Piloto que llevaba a Emiliano Sala sería un apasionado por los aviones sin licencia comercial

Entre sus últimos mensajes advirtió un problema en el vuelo
Por La Gran Época
25 de Enero de 2019 Actualizado: 26 de Enero de 2019

El piloto de avión que transportaba al futbolista Emiliano Sala a la ciudad de Cardiff la noche del lunes en un Piper PA-46-310P Malibu que se perdió en el mar, no tenía una licencia comercial y estaba luchando para pagar deudas por un valor de £ 18,000.

Dave Ibbotson, de 59 años, un esposo y padre de tres hijas, era apasionado por los aviones y tenía solo una licencia de piloto privado, informó The Sun en base a fuentes de la aviación. Para financiarse trabajó como ingeniero en calefacción y DJ en discotecas.

Un funcionario de la Autoridad de Aviación Civil dijo a The Sun que “el problema de si el viaje se realizó sobre una base comercial y el nivel de calificación del piloto será abordado por la investigación”.

“La prioridad en este momento es encontrar el avión y lo que sucedió a las personas a bordo”.

En un posteo en las redes antes del accidente, Ibbotson mencionó el instrumento de precisión ILS (Instrument Landing System): para efectuar aproximaciones y aterrizajes forzosos de la aeronave, destacando: “pero yo estoy un poco oxidado con el Ils”, advirtiendo posiblemente algun problema con su fncionamiento, sin embargo algunos criticaron que se refería a un asunto personal.

El avión que pilotaba, con Registro N264DB, estaba en ruta desde Nantes, Francia a Cardiff, Reino Unido. Solo con un pasajero a bordo, dio su última ubicación en el radar al norte de Guernsey, comunicó el gobierno del Reino Unido al anunciar el 23 de enero que las autoridades de la AAIB estaban investigando la pérdida de la aeronave en base a los protocolos internacionales.

Según Julian Bray, expertos en aviación de Gran Bretaña, dijo a MailOnline que si alguna vez se encuentran los restos del avión perdido, los investigadores tratarán de averiguar si sus instrumentos se congelaron y fallaron por el frío proveniente del Ártico, que está azotando Europa.

El vuelo fue acordado por el agente de Sala, Mark McKaypero y se desconoce por qué contrató a Ibbotson, quien se había promocionado en Facebook como piloto de tiempo parcial. Sala antes rechazó la oferta del club de tomar un vuelo comercial de Nantes al despedirse de sus compañeros de equipo.


Ibbo, como lo llaman sus amigos, de Scunthorpe, N.Lincs, recientemente publicitó su negocio de tuberías de gas y pidió a sus amigos que buscaran el sitio en la Web para aumentar su calificación en Google.

Había comenzado a trabajar como piloto después de registrar miles de horas en viajes transportando paracaidistas a los sitios de salto.

Avión PIper PA-46-500TP Malibu Meridian AN1805813 (Wikimedia)

Dave es un excelente piloto con miles de horas de experiencia y si él dijera que estaba oxidado, habría estado bromeando“, dijo uno de sus amigos, según The Sun.

No todos conocían bien en qué trabajaba, pero sin duda fue muy esforzado. “También era DJ en su tiempo libre tocando cosas de la vieja escuela: Dave siempre fue la vida y el alma de la fiesta”, dijo un comentario. “Es un buen chico del norte, siempre ha trabajado duro y jugado duro”, concluyó otra persona en la redes.

“El piloto ha sido olvidado durante dos días”, por la atención de la prensa al futbolista, advirtió un usuario en su defensa. “Tiene hijos familiares que necesitan respuestas”.

Romina, la hermana de Emiliano Sala, el futbolista argentino que viajaba en una avioneta que desapareció el lunes cuando cruzaba el Canal de la Mancha, pidió a la gente en redes sociales ayuda para “no parar con la búsqueda”, porque afirmó que Emiliano aún está vivo. EFE/ Eddy Lemaistre

Emiliano Sala,  de 28 años, mientras viajaba junto a Ibbotson, dejó algunos mensajes de voz para sus amigos que revelaron los momentos difíciles que estaban sufriendo en el aire, ante la inminente caída del avión.

Estoy acá, arriba del avión, que parece que se está por caer a pedazos”, dijo el futbolista en su último mensaje por voz a sus amigos. “Amigos, estoy muerto”,

“Si en una hora y media no tienen novedades mías, no sé si van mandar a alguien a buscarme, porque no me van a encontrar, pero ya saben… Papá, qué miedo que tengo“, concluyó Sala.

El fin de semana pasado el delantero firmó un contrato con el equipo de fútbol galés Cardiff FC, cuya transferencia del equipo francés Nantes FC costó USD 17 millones. Ese día Sala había tomado el mismo avión y antes del vuelo de regreso y expresó sus temores premonitorios a su ex compañero de equipo Nicolas Pallois,

A continuación

¿Por qué el comunismo no es tan odiado como el fascismo?

TE RECOMENDAMOS