Piden a barcos en Los Ángeles reducir velocidad para evitar choques con ballenas en peligro de extinción

Por Jill McLaughlin
17 de Noviembre de 2021
Actualizado: 17 de Noviembre de 2021

Un programa federal de vida silvestre pidió a un número récord de barcos de carga y a otras embarcaciones a lo largo de la costa del sur de California que disminuyan su velocidad para tratar de proteger a una población local de ballenas en peligro de extinción.

Según Sean Hastings, coordinador de protección de recursos del Santuario Marino Nacional de las Islas del Canal, la crisis de la cadena de suministro ha convertido la región de las Islas del Canal en un aparcamiento acuático para los buques portacontenedores en espera, lo que supone una amenaza real para las ballenas azules, jorobadas y de aleta en peligro de extinción de la zona.

“Reducir la velocidad de los barcos cuando entran y salen de los puertos es una excelente manera de mermar los choques fatales de barcos con ballenas azules, de aleta y jorobadas en peligro de extinción”, dijo Hastings a The Epoch Times. “Estamos tratando de mantener el comercio y proteger a las ballenas”.

Un tipo de ballena azul en peligro de extinción frente a la costa de Long Beach, California, el 16 de julio de 2008. (David McNew/Getty Images)

La creciente flotilla de buques portacontenedores que esperan descargar mercancías en los puertos de Los Ángeles y Long Beach tiene preocupado al programa de vida silvestre, dijo.

“La magnitud de este problema nos tiene muy preocupados”, dijo Hastings.

Las Islas del Canal están formadas por ocho islas frente a la costa del sur de California, entre Santa Bárbara y San Diego, que incluyen Santa Catalina, San Clemente al sur y Santa Cruz y Santa Rosa al norte.

El programa no ha podido llegar a todas las ballenas que tienen heridas o que han muerto recientemente para determinar si alguna fue golpeada por barcos, dijo.

“Tenemos muchas ballenas en este momento, así que queríamos extender el programa un par de semanas más y notificar a la industria que teníamos que hacerlo”, dijo Hastings.

Las aguas que rodean las islas conforman un santuario de protección silvestre, donde la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica ejecuta el programa Santuario Marino Nacional.

El santuario extendió su Zona de Reducción Voluntaria de Velocidad de Embarcaciones en el área esta semana.

La extensión se extiende hasta el 30 de noviembre y les solicita a los barcos de 300 toneladas brutas registradas o de más peso que reduzcan la velocidad a 10 nudos desde Dana Point hasta Point Arguello.

Los barcos normalmente cruzan a 15 nudos, dijo Hastings.

El programa voluntario, en vigor desde 2007, solo percibe alrededor del 60 por ciento de cooperación de la industria naviera, dijo Hastings. Instan y esperan que la industria aumente la cooperación con el programa.

“Los barcos más lentos también son barcos más limpios. Y realmente [reducir la velocidad] ayuda con la contaminación y las emisiones de gases de efecto invernadero”, dijo Hastings.

El programa solo se extiende durante el mes y no cubriría las ballenas grises migratorias que pueblan el área a partir de diciembre. Las ballenas grises son más abundantes y no están en peligro de extinción, pero sus crías migran cerca de los puertos.

“Nos preocupan los choques de barcos con ballenas grises. Ocurren y sabemos que las ballenas grises son golpeadas”, dijo Hastings.

El capitán de avistamiento de ballenas y experto durante mucho tiempo Corey Hall, de Point Whale Watching, en Dana Wharf, dijo que los barcos podrían convertirse en una amenaza mayor para las ballenas grises cuando regresen de Alaska a las aguas de Dana Point.

Las ballenas grises se mueven y utilizan la ecolocalización, a diferencia de las ballenas de la región, que solo siguen la comida, dijo Hall.

“Cuando lleguen aquí cuando empecemos a verlas, definitivamente podría ser un problema”, dijo Hall.

Las ballenas grises abandonan el Ártico cada año y viajan miles de millas para reproducirse en las lagunas de Baja California, luego regresan. El viaje de ida y vuelta de 12,000 millas es una de las migraciones más largas de cualquier mamífero, según el grupo de conservación marina Oceanic Society.

“Gracias a una moratoria sobre la caza de ballenas y a otras protecciones multinacionales, la población de ballenas grises del Pacífico oriental está prosperando con alrededor de 26,000 individuos, y aunque siguen en lista roja el grado de alerta de extinción se ha reducido”, según la sociedad.

Las ballenas grises ya abandonaron Alaska en su viaje hacia el sur, dijo Hall.

“Por lo general, comenzamos a verlas a principios de diciembre”, dijo.

En este momento, los observadores de ballenas informan de avistamientos de ballenas jorobadas, azules y de aleta, junto con delfines mulares y delfines comunes.

Los grandes buques de carga también recibieron instrucciones de hacer todo lo posible para cumplir con las instrucciones recibidas de la Armada cuando viajen al sur de las Islas del Canal.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS