Plantas de Tesla en Austin y Berlín “pierden miles de millones” por problemas de cadena de suministro: Musk

Por Katabella Roberts
23 de Junio de 2022 8:15 PM Actualizado: 23 de Junio de 2022 8:15 PM

Elon Musk dijo el miércoles que las nuevas plantas de Tesla en Texas y Berlín están “perdiendo miles de millones de dólares” debido a la escasez de baterías y las interrupciones en la cadena de suministro provocadas por los cierres por COVID-19 ordenados por el régimen en China.

Tesla abrió su Gigafactory con sede en Austin en abril de este año, mientras que su planta de Berlín-Brandeburgo se inauguró oficialmente en marzo.

“Tanto las fábricas de Berlín como las de Austin son gigantescas calderas de dinero en este momento. ¿De acuerdo? Es realmente como un sonido de rugido gigante, que es el sonido del dinero en llamas”, dijo Musk en una entrevista con Tesla Owners Silicon Valley, un club oficial reconocido por Tesla, en Austin, Texas, el 31 de mayo.

La última de las tres partes de la entrevista se publicó el 22 de junio.

La fábrica de Tesla en Texas produce una cantidad “insignificante” de automóviles debido a las dificultades para aumentar la producción de sus nuevas baterías “4680” y porque las herramientas necesarias para fabricar sus baterías 2170 convencionales están “atascadas” en un puerto de China sin “nadie que las mueva”, dijo.

Los funcionarios del Partido Comunista impusieron estrictos cierres en varias ciudades chinas a principios de este año luego de que las infecciones por COVID-19 comenzaran a aumentar nuevamente, lo que provocó la interrupción de la cadena de suministro para varias industrias de todo el mundo.

“Se va a arreglar”

A pesar de los problemas, Musk parecía optimista sobre la situación actual y explicó: “Todo esto se arreglará muy rápido, pero requiere mucha atención y requerirá más esfuerzo”.

La fábrica de Tesla en Berlín está en una “posición ligeramente mejor” porque comenzó usando las baterías tradicionales de estilo 2170 para los automóviles que se construyen ahí, dijo.

Musk agregó que ambas fábricas están perdiendo “miles de millones de dólares en este momento” porque “hay una tonelada de gastos y casi ninguna producción”.

“Por lo tanto, hacer que Berlín y Austin sean funcionales y que Shanghái vuelva a funcionar, por completo, son nuestras preocupaciones más abrumadoras. Todo lo demás es una cosa muy pequeña”, dijo.

Otra “preocupación abrumadora”, dijo Musk, es garantizar que las fábricas sigan operando y puedan pagarle a la gente sin que Tesla entre en bancarrota.

“Los últimos dos años han sido una pesadilla absoluta de interrupciones en la cadena de suministro, una cosa tras otra, y aún no hemos salido de ella”, dijo Musk, refiriéndose a los cierres relacionados con la COVID-19 en Shanghái, que afectaron la producción de vehículos tanto en la fábrica de Tesla en Shanghái como en su planta de California.

Desafíos empresariales

Las preocupaciones de Musks por las fábricas en Texas y Berlín se presenta después de que el empresario dijera que tenía temores respecto a la economía estadounidense, dada su actual volatilidad, y afirmara que Tesla tendría que recortar el 10 % de su plantilla de trabajadores tras su rápida expansión.

El multimillonario confirmó el martes que los recortes a los trabajadores asalariados del fabricante de vehículos eléctricos equivaldrán a una reducción de aproximadamente el 3.5 por ciento en la plantilla total de la empresa, aunque Musk dijo que espera que la plantilla de la empresa sea mayor en trabajadores asalariados y por horas dentro de un año.

“Crecimos muy rápido en la parte de los asalariados”, dijo Musk en una entrevista con el editor en jefe de Bloomberg News, John Micklethwait, en el Foro Económico de Qatar.

Musk también dijo que cree que probablemente ocurrirá una recesión en Estados Unidos a corto plazo.

“No es una certeza, pero es más probable que no”, dijo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.