de 2020
Actualizado: 14 de Septiembre de 2020

El director general de la compañía farmacéutica estadounidense, Pfizer, dijo el domingo que hay una buena posibilidad de que la compañía sepa si su vacuna contra el virus del Partido Comunista Chino (PCCh) es efectiva a fines de octubre.

El director de Pfizer, Albert Bourla, dijo durante una aparición en el programa “Face the Nation” de la CBS que, basándose en los estudios de la compañía, la eficacia de la vacuna candidata que está desarrollando en asociación con BioNTech SE se conocerá a fines del próximo mes.

“Sí, en nuestro caso base, [lo que] tenemos es bastante bueno— en más del 60 % nosotros sabremos si el producto funciona o no a fines de octubre”, dijo Bourla a la presentadora Margaret Brennan. “Pero por supuesto eso no significa que funcione. Significa que sabremos si funciona”.

Bourla dijo que aunque la compañía no está segura de que los estadounidenses puedan recibir una vacuna contra el virus del PCCh antes del año nuevo, se están “preparando para ello”, si su candidata para vacuna es probada como segura y efectiva por los reguladores federales como la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA).

“No puedo decir qué hará la FDA, pero creo que es un escenario probable y nos estamos preparando para ello”, dijo Bourla, refiriéndose a la posible distribución de la vacuna para fin de año.

“Ya hemos comenzado a fabricar y ya hemos fabricado cientos de miles de dosis, así que por si acaso tenemos un buen indicador del estudio, concluyente y de la FDA, además de que el comité asesor se sienta cómodo, estaremos preparados”.

Moderna y AstraZeneca también están llevando a cabo ensayos de fase final a gran escala en Estados Unidos para las vacunas contra el COVID-19.

Un peatón con una mascarilla protectora pasa por la sede de Pfizer en la ciudad de Nueva York el 22 de julio de 2020. (Jeenah Moon/Getty Images)

La vacuna experimental de Pfizer, llamada BNT162b2, es un ARN mensajero (ARNm), lo que significa que se basa en segmentos de material genético entregados en las células para ayudar a estimular una respuesta inmune.

Si bien la tecnología puede utilizarse para acelerar el desarrollo de la vacuna con respecto a otros métodos, un inconveniente de las vacunas de ARNm es que deben almacenarse y distribuirse a temperaturas extremadamente bajas para evitar que se degraden.

La vacuna experimental de Pfizer, por ejemplo, debe almacenarse y distribuirse a -94 grados Fahrenheit, y debe almacenarse en un refrigerador a menos de 46 grados Fahrenheit durante 24 horas una vez descongelada.

Estos requisitos “harán muy difícil que las clínicas comunitarias y las farmacias locales puedan almacenarlas y administrarlas”, dijeron los funcionarios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades al Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP).

Pfizer casi termina de inscribir a 30,000 personas en su ensayo de vacuna de fase 3. Bourla dijo que la compañía también está trabajando para inscribir a 44,000 personas “para aumentar la diversidad de la población” y para expandirse a poblaciones más vulnerables.

“Por ejemplo, nos dirigimos a la gente más joven. En este momento, el estudio recluta [a personas] de 18 a 85 años. Ahora pasaremos a los 16 años. Además, nos dirigiremos a personas con condiciones especiales, condiciones crónicas como los pacientes con VIH”, dijo el CEO. “Creo que debemos esforzarnos por tener una población lo más diversa posible”.

Bourla dijo que en las próximas semanas, Pfizer trabajará en el reclutamiento de más personas de color, incluyendo latinos y afroamericanos, para participar en el ensayo. Actualmente, los participantes del estudio son 60 % blancos y 40 % personas de color, y los voluntarios mayores constituyen el 44 % del grupo, agregó.

En julio, la administración Trump anunció que pagará a Pfizer cerca de 2000 millones de dólares por la entrega en diciembre de 100 millones de dosis de su vacuna contra el COVID-19, tras la autorización o aprobación de la FDA.

El secretario de Salud y Servicios Humanos (HHS), Alex Azar, dijo en ese momento que bajo el acuerdo, Estados Unidos podría comprar 500 millones de dosis adicionales. Pfizer y BioNTech dijeron que los estadounidenses recibirán la vacuna sin costo alguno.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Le puede interesar

Documental: El encubrimiento del siglo – La verdad que el PCCh ocultó al mundo

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS