Policía de honduras disuelve caravana de migrantes que partía rumbo a Estados Unidos

Por Eduardo Tzompa
02 de Julio de 2020
Actualizado: 02 de Julio de 2020

La policía de Honduras disolvió este miércoles una caravana de migrantes que había partido el día anterior desde San Pedro Sula hacia Estados Unidos durante la pandemia de COVID-19.

El contingente emprendió la marcha el martes desde la Gran Central Metropolitana de San Pedro Sula con la intención de cruzar la frontera en Corinto. Sin embargo, fueron interceptados por la Policía Nacional Civil (PNC) en el barrio Pueblo Nuevo, perteneciente al departamento de Cholulteca, informó El Heraldo.

De los tres grupos en que viajaba la caravana, al menos dos fueron interceptados por las autoridades hondureñas. Los oficiales obligaron a los migrantes a descender de los vehículos en los que estaban siendo transportados para evitar caminar bajo el sol.

La Policía Nacional de Honduras informó que los migrantes detenidos estarán bajo arresto 24 horas hasta que las autoridades determinen su situación jurídica.

Los hondureños que intentaban cruzar en caravana, argumentaron la necesidad de salir de su país por la falta de empleo y la violencia que se agudizó por la crisis causada por COVID-19.

La caravana, de la que hasta ahora no se conoce quién o quiénes son los organizadores, es la tercera en 2020, tras las dos que partieron en enero de este año por los puntos aduaneros de Corinto y Agua Caliente, fronterizos con Guatemala.

Todd Bensman, del Centro de Estudios de Inmigración, dijo a The Epoch Times que la Guardia Nacional Mexicana disolvió muy eficazmente las dos últimas caravanas en la frontera entre Guatemala y Chiapas y casi ninguna de esas miles de personas que componían esas caravanas llegó al interior de México debido a que fueron obligadas a regresar a su país de origen.

“Las nuevas caravanas no serán un problema para los americanos si México continúa con esta política”, señaló el analista de inmigración.

Bensman dijo que es de interés para México disolver esas caravanas porque el Título 42 de emergencia sanitaria en Estados Unidos otorga a la Patrulla Fronteriza la autoridad para deportar inmediatamente a los inmigrantes ilegales encontrados a lo largo de la frontera.

Según Bensman, muchos de los migrantes podrían estar enfermos de COVID-19 y los hospitales mexicanos no tienen la capacidad “para soportar ninguna carga adicional”, por lo que es de interés del gobierno mexicano disolver esas caravanas.

La semana pasada el presidente Donald Trump visitó Yuma, Arizona para conmemorar la construcción de más de 200 millas del muro fronterizo.

“Nuestras fronteras nunca habían sido tan seguras”, dijo el mandatario estadounidense en una conferencia de prensa de mesa redonda, en donde estuvo junto con el gobernador del estado Doug Doucey, la senadora Martha McSally, el alcalde de Yuma, Douglas Nicholls, y funcionarios de la CBP.

Trump también resaltó la disminución en el número de cruces fronterizos ilegales durante los últimos dos meses.

“La inmigración ilegal bajó un 84% desde esta época del año pasado, los cruces ilegales desde América Central han bajado un 97%”, señaló Trump.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


Video relacionado

Si te importan los hispanos, apoya el muro fronterizo

TE RECOMENDAMOS