Pitbull maltratado pierde una pata y encuentra a un nuevo dueño sin antebrazo que lo ama de verdad

Por La Gran Época
20 de Marzo de 2019 Actualizado: 20 de Marzo de 2019

Cuando Jeff Meyer, de Mansfield, Texas vio a una canina de tres patas llamada Jessica, supo que ella iba a formar parte de su casa. “Siento que está destinado a ser”, dijo Jeff a Dallas News.

Jessica era una pitbull y tenía una historia muy triste: había sido abusada por su dueño anterior y aparentemente fue usada como un “bait dog” (perro de señuelo) para entrenar a otros perros en una pelea de perros.

Cuando se lesionó gravemente y ya no sirvió para estas actividades ilegales, fue arrojada en el refugio de animales de Fort Worth. No solo la habían tirado, sino que la habían matado a tiros y la habían dado por muerta.

Los veterinarios trabajaron para salvar su vida, pero no pudieron salvar su pierna mutilada.

Jessica, había perdido completamente cualquier confianza que hubiera podido tener en los humanos ya que su trato había sido horrible. Se le dio un hogar temporal con la madre de acogida Kristen Flora y pasó casi seis meses con ella, aprendiendo a confiar de nuevo.

“Verla superar tantos obstáculos fue una alegría”, dijo Kristen a Dallas News.

“Es inspirador ver a un perro con tres extremidades y un historial de tristeza y simplemente amar sin preguntas, tristeza o ansiedad o cualquiera de las cosas que experimentamos como seres humanos”.

Missy Redding, cofundadora de la organización sin fines de lucro Bull-luv-able Paws, no esperaba que Jessica encontrara un nuevo hogar.

“La probabilidad de que un pitbull de tres patas y perros de señuelo fuera adoptado era de 1 de cada 100.000”, dijo. “No estábamos seguras de que fuera adoptada”.

Luego Jeff, vio un artículo sobre ella en Facebook en Lucky Fin Project, un grupo sin fines de lucro que proporciona una red para educar y conectar a aquellos que tienen diferencias en las extremidades superiores, y sintió compasión por ella.

(Foto cortesía de Jeffrey Meyer)

“Me imaginé por lo que este dulce y cariñoso perro debe estar pasando” dijo Jeff. “Y sabía que podía ayudar”.

Jeff tenía algo en común con Jessica, a quien rebautizó como “Whiskey”, ya que había nacido sin una parte de su antebrazo izquierdo.

(Foto cortesía de Jeffrey Meyer)

“Cuando era niño y a veces incluso cuando era adulto, la gente me veía de manera diferente”, dijo. “A menudo me ignoran por miedo a lo desconocido”.

“Sé por experiencia cómo la verán los demás y sabía que necesitaba su oportunidad de ser feliz”, dijo Jeff. “Por suerte para mí, es solo eso. Ella ha traído un montón de felicidad a nuestra casa”.

(Foto cortesía de Jeffrey Meyer)

Los perros siempre consiguen dar amor incondicional y el hecho de que parezcan fuertes y formidables no significa que no sean adorables.

Los pitbull a menudo tienen una mala reputación, debido a las historias de ataques y mal comportamiento, pero son de naturaleza dulce y muy leales. Los pitbull fueron criados como compañeros de humanos o perros de trabajo, pero ganaron una mala reputación después de haber sido entrenados para pelear. Así que el problema es con la gente, no con los pitbull.

Para un perro de naturaleza dulce, que parecía no tener ninguna oportunidad de ser feliz Whisky, la pitbull, ahora puede vivir una vida llena de felicidad en su nuevo “hogar para siempre”.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Mira cómo estos hombres rescatan unos cachorros abandonados de una isla

TE RECOMENDAMOS