Plan presupuestario de 6 billones de dólares de Biden se enfrenta a la oposición del GOP

Por CADEN PEARSON
29 de Mayo de 2021
Actualizado: 29 de Mayo de 2021

El presidente Joe Biden envió el viernes al Congreso una propuesta presupuestaria de 6 billones de dólares que gastaría mucho en infraestructura, cambio climático y paquetes de bienestar social, al tiempo que crearía déficits previstos de al menos 1.3 billones de dólares al año hasta 2030.

Si se aprueba, el plan, que se enfrenta a una fuerte oposición de los legisladores republicanos, supondría el mayor gasto gubernamental sostenido desde la Segunda Guerra Mundial.

En el mensaje sobre el gasto presupuestario, Biden se mostró en contra de la “economía de goteo” al exponer las inversiones de su administración, las que prevén un gasto de unos USD 6.01 billones, reuniendo el Plan de Empleo Estadounidense de USD 2.3 billones y el Plan de Familias Estadounidenses de USD 1.8 billones que ya se había anunciado, así como unos USD 1.5 billones en gasto discrecional para el año fiscal 2022, y otros programas de gasto obligatorio.

El plan prevé además unos ingresos de USD 4.17 billones, con lo que se proyecta un déficit de USD 1.84 billones, un fuerte descenso con respecto a los dos últimos años tras la pandemia de COVID-19-, pero un aumento con respecto a los USD 984,000 millones de 2019.

El Plan de las Familias Estadounidenses consiste en USD 1 billón en inversiones y USD 800,000 millones en recortes y créditos fiscales para familias y trabajadores. La nueva propuesta de gasto se centra en ampliar el estado de bienestar proporcionando acceso a la educación, el cuidado de los niños y más. Las ayudas a la atención infantil son las que más fondos reciben en el plan.

El presidente demócrata propuso aumentar los impuestos a los hogares de altos ingresos para pagar el gasto.

Biden dijo en el mensaje presupuestario (pdf) que la propuesta “refleja el hecho de que la economía del goteo nunca ha funcionado, y que la mejor manera de hacer crecer nuestra economía no es de arriba hacia abajo, sino de abajo hacia arriba y de la mitad hacia afuera”.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.), acogió con satisfacción la propuesta. En un mensaje, ella calificó el presupuesto de Biden como “una declaración inequívoca del valor que los demócratas otorgan a los trabajadores de Estados Unidos y a las familias de clase media, que son la base de la fortaleza de nuestra nación y la clave para volver a construir mejor”.

Pero los republicanos, incluido el líder del Senado Mitch McConnell (R-Ky.), criticaron el plan, calificándolo como más de la misma “economía de extrema izquierda, que ignora la realidad” y perjudica a los estadounidenses a través de la inflación.

“Es asombroso lo poco que todo esto de los impuestos, la impresión y el endeudamiento realmente aportaría a las familias estadounidenses”, dijo McConnell en una declaración, señalando que el conjunto de medidas de ayuda COVID de USD 1.9 billones respaldado por Biden había frenado la recontratación.

“El dinero simplemente desaparecería en un millón de mediocres sueños socialistas, desde los subsidios a los coches eléctricos hasta programas de bienestar social que desalientan el trabajo, pasando por planes de cuidado de niños dirigidos por Washington que pondrían los pulgares de los políticos en la balanza de las decisiones familiares”, añadió.

Funcionarios de la Casa Blanca dijeron que los aumentos de impuestos comenzarían a reducir el déficit después de 2030, informó Reuters.

McConnell dijo que la propuesta presupuestaria de Biden “ahogaría a las familias estadounidenses en deuda, déficit e inflación”.

“Incluso después de las masivas alzas de impuestos que los demócratas quieren imponer al pueblo estadounidense, ellos seguirían manteniendo al gobierno con déficits de más de un billón de dólares cada año”, dijo.

“Los demócratas quieren pedir prestado y gastar a una escala que Estados Unidos no ha visto desde que tuvimos que luchar y ganar la Segunda Guerra Mundial”, dijo, y añadió: “Nuestra carga de la deuda rompería todos los récords, eclipsando incluso la década de 1940”.

McConnell dijo que el presupuesto, que pregona un aumento salarial del 2.7% para las tropas, “en realidad recortaría la financiación de nuestras Fuerzas Armadas después de la inflación y nos dejaría menos seguros”. También desplazaría miles de millones en gastos de sistemas antiguos para ayudar a pagar la modernización del arsenal nuclear para disuadir a China.

El líder republicano de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy (R-Calif.), dijo en una declaración que el presupuesto “no proporciona los recursos necesarios para contrarrestar la “diversa gama de amenazas” que el propio Director de Inteligencia Nacional de la Casa Blanca advirtió en abril”.

En su lugar, financia “prioridades radicales” como la restitución de 123.5 millones de dólares a la Organización Mundial de la Salud (OMS), dijo McCarthy, añadiendo que la OMS “ha sido cómplice en el encubrimiento de las mentiras de China sobre el COVID y ha contribuido a una serie de errores importantes que han hecho fracasar la respuesta global a la pandemia”.

También señaló que la propuesta presupuestaria exigiría el aborto directo financiado por los contribuyentes, lo que “rompe con décadas de precedentes establecidos”.

“Necesitamos una visión que proporcione a nuestras tropas los recursos que necesitan para mantener la seguridad de nuestro país, no una que no esté a la altura de las amenazas mundiales, que premie los fracasos de la OMS y que viole los derechos de conciencia de los estadounidenses”, dijo McCarthy.

El senador John Barrasso (R-Wy0.), presidente de la Conferencia Republicana del Senado, calificó el presupuesto de Biden como “una receta para aumentar la deuda”.

“Esta abultada propuesta de 6 billones de dólares llevaría a nuestra nación a sus niveles más altos de gasto y deuda desde que luchamos en la Segunda Guerra Mundial”, dijo en una declaración.

“La Casa Blanca debería volver a la mesa de trabajo y colaborar con los republicanos en un presupuesto que cree puestos de trabajo y haga crecer nuestra economía”, añadió.

Con información de Reuters.

Siga a Caden en Twitter: @cadenpearson


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Siga a Caden en Twitter: @cadenpearson

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS