Descubre los profundos conceptos y pensamientos que refleja la pintura tradicional china

Refleja el entendimiento del pueblo antiguo chino sobre la naturaleza, la sociedad, la religión y la moralidad.
Por La Gran Época
03 de Abril de 2019 Actualizado: 03 de Abril de 2019

La pintura tradicional china, conocida también como “pintura china”, refleja la consciencia nacional, la inclinación y la disposición estética. Demuestra el entendimiento del pueblo antiguo chino sobre la naturaleza, la sociedad y aspectos relacionados con lo social, tales como política, filosofía, religión, moralidad y arte.

La pintura tradicional china pone énfasis en “aprender externamente de la naturaleza ganando internamente en el corazón”, armonizando lo externo o naturaleza, con lo interno o mentalidad, para crear concepciones artísticas.

Según esta tradición, “Antes de comenzar a pintar, la composición ya está concebida, y el trabajo terminado representa la aspiración precisa del artista”. Su meta es representar el carácter espiritual a través de la forma física, teniendo ambos, forma y espíritu, tanto como resonancia vívida espiritual.

La pintura tradicional china tiene una larga historia. En la Era Warring, hace 2.000 años, la gente pintaba sobre seda, lo que es conocido como pintura en seda. Antes de la pintura en seda, había también formas primitivas de pintura en rocas y en cerámica. Esa pintura temprana estableció una buena base para el desarrollo de la pintura china, la cual usaba líneas como medios principales para componer.

En las dinastías Han y Wei, la estabilidad social y la unidad, experimentaron un cambio dramático hacia la división. El impacto en la colisión entre la cultura extraterritorial y la cultura local y su eventual combinación, dio inicio a las pinturas religiosas, lo que constituía el principal tipo de pintura en esa época.

Una pintura antigua del emperador Wu Di de la dinastía Han. (Dominio público)

También había pinturas de personajes históricos, que se inspiraron en obras literarias. Durante este período de tiempo, también tomaron forma las pinturas de paisajes, flores y pájaros.

Las dinastías Sui y Tang experimentaron un período de desarrollo socio económico y cultural altamente próspero. Junto con esto, también hubo un período de gran desarrollo en la pintura. El estilo de pintura de paisajes, floral y de aves alcanzó su madurez.

En esa época la pintura religiosa también alcanzó su período más elevado. También apareció una tendencia secular con pinturas que realzaban la vida de los aristócratas y las características del pueblo en ese momento. El resurgimiento de la pintura intelectual y más tarde su progresivo desarrollo, enriqueció enormemente el concepto creativo de la pintura china y sus métodos de representación.

Confucio (c. 551-479 BC) filósofo chino, pintura china del siglo XVII (Photo by APIC/Getty Images)
Confucio (c. 551-479 BC) filósofo chino, pintura china del siglo XVII (Crédito: APIC/Getty Images)

Tres categorías de pintura china

La pintura china está compuesta de tres categorías a saber, pintura del cuerpo humano, pintura de paisajes y pintura de flores y aves. En la superficie, están clasificadas por temas, mientras en la realidad representan una forma de conceptualización y pensamiento a través del arte.

"Cientos de niños en la gran primavera", pintura del artísta chino Su Hanchen de la Dinastía Song
“Cientos de niños en la gran primavera”, pintura del artista chino Su Hanchen de la Dinastía Song (Crédito: La Gran Epoca)

Estas tres categorías incluyen tres aspectos del universo y de la vida humana. La figura humana describe la sociedad y las relaciones interpersonales. La pintura de paisajes expresa la relación entre el hombre y la naturaleza, combinando las dos en una.

La pintura floral y de aves expresa las variedades en la vida natural y su existencia en armonía con el hombre. La combinación de las tres constituyen la multitud de cosas en el universo, cada una extrayendo lo mejor de las otras dos y complementándose entre sí.

Pintura de flores chinas por Sun Mingguo/La Gran Época.
Pintura de flores chinas por Sun Mingguo (Crédito: La Gran Época)

En el período Jin del Este, Gu Kaizhi se especializó en pintura de la figura humana. Fue el primero en establecer la idea de “expresar el espíritu a través de la forma”. En sus pinturas, él se comprometió a una descripción vívida de la personalidad del individuo y a una animada resonancia, dando a la vez una amplia consideración tanto a la forma como al espíritu. A través de este método, personalidades individuales en sus pinturas de figura humana eran expresadas vívidamente a través de la descripción del entorno, atmósfera, postura y movimiento.

Pintura china del siglo XVIII de una madre presentando a su hijo en un templo. (Crédito: Museo de Arte Walters / La Gran Época)

La pintura de paisajes es un área especial en el estudio de las artes; describe principalmente escenarios naturales. Se desarrolló durante los períodos Wei, Jin y Sur-Norte. Durante la dinastía Tang, la pintura floral y de aves se convirtió en una categoría independiente de la pintura.

‘El cielo y el hombre son uno’

La pintura china da importancia a la concepción y es especial acerca de formar primero los conceptos antes de pintar. Enfatiza la unidad entre subjetividad y objetividad de la imagen artística y no persigue el parecido preciso de la forma. En cambio, se esfuerza por los “efectos ingeniosos que yacen entre el parecido y el no parecido”.

La pintura china usa técnicas únicas de pincel y tinta para describir un objeto y expresar sentimientos, describiendo por medio de puntos, líneas y cobertura, la forma, elaboración, textura, luz y entornos del objeto. El pincel y la tinta no sólo sirven como técnicas para expresar objetos y para comunicar sentimientos, sino también para transmitir el objetivo de la pintura. A la vez, son una forma de connotación, exhibiendo con gusto el encanto de la caligrafía china, poseyendo valores estéticos únicos.

La pintura china pone énfasis en el hecho de que pintura y caligrafía son homólogas. Además, presta atención a la personalidad y logros del artista. En una pintura particular, se pone atención a la combinación armónica de poesía, caligrafía pintura y sello.

A través de la escritura del poema, prefacio y epílogo en una pintura, el artista expresa su entendimiento de la sociedad, vida y arte. Esto no sólo enriquece el tema de la pintura, sino que también forma parte de la composición.

La pintura china refleja los conceptos filosóficos y estéticos de la China tradicional en su observación, creación de imagen y expresión. En su observación de la realidad, adopta el método de ver lo que es pequeño con respecto a lo grande y viceversa.

Se observa la realidad en la vida real o incluso se convierte directamente en parte de la realidad en vez de observarla como un extraño o limitarse a un punto de vista particular.

Incluso cuando la pintura es de objetos naturales como paisajes, flores y aves, el artista desea también vincularlos con la consciencia social de la gente y con intereses estéticos, usando las escenas para expresar sentimientos o expresar sus intenciones a través de la descripción de un objeto en particular.

La pintura tradicional china es muy respetada y además sirve como un espejo que refleja las artes tradicionales chinas, demostrando los conceptos tradicionales de ‘El cielo y el hombre son uno’.

¡Estos bailarines de Shen Yun se conectan con la naturaleza a través de la danza!


¿Te gusto este artículo?
Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya el periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS