Policía colombiano pierde sus piernas por una mina, pero aún sonríe e inspira con su inseparable can

Por Eduardo Tzompa
26 de Julio de 2019 Actualizado: 27 de Julio de 2019

La vida puede darnos muchas lecciones a lo largo de los años, y a pesar de vivir numerosas experiencias dolorosas, sabemos que detrás de la tormenta siempre llega la calma necesaria para volver a empezar.

José Fernando Carvajal Rueda, un joven de 23 años de edad, solía ser un alegre bailarín de salsa y merengue que desde muy pequeño su padre le enseñó a servir a los demás. Inspirado por buscar un mundo mejor sin drogas, ingresó a la policía nacional de Colombia en 2015.

Pero la vida le tenía preparada una gran prueba de fe.

El 10 de noviembre de 2018, José se encontraba en una operación antinarcóticos con su perrita Tara, su misión era erradicar las matas de cultivos ilícitos en la zona rural de Tarazá. Esa mañana el olfato de la canina no logró detectar una mina antipersona y de repente una fuerte explosión hizo volar al joven policía a tres metros de distancia, según reportó El Tiempo.

En ese mismo momento se dio cuenta que ya no tenía la pierna derecha y la izquierda estaba destrozada, y su primer pensamiento fue el dolor que sentiría su madre al saber la noticia, relató José en una entrevista. Minutos después del incidente fue trasladado en helicóptero a una clínica en Montería,

José les suplicó a los médicos que le salvaran la pierna izquierda, pero sus heridas estaban infectadas por el excremento de los cultivos y los cirujanos no tuvieron otro remedio que amputarle también la pierna izquierda.

Pero José aceptó el desafío y tomó una decisión: perdonar y no rendirse.

“Dios mío, yo perdono a los que hicieron esto porque yo no lo merecía. Y te pido Dios que los perdones y que me perdones a mí, porque yo te necesito”, fueron las palabras conmovedoras de José después de despertar del coma inducido por la cirugía. En un mes sus heridas estaban cicatrizadas y los médicos lo dieron de alta para regresar a su casa en Bucaramanga.

José, ahora trabaja como comunicador de una radio de la Policía Nacional de Bucaramanga y ofrece conferencias de superación personal en universidades como una muestra de motivación a los jóvenes. Pero no está solo, Hulk un perrito labrador dorado de 11 años lo acompaña a todos lados.

Ellos se conocieron combatiendo los narcóticos, pero un mes antes del terrible incidente fueron separados porque la edad del perro no le permitía seguir en acción, informó La Vanguardia.

Su familia se llenó de fortaleza por la actitud alegre de este joven y a pesar de lo sucedido nunca deja de sonreír y darle gracias a Dios por una segunda oportunidad para vivir.

“No tengo piernas, pero Dios me regaló alas”, dice el joven a sus seguidores para inspirarlos a seguir adelante pese a las circunstancias difíciles. Él anhela un par de prótesis biónica que desarrolla una empresa en Estados Unidos y está seguro que algún día las va a tener.

Quiere estudiar Medicina o Veterinaria además de convertirse en un atleta. ¡Eso es todo por ahora!

De acuerdo con Canal RCN, el presidente colombiano Iván Duque le dio un abrazo en el desfile militar este 20 de julio reconociendo su labor y miles de usuarios de las redes sociales le agradecieron por su valentía y heroísmo.

“Sin duda hay seres que nos dejan grandes enseñanzas porque pese a las difíciles pruebas siguen luchando para nuestro bienestar héroes maravillosos”, comentó un usuario.

Desde enero de 1985 hasta junio de 2019, se han registrado 11.765 víctimas por minas antipersona en Colombia. Y solo en 2019 se han reportado 72 víctimas, destacando que el mayor número de afectados son campesinos, reportó Alateia.

Los héroes no solo existen en las películas y series de televisión también los hay de carne y hueso que luchan cada día por servir a los demás. Sin embargo, José Fernando Carvajal es un ejemplo de que el perdón hacia los demás nos deja libres de cualquier resentimiento y nos permite seguir sonriéndole a la vida.

Mira en video la historia de José:

Niño fue separado de su mamá a los 12 años pero nunca perdió la fe de volverla a ver

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS