Plan de reforma de la empresa estatal china amenaza a la empresa privada

28 de Septiembre de 2015 Actualizado: 28 de Septiembre de 2015

¿Deberían privatizarse las empresas estatales de China (SOE), ser de propiedad mixta, o seguir siendo del Estado? Estas son algunas de las preguntas que se han debatido por varios años. Un documento ambivalente titulado “Orientaciones sobre profundización de la reforma de las empresas públicas” por fin ha sido emitido por el Comité Central del Partido Comunista de China y el Consejo de Estado.

Algunos analistas del documento dicen que el objetivo de la propuesta de reforma de las SOE es ampliar y fortalecer las empresas estatales. Otros dicen que el gobierno quiere promover la privatización de las SOE basada en una economía de libre mercado.

La razón de las diferencias de interpretación se puede encontrar en las declaraciones contradictorias que figuran en el plan de reforma.

Propiedad mixta

La introducción del plan de reforma SOE destaca la “propiedad mixta” como el objetivo principal, al decir: “introducir activamente otro capital de propiedad estatal u otro no estatal, para lograr la participación diversificada. El capital de propiedad estatal puede mantener el control absoluto, control relativo, o la participación equitativa, y puede ayudar a promover empresas en competencia de mercado”.

Sin embargo, el artículo II de la propuesta continúa diciendo que “La propiedad pública sigue manteniendo la posición dominante. Representa el sistema económico básico y es el foco de la consolidación y el desarrollo. La economía no pública ocupa una posición subordinada”.

De ello se desprende que la “propiedad mixta” significa que las empresas privadas pueden comprar acciones de empresas de propiedad estatal y convertirse en accionistas. Sin embargo, el grueso de la participación en las SOE es de capital estatal. Las empresas privadas sólo están en una situación de subordinación; no tienen poder de decisión.

Con el fin de evitar malentendidos, después de la publicación del plan de reforma, la agencia de noticias estatal Xinhua publicó un artículo titulado, “Inequívocamente debemos oponernos a la privatización”.

Orientación del mercado

El segundo punto más importante en el plan de reforma es el direccionamiento de las empresas estatales hacia “mecanismos de operación orientados por el mercado” y a “fortalecer la dirección del Partido”.

El documento menciona la orientación al mercado 14 veces, dando la impresión de que es el tema principal.

Sin embargo, el artículo XXIV establece:

“El Partido desempeña plenamente el papel del núcleo político de las SOE … Aclarar la situación jurídica del Partido en la estructura de liderazgo corporativo de las SOE”.

“El Partido gobierna todo”, fue la orientación política y económica bajo Mao. El Secretario general Zhao Ziyang hizo arduos esfuerzos para separar política y negocios, y para terminar con el control del partido en las empresas. Pero todos estos esfuerzos fueron arrasados después de los incidentes de 1989 en Tiananmen.

La reforma de la Empresa Privada

El tercer punto en el plan de reforma establece que las empresas privadas con “gran desarrollo y potencial de crecimiento” también serán objetivos principales de la misma.

El artículo XVIII de la propuesta dice: “Fomentar la inversión del capital estatal en empresas privadas de diversas maneras … a través de la orientación al mercado, invirtiendo en empresas privadas con gran desarrollo y potencial de crecimiento en áreas clave, como los servicios públicos, alta tecnología, protección del medio ambiente, y las industrias estratégicas”.

En otras palabras, si su empresa privada tiene malas perspectivas, puede estar seguro de que las empresas estatales no la patrocinarán. Pero si tiene un negocio con buenas perspectivas de beneficios y de mercado, las empresas estatales se presentarán en su puerta sin invitación. Querrán adquirir parte de su negocio, y no podrá evitarlo.

El fortalecimiento de las empresas estatales

Las empresas apoyadas por un gobierno reflejan el foco de sus intereses. En los países democráticos la generación de empleo suele ser la consideración primordial.

De acuerdo con los datos oficiales, las oportunidades de empleo en el sector privado de China superaron por mucho a las de las empresas estatales. Ahora, con la retirada de capital extranjero, el gobierno debe fomentar el desarrollo del sector privado y hacer de la tasa de empleo una consideración importante.

¿Por qué, entonces, quieren las autoridades chinas ampliar y fortalecer a las empresas estatales, que proporcionan menos empleo?

Por un lado, junto con la crisis económica, el gobierno chino se enfrenta a grandes dificultades financieras. De acuerdo con datos oficiales de 2012, el sector privado aportó sólo el 13 por ciento de los ingresos fiscales, mientras que las empresas estatales aportaron el 70,3 por ciento. Con las fuentes tributarias existentes agotadas, y las empresas estatales como pilares de las finanzas públicas, hay razón suficiente para que el Estado las apoye.

En segundo lugar, el plan de reforma establece que el último objetivo general es salir al mercado. Actualmente las empresas estatales tienen proporciones muy altas de deuda. Las fuentes financieras son principalmente bancos de propiedad estatal. Esta relación determina que si las empresas estatales no lo hacen bien estos bancos se derrumbarán. En los últimos 20 años, el enfoque principal de las empresas estatales que han surgido es estar listadas en el mercado para atraer financiación.

Pero la estrategia resultó ser ineficaz este año. Así que el plan de reforma optó por otra táctica: dejar que las empresas estatales y privadas mezclen la propiedad y “promover la salida al mercado sobre todo”.

La preocupación por la propiedad mixta

Será que las empresas privadas quieren propiedad mixta con las estatales? La sociedad china ha estado familiarizada con el concepto de propiedad mixta desde 2014. Sin embargo, las empresas privadas no están entusiasmadas con ello.

Wang Jianlin, quien preside Wang Group una vez dijo a Sina: “En una propiedad mixta, la empresa privada debe controlar las acciones, o por lo menos tener un control relativo … Si las empresas estatales están al control, ¿significa que proporcionó dinero para ayudar a las empresas de propiedad estatal? ¿Qué error estoy cometiendo? No puedo hacer eso”.

Es muy obvio que las empresas privadas no quieren propiedad mixta. Pero el gobierno está decidido a mezclar la propiedad.

Para calmar a los propietarios de negocios privados y asegurarles que el gobierno no las arruinará, el artículo XVI del plan de reforma establece que: “La reforma debe basarse en las leyes y reglamentos, en procedimientos estrictos, y ser abierta y justa con el fin de proteger los derechos y beneficios de todos los inversores en la propiedad mixta y para evitar la pérdida de los bienes del Estado”.

El problema es que el régimen chino siempre ha utilizado la ley como una herramienta para restringir a las personas. Los empresarios privados entienden el significado de “mantenimiento de la propiedad pública en posición dominante” y “prevención de la pérdida de los bienes del Estado”.

Vamos a ver si algunas empresas privadas exitosas pueden evitar ser devoradas por sus homólogas estatales.

He Qinglian es una prominente escritora y economista china que vive en Estados Unidos. Es autora de “China’s Pitfall (Las trampas de China)”, que se refiere a la corrupción en la reforma económica de China en la década de 1990, y “The Fog of Censorship: Media Control in China” (La niebla de la censura: control de los medios en China), que se ocupa de la manipulación y la restricción de la prensa. Escribe regularmente sobre temas sociales y económicos contemporáneos chinos.

TE RECOMENDAMOS