Pitbull enferma que era ignorada debido a su raza se convierte en mentora de otros perros rescatados

Por La Gran Época
16 de Julio de 2020
Actualizado: 16 de Julio de 2020

Advertencia: Este artículo incluye contenido que algunos lectores pueden encontrar inquietante.

Cuando Matilda necesitaba desesperadamente ayuda humana, la pobre perra fue ignorada simplemente por el aspecto de su raza.

Vagando por las calles sola y en agonía, Matilda habría sido rescatada mucho más rápido si se tratara de cualquier otra raza. Pero desafortunadamente para Matilda, nació como un pitbull, una raza con una inmerecida reputación de agresividad.

(Cortesía: The Orphan Pet)

Valia Orfanidou, voluntaria de varias organizaciones de rescate y refugios en Grecia y que dirige un canal de YouTube y un blog llamado The Orphan Pet, filmó la conmovedora historia de Matilda.

“Tengo que admitir que debe haber sido uno de los perros poéticamente tristes que he filmado en la mesa de examen”, dijo Valia en su video.

La experimentada rescatadora de animales cree que la pobre Matilda fue ignorada simplemente por su aspecto. Sin nadie dispuesto a intervenir, Matilda se vio obligada a vagar por las calles sola, defendiéndose lo mejor que pudo. Eventualmente, Matilda tuvo un descanso cuando George, un rescatador del grupo llamado SCARS, vino en su ayuda.

(Cortesía: The Orphan Pet)

Hablando de cómo reacciona nuestro cerebro después de etiquetar a alguien como un “estereotipo” más, Valia dice en el vídeo que, al ver a Matilda por primera vez en la clínica veterinaria, ella misma pensó que sus terribles heridas eran el resultado de su participación en las peleas de perros. Pero pronto, Valia y otros se dieron cuenta de que Matilda está lejos de ser agresiva.

“En su dolor y en su resignación, hay una belleza que brilla a través de ella. Se hizo difícil imaginarla peleando. Y la verdad es que ella no había estado peleando,” dijo Valia.

El equipo entonces experimentó la naturaleza no estereotípica de Matilda y aprendió que las heridas no eran debido a peleas de perros; la pobre perra estaba “simplemente muy enferma”. El examen clínico reveló que Matilda sufría de una enfermedad de la piel llamada leishmaniasis.

(Cortesía: The Orphan Pet)

La veterinaria comenzó el lento proceso de tratar la dolorosa condición de la piel de Matilda. Pronto, se hizo evidente que Matilda la Pitbull era una perra cálida, dulce y cariñosa a pesar de su calvario en las calles y de ser rechazada por la sociedad. Lejos de estar resentida con los humanos como se podría esperar después de un trato tan duro, Matilda era todo lo contrario. Todo lo que quería era contacto humano y algo de amor.

Mientras estaba bajo tratamiento, Matilda fue acogida por George, el entrenador de perros del grupo de rescate. En su nuevo hogar adoptivo, el verdadero carácter de Matilda comenzó a brillar; encajaba bien con los otros perros de rescate. Se convirtieron en firmes amigos y pasaban horas jugando juntos y acurrucándose. El amor y la aceptación le dieron a Matilda una vida completamente nueva, transformándola en el proceso.

Es comprensible que George se enamorara de Matilda. Adoptó oficialmente a Matilda, y la llevó a su casa de forma permanente. Pero lo que pasó después sorprendió a todos. Matilda comenzó a prosperar aún más y se convirtió en mentora de otros perros rescatados.

(Cortesía: The Orphan Pet)

La habilidad de Matilda para leer las señales de los humanos y a otros perros callejeros traumatizados le dio una increíble paciencia. Rápidamente, se convirtió en la mamá-perro para todos los demás recién llegados y les mostró las reglas.

“Cada día, se convertía menos en un pitbull y más en Matilda”, dijo Valia. “Matilda que se relaja junto a sus amigos. Matilda que juega como un cachorro. Matilda que duerme acurrucada. Matilda que consuela a los recién llegados (perros) … Matilda que siempre está allí y es en la que más se puede confiar”.

La habilidad empática de Matilda era sobresaliente. Ella era la indicada para ayudar incluso a los perros más problemáticos a aprender a comportarse apropiadamente. La perra rescatada es ahora una mentora canina para otros perros y les enseña a jugar sin pelear, a relajarse y a adaptarse al entorno. Su energía ilimitada ha ayudado a convertir perros que antes no se podían adoptar, en historias de éxito para los perros.

Matilda consolando a un perro recién rescatado. (Cortesía: The Orphan Pet)

“Es una perra tan sana y estable mentalmente que es a quien primero se le confía los recién llegados. Mientras George les enseña las reglas humanas, Matilda les enseña las reglas del perro”.

Matilda es una conmovedora historia de éxito, de superar las probabilidades y mostrar que las apariencias pueden ser engañosas. Matilda demostró que cualquiera que pase el tiempo para conocerla pronto ve más que su raza.

(Cortesía: The Orphan Pet)

Los pitbulls pueden tener mala reputación, pero Matilda es la encarnación de cuán equivocados están los estereotipos.

Matilda es un perro especial que demuestra ampliamente que lo que está dentro es mucho más importante que la apariencia exterior.

Mira la historia de Matilda a continuación:


(Cortesía: The Orphan Pet)

¡Nos encantaría escuchar sus historias! Puedes compartirlas con nosotros en emg.inspired@epochtimes.nyc


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


“Le puede interesar

Mamá comparte el secreto que liberó a su hijo del autismo”

TE RECOMENDAMOS