Pitbull rescatada de las calles se convierte en una gran oficial de la policía de Nueva York

Por Michael Wing - La Gran Época
29 de Mayo de 2019 Actualizado: 29 de Mayo de 2019

Kiah está lleno de la clase de concentración y energía que significa éxito para un perro policía.

No todos los perros que están por allí, llegan a ser oficiales del departamento de policía K-9. Se requieren algunos rasgos particulares, como la confianza y no distraerse con otras cosas, además del trabajo y el sentido del deber.

Sin embargo, lo que hace que Kiah, la perra pitbull, sea tan especial es que, es una perra que tiene un olfato entrenado y lo que la hace aún más interesante en su raza. Si bien la mirada pública tiende a estereotipar a esta raza, como si fueran violentos o impredecibles, no todas las comisarías de policía están tan seguras acerca de ellos, ya que los caninos policiales típicos incluyen a los pastores alemanes, belgas malinois y pastores holandeses.

Era una perra callejera que fue encontrada en el estacionamiento de una tienda de comestibles con una grave herida en la cabeza. Animal Farm Foundation y Universal K9 la eligieron de un refugio de rescate. Las dos organizaciones se dedican al entrenamiento de perros, especialmente para los departamentos de policía de los Estados Unidos. También tienen la misión de cambiar las percepciones sobre la raza de Kiah.

Kiah la pitbull hembra, causó una gran impresión con su actuación en su Programa de Perros de Detección. El director de operaciones y entrenador de Universal K9, Brad Croft, dice que es uno de los perros más exitosos en graduarse.

“Kiah es uno de los tres mejores perros que ubiqué”, le dijo sin dudarlo a Huffpost.

El refugio Austin Pets Alive se puso en contacto con los departamentos de policía de Nueva York, para ver si el pitbull podría interesarles. Kiah lo hizo. Muy pronto, comenzó a entrenar en Texas con el oficial Justin Bruzgul del Departamento de Policía de Poughkeepsie. Y juntos, en noviembre de 2018 se graduaron como compañeros.

Kiah practicaba ejercicios en los que detectaba botellas de plástico recetados y luego los sujetaba de forma segura para luego ser recuperados por su adiestrador. La atenta aprendiz sería recompensada por un trabajo bien hecho con la pelota de tenis que tanto le gusta, reportó Huffpost.

Desde entonces, patrullan las calles de Poughkeepsie y se acostumbraron a estar entre la comunidad, esto como parte de su entrenamiento para convertirse en un perro rastreador de narcóticos. Hasta ahora, Kiah demostró ser un gran miembro de la fuerza policial.

“La sacaré y la expondré al público tanto como sea posible”, comentó Justin. “No tuve más que grandes respuestas del público”.

Brad entrenó a cientos de perros para el trabajo policial y explica que se necesita un perro muy especial para su adiestramiento en la fuerza. La confianza es un rasgo primordial que un candidato debe tener. La osadía, la curiosidad y la concentración también son características favorables.

Kiah era el tipo de canino que saltaba 1,5 metros en el aire de su jaula y cuyos nervios estaban aliviados por las ocupadas actividades del refugio de animales. Estaba hecha para esto, él lo sabía.

Mira el video a continuación:

Cómo un exitoso empresario encuentra alivio al estrés y un significado más profundo para la vida

Si esta linda historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS