Plan de estudios, herramientas y mucho más

Consejos de educación en casa de Deb Deffinbaugh, fundadora de Timberdoodle
Por Barbara Danza
16 de Septiembre de 2020
Actualizado: 16 de Septiembre de 2020

Si usted es un educador en casa que ha pasado algún tiempo en Internet buscando recursos y herramientas curriculares, es probable que te hayas encontrado con la empresa Timberdoodle. Este proveedor de recursos, de propiedad familiar y operado por la familia, ofrece paquetes de planes de estudios preparados con ofertas para familias que educan en casa.

Le pedí a la fundadora Deb Deffinbaugh su opinión sobre la elección del plan de estudios y la educación en casa en general. Esto es lo que dijo.

Fundadora de Timberdoodle, Deb Deffinbaugh. (Cortesía: Timberdoodle)

The Epoch Times: ¿Qué la llevó a la creación de su negocio de herramientas curriculares para la educación en casa, Timberdoodle?

Deb Deffinbaugh: En 1985, la educación en casa era todavía relativamente nueva, incluso ilegal en otros estados. Encontrar materiales que pudieran ser comprados para uso en casa fue un verdadero logro. Me di cuenta de que los materiales de educación en casa que usé con nuestras tres hijas mayores (de 1, 2 y 3 años) podrían ser útiles para otras familias. Eso comenzó nuestra tradición en Timberdoodle de buscar los mejores materiales para la educación en casa y venderlos a precios accesibles.

The Epoch Times: Hay innumerables familias que se encuentran inesperadamente educando a sus hijos en casa este año. ¿Cuáles son algunas de las cosas que le hubiera sido útil como un nuevo educador en casa?

Sra. Deffinbaugh: Hubiera sido útil saber que podía relajarme. El aprendizaje de la vida y la flexibilidad son a menudo más útiles y formativos de lo que cualquier plan de estudios de rutina puede ser. Las habilidades de la vida real y el carácter son tan importantes como las “3 R” de lectura, escritura y aritmética.

The Epoch Times: Cuando se trata de elegir el plan de estudios y los recursos, ¿qué consideraciones claves deben tener en cuenta los nuevos educadores en casa?

Sra. Deffinbaugh: Siempre recomiendo que los padres determinen el estilo de aprendizaje de sus hijos: visual, auditivo, kinestésico o una combinación. Si no eligen o adaptan el plan de estudios para que se ajuste al estilo de aprendizaje de su hijo, el aprendizaje será mucho más difícil para ellos de lo que debería ser. Como nota al margen: siempre he encontrado que la forma en la que un bebé se calma puede indicar su estilo de aprendizaje. Así que los bebés visuales quieren mirar a su alrededor, los auditivos se calman cuando tarareas o cantas, y los kinestésicos son aquellos que necesitan que saltes, te muevas o te balancees.

Volviendo al cuadro general, yo sugeriría analizar a su hijo. Si compra un programa de estudios y no “funciona”, averigua por qué. Algunas razones comunes son: es demasiado fácil (aburrimiento), demasiado difícil (frustración), no encaja con el estilo de aprendizaje de su hijo, ha asumido demasiado, o su hijo necesita reforzar las habilidades subyacentes (esto es común en matemáticas o lectura). Y muy a menudo, un niño tiene un desafío de aprendizaje no detectado. Pero si ese no es el problema, tal vez su hijo necesite aprender a salir adelante cuando no quiera hacer las tareas escolares. Un sistema de recompensas puede ayudar, después de todo, ¡incluso los adultos esperan que el trabajo duro vaya seguido de un sueldo!

The Epoch Times: ¿Cuáles son los mejores aspectos de la educación en casa?

La Sra. Deffinbaugh: Las relaciones. La educación en casa permite a las familias pasar tiempo juntos y construir relaciones profundas. La flexibilidad está en segundo lugar, tanto en el plan de estudios que se utiliza, como la forma en que se implementa en el día a día.

The Epoch Times: ¿Tiene algún consejo final para los padres que empiezan a educar en casa este año?

Sra. Deffinbaugh: Sugeriría que miren dónde esperan estar al final del año. Consideren los estudios, las habilidades para la vida, e incluso los proyectos familiares. Hagan metas razonables, y elijan y programen su plan de estudios para alcanzar esas metas.

Finalmente, el carácter de un niño es mucho más importante que su plan de estudios. Cuando su hijo crezca, si tiene dificultades con las matemáticas, la ortografía o los hechos históricos, puede utilizar calculadoras, correctores ortográficos e incluso Google. Pero el carácter es irremplazable independientemente de la carrera que su hijo siga, desde el dramaturgo hasta el presidente. Concéntrese en enseñarle a su hijo lo que es realmente importante, ya sea que eso signifique dejar de lado los estudios por un tiempo o que se imponga cuando su hijo quiera renunciar.

Siga a Barbara en Twitter: @barbaradanza


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Le puede interesar

Esta talentosa artista de joyería nos presenta ‘artesanía entre el cielo y el hombre’ en diseños brillantes

 

TE RECOMENDAMOS