Pitbull lloraba de tristeza desde que lo dejaron en un refugio hasta que conoce a su nueva dueña

10 de Agosto de 2019 Actualizado: 11 de Agosto de 2019

La traición desgarradora de aquellos en los que más confías es sin duda uno de los peores sentimientos del mundo. Las mascotas y los animales experimentan esto igual que los humanos, como lo demuestra un pitbull no deseado en Los Ángeles en un desgarrador vídeo.

Se puede ver el dolor en los ojos de este perro después de que sus dueños lo dejaron en el Refugio Carson en el sur de California el mes pasado. Su familia se estaba mudando a una casa diferente, y ya no lo querían. Es la última traición.

El nombre del pitbull es Blue King, o Blue para abreviar.

El asunto era aún más grave para Blue, ya que Carson se encontraba en una instalación donde se sacrificaba a los perros que permanecían allí durante demasiado tiempo. Trágicamente, hay demasiados perros callejeros que están siendo entregados, y el espacio es limitado. La única esperanza para estos perros callejeros o no deseados es que alguien los adopte.

Ahí es donde entran los Saving Carson Shelter Dogs, una organización cuyos voluntarios se acercan a los dueños potenciales para encontrar hogares para perros que de otra manera no tendrían esperanza.

(Google Maps)

Uno de estos voluntarios visitó a Blue no hace mucho tiempo y fue testigo de la devastación total que estaba escrita en su rostro. Puede que no supieras que los perros también pueden llorar como los humanos, pero como puedes ver en la cara de Blue, los perros sí pueden.

Con el fin de hacer comprender este punto, incluso lo grabaron en un vídeo cuando lo visitaron en su perrera. Puedes escuchar sus gemidos, ver las huellas de sus lágrimas y sentir la tristeza en el aire a su alrededor. El voluntario le ofreció a Blue una golosina; la olfateó pero se negó a comer.

El dolor tiende a quitar el apetito.

Mira este vídeo tomado cuando un voluntario visitó a Blue en su perrera:

Ese vídeo se hizo público cuando Saving Carson Shelter Dogs lo publicó en su página de Facebook con la esperanza de encontrar a un humano comprensivo que lo adoptara. Así es como Jennifer Mckay se enteró de Blue, y ella le hizo una visita poco después.

“Parecía muy triste y deprimido”, dijo Jennifer a The Dodo. “Ni siquiera se daba cuenta de mí. Todos los otros perros estaban haciendo contacto visual y moviendo sus colas, pero él no se levantaba, no venía a verme. Fue muy triste”, agregó.

“Se notaba que cada vez que alguien pasaba, era como si los estuviera buscando”, añadió. “Es como si supiera que lo habían dejado allí”, agregó.

Jennifer habría adoptado a Blue ese mismo día si Blue no hubiera tenido que someterse a una prueba de temperamento. Eso tomaría una semana, pero Jennifer se aseguró de hacerle compañía, volviendo a visitarlo dos veces más. En su segunda visita, ella le trajo un hueso y una cama de perro.

“Conseguí un poco de atención de él”, dijo Jennifer. “No me dejaba acariciarlo ni nada. Pero seguro que le gustaba su cama”, agregó.

Sin embargo, en la tercera visita, Blue pareció animarse al verla. “¡Él vino directo a mí!”, dijo ella.

Un poco de amor llega muy lejos.

Cuando finalmente llegó el momento de que Jennifer llevara a Blue a casa, hizo un giro de 180 grados, sorprendiendo a su nueva dueña. Ella esperaba que fuera un poco más suave, pero él estaba lleno de alegría.

“Me engañó”, le dijo Jennifer a The Dodo con entusiasmo. “Esperaba tener un perro muy relajado, pero en cuanto se abrieron las puertas de la perrera, se puso muy contento. Y le encantaba ir en el auto. Quería sacar la cabeza por la ventana”, señaló.

Blue no perdió el tiempo sintiéndose como en casa en su nuevo y eterno hogar. Ahora, le gusta pasear con su nueva dueña, recibir masajes en la barriga y, extrañamente, sonreírse a sí mismo en el espejo, dice su dueña.

“Parece feliz”, dijo Jennifer. “Ayer llegué a casa del trabajo y corrió directo hacia mí. Es solo un buen perro. Estoy súper emocionada de que sea parte de la familia”. finalizó.

Hay muchas formas de cortarle las uñas a tu perro

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS