Pierde casi 26 kg con una sencilla dieta de “galletas saladas”. Mira su espectacular cambio

Por Robert Jay Watson
05 de Septiembre de 2019 Actualizado: 05 de Septiembre de 2019

Una de las cosas que a menudo olvidamos de tener sobrepeso son las dificultades físicas y psicológicas que causa. No es solo la vergüenza que la gente siente cuando están en público o cuando ven a otros mirándolos; es también la sensación de que no te gusta lo que ves cuando te miras en el espejo.

Para una mujer filipina, EJ Curamen Sison, fue suficiente, y emprendió un viaje radical para que su cuerpo y su vida volvieran a ser tal y como ella quería que fueran.

¡Y lo hizo todo gracias a una simple galletita!

EJ Curamen le dijo a When In Manila que el ímpetu de la dieta era su incomodidad. “Ya [no estaba] contenta [con mi aspecto] de que ya estuviera engordando tanto”. Más allá de la apariencia, EJ Curamen también descubrió que su cuerpo en sí mismo no estaba bien con los kilos de más.

Al haber sufrido de asma, para EJ Curamen, el sobrepeso agravó su condición, dándole ataques de asma además de todas las otras cosas con las que estaba lidiando. Más allá del asma, “cuando tenía unos 90 kilos o más, me dolía a menudo el cuello. Por eso me animé a perder peso mientras podía”, dijo EJ Curamen.

Cuando EJ Curamen investigó sobre las mejores formas de bajar de peso, se encontró con la “dieta de galletas saladas”, que se hizo muy popular en los Estados Unidos y en otros lugares como la “Dieta del factor F“, promovida por Tanya Zuckerbrot.

Para EJ Curamen, la popular marca filipina de galletas saladas llamada Skyflakes era su fuente de alimento. Estas sabrosas galletas son bajas en calorías, pero altas en fibra, lo que significa que le dan la sensación de estar lleno sin contribuir al aumento de peso. Como dijo EJ Curamen cuando estaba en Manila, solía consumir de 4 a 6 paquetes de galletas al día.

Sin embargo, a diferencia de lo que algunos creían, EJ Curamen no solo sobrevivía con galletas saladas. La principal fuente de su antigua dieta era el arroz, que es consumido en abundancia por muchas personas en las Filipinas para el desayuno, el almuerzo y la cena.

Además de las galletas, EJ Curamen siguió comiendo alimentos saludables, como explicó When In Manila.

Empezó a acompañar sus galletas con atún o huevo. Además, también las comía acompañadas de avena, batatas, frutas y verduras. No solo eso, EJ Curamen también bebió mucha agua, en su gran mayoría tibia.

Como explicó EJ Curamen, no hacía muchos ejercicios ni se convertía en conejita de gimnasio, sobre todo debido a su asma. Sin embargo, ella iba al sauna con frecuencia para ayudar a acelerar el proceso de pérdida de peso y aumentar su metabolismo.

Cuando EJ Curamen finalmente terminó su programa radical, había perdido alrededor de un astronómico total de 25,9 kg. Sin embargo, lejos de ser triunfante o de atribuir la increíble transformación a alguna habilidad especial, ella escribió acerca de cómo cualquiera podría hacerlo.

“¡Para los pesimistas, para los que han perdido la fe, ¡no pierdan la esperanza! Si realmente lo quieres, puedes hacerlo”, escribió en  Facebook.

EJ Curamen dijo en su posteo, no importa cómo te veas, “siempre hay una razón para sonreír. ¡Encuéntrala!”.

¡Estas personas tienen habilidades poco comunes!

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS