Polémico laboratorio de Wuhan busca dotar con miembros del PCCh sus nuevas instalaciones

Por Frank Fang
21 de Octubre de 2021
Actualizado: 21 de Octubre de 2021

El Instituto de Virología de Wuhan, el laboratorio chino que está en el centro de un intenso escrutinio sobre si fue la fuente de la pandemia de COVID-19, inició a principios de este año el funcionamiento de una nueva instalación de investigación y ha intentado dotarla de personal leal al Partido Comunista Chino (PCCh).

El laboratorio Jiangxia, nombre que recibe la nueva instalación en la provincia central china de Hubei, se centrará en el estudio de patógenos emergentes y altamente patógenos, tecnologías de bioseguridad y medicamentos de defensa de bioseguridad, según los medios de comunicación estatales chinos. El laboratorio fue presentado formalmente en una ceremonia en febrero.

Según el sitio web del Instituto de Virología de Wuhan (WIV), las instalaciones de Jiangxia están dirigidas por Xiao Gengfu, actual secretario del PCCh adscrito al WIV.

En China, la mayoría de las empresas, escuelas, instituciones y otras entidades tienen sucursales del Partido Comunista o células del Partido integradas en ellas. Es la forma que usa el régimen comunista para mantener un estrecho control sobre sus operaciones y su personal.

Desde mayo, el Instituto de Virología de Wuhan ha publicado en su sitio web varias ofertas de empleo para las nuevas instalaciones. Al menos dos de las ofertas cuentan con un requisito específico: ser miembro del PCCh.

Un anuncio de trabajo del 17 de mayo buscaba a un miembro del PCCh que pudiera ocupar un “puesto de gestión integral”. La persona tendría que encargarse de tareas administrativas como la coordinación y organización de reuniones importantes y eventos importantes.

Además, la persona tendría que encargarse de la “gestión de los asuntos del Partido” Comunista, incluyendo la responsabilidad de “la construcción de la rama del Partido y la gestión diaria de los miembros del Partido” Comunista, según el aviso del puesto de trabajo.

El 25 de agosto, el Instituto de Virología de Wuhan publicó un anuncio en el que se buscaba a otro miembro del PCCh para cubrir un puesto de recursos humanos. La persona se encargaría de la contratación y de otras tareas como la gestión de contratos.

El laboratorio Jiangxia es uno de los siete nuevos laboratorios creados en Hubei este año, como parte de una iniciativa de las autoridades provinciales para convertir a Hubei en una provincia con sectores tecnológicos fuertes. Según los medios de comunicación estatales de China, otro de los laboratorios se centra en la optoelectrónica, el estudio de los dispositivos electrónicos que utilizan la luz y está dirigido por la Universidad de Ciencia y Tecnología de Huazhong, en Wuhan, la capital de Hubei.

Entre los restantes cinco nuevos laboratorios, uno se dedica a la investigación de la tecnología aérea y está a cargo de la Universidad de Wuhan, mientras que otro se centra en la cría biológica y se encuentra en la Universidad Agrícola de Huazhong, con sede en Wuhan.

El régimen chino negó con vehemencia que el virus del PCCh, el patógeno causante de la enfermedad de COVID-19, se haya escapado del Instituto de Virología de Wuhan, a pesar de que cada vez hay más pruebas circunstanciales que exponen el posible papel del laboratorio como causante de la pandemia. Según el régimen comunista el virus tiene un origen natural.

En enero, el Departamento de Estado de Estados Unidos publicó una hoja informativa en la que se afirma que varios investigadores del Instituto de Virología de Wuhan enfermaron en otoño de 2019 con síntomas consistentes tanto con COVID-19 como con enfermedades estacionales comunes. La publicación contradice la afirmación de un investigador del instituto que dijo que había “cero infecciones” entre el personal de laboratorio y los estudiantes.

El Instituto de Virología de Wuhan lleva más de una década investigando los coronavirus de los murciélagos y está situado a poca distancia de un mercado local de Wuhan, donde surgió el primer grupo de casos de infección notificados.

La reportera de investigación australiana, Sharri Markson, en un reciente episodio del programa American Thought Leaders de EpochTV, dijo que “las pruebas apuntan claramente a una filtración” del coronavirus desde el Instituto de Virología de Wuhan. Entre las pruebas que citó se encuentra el hecho de que una base de datos del Instituto de Virología de Wuhan que contenía 22,000 virus se desconectó inesperadamente en septiembre de 2019, y que el instituto gastó 500,000 dólares para reforzar su seguridad antes del inicio de la pandemia.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS