Muere bebé de 9 meses luego de tener contacto con lejía mientras gateaba en su casa de España

Por Isabel Valencia - La Gran Época
10 de Octubre de 2019 Actualizado: 10 de Octubre de 2019

Un bebé de 9 meses perdió  la vida mientras se encontraba gateando junto a su madre en su casa de Gandia, Valencia. Al parecer, el niño tuvo contacto con un cubo con agua y lejía con el cual se habría ahogado o intoxicado, según La Vanguardia.

Según las fuentes policiales de la Jefatura Superior de Policía de la Comunidad Valenciana, los hechos ocurrieron el martes en las horas de la tarde, y a pesar que el bebé fue trasladado inmediatamente al hospital, solo pudieron confirmar su muerte a las 7 de la tarde.

Todo parece indicar que el bebé no tenía signos de violencia así que según las mismas fuentes, lo más probable es que haya sido una muerte accidental. La policía sigue investigando lo sucedido y están en espera de los resultados de la historia.

Se sabe que muchos de los accidentes que ocurren con productos de limpieza, suceden cuando los niños tienen menos de dos años de edad y especialmente cuando se ha traspasado de un envase a otro.

aseo, bebé, muerte, España

Imagen ilustrativa. Productos de aseo. (Shari Weinsheimer/ Public Domain Pictures/ CC0 Public Domain)

Cuando se tiene un bebé, la seguridad en casa es fundamental, sobretodo cuando se tratan de productos de limpieza que pueden ser altamente tóxicos para ellos. No solo la lejía es un producto peligroso, sino también otros productos como amoniaco, soda cáustica, desatascadores, detergentes, fregasuelos, lavavajillas, limpia metales, aguarrás, limpia WC, etc.

Una de las formas de prevenir intoxicaciones, es evitar que los niños tengan contacto con ese tipo de productos, procurando que no estén al alcance de ellos. Se pueden guardar en sitios altos o sitios con trabas o llaves de seguridad que los niños no puedan abrir. Otra forma es conservar los productos químicos con tapas de seguridad.

Algunos de los síntomas de intoxicación pueden ser vómitos, que en ocasiones puede contener sangre, babeo continuo, ardor en la boca y en la garganta, fiebre, hinchazón de boca y labios, dolor en garganta y dolor de pecho al tragar.

Cuando hay una sospecha de intoxicación de un pequeño lo primero que se debe de hacer es llevarlo a un centro médico, junto con la etiqueta del envase para que los especialmente puedan anticipar el diagnóstico.

*****

Te puede interesar:

Los practicantes de Falun Gong están siendo asesinados por sus órganos en China

TE RECOMENDAMOS