Policía que respondió al ataque con martillo contra Paul Pelosi da su testimonio gráfico

Por Lear Zhou y Tom Ozimek
15 de Diciembre de 2022 2:44 PM Actualizado: 15 de Diciembre de 2022 2:44 PM

SAN FRANCISCO, California —Un oficial de policía de San Francisco testificó el 14 de diciembre de que fue testigo del ataque en octubre contra Paul Pelosi, esposo de la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi (D-Calif.), cuando fue golpeado en la cabeza con un martillo y quedó gravemente herido.

El testimonio, dado por el agente de policía de San Francisco Kyle Cagney, se produjo en una audiencia preliminar contra el sospechoso, David DePape, de 42 años, quien se enfrenta a múltiples cargos de agresión, incluido el de intento de asesinato.

“Mi compañero le dijo: ‘Suelta el arma’ (…) Él empezó a tirar del martillo, el Sr. Pelosi lo soltó y el hombre se abalanzó y golpeó al Sr. Pelosi en la cabeza”, declaró Cagney ante la corte, describiendo el enfrentamiento que dejó a Pelosi el cráneo fracturado.

Cagney añadió que Paul Pelosi, de 82 años, recibió un golpe “muy fuerte” en la cabeza y se desplomó de bruces en el suelo, donde se extendió un charco de sangre.

Paul Pelosi (izq.) y la entonces líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.), asisten a la Cena de Corresponsales de la Casa Blanca, en el Washington Hilton, el 28 de abril de 2018. (Tasos Katopodis/Getty Images)

El martillo utilizado en el ataque, junto con una grabación de una entrevista policial con DePape, una llamada al 911 y las imágenes de la cámara corporal de la policía, fueron presentados como evidencia ante el juez en la audiencia preliminar de la Corte Superior de San Francisco.

El juez Stephen Murphy, de la Corte Superior de San Francisco, dictaminó que hay pruebas suficientes para que DePape vaya a juicio, por lo que su comparecencia quedó prevista para el 28 de diciembre.

DePape se enfrenta a varios cargos estatales, entre ellos robo, maltrato de ancianos e intento de asesinato. Una condena por estos cargos conlleva una pena de entre 13 años y cadena perpetua.

El acusado también se enfrenta a cargos federales de agresión a un familiar de un funcionario federal e intento de secuestro de un funcionario federal.

DePape se ha declarado inocente de ambos cargos y está previsto que comparezca el 8 de febrero para una audiencia sobre los cargos federales.

US House SpeakeLa presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi (D-Calif.) y su marido Paul Pelosi asisten a la 45ª edición de los Kennedy Center Honors en el John F. Kennedy Center for the Performing Arts en Washington el 4 de diciembre de 2022. (Saul Loeb/AFP vía Getty Images)

“Hay alguien en casa”

El martillo mostrado ante el tribunal fue el que presuntamente utilizó DePape para romper una puerta de cristal de la casa de Pelosi en Pacific Heights, pasadas las 2 de la madrugada del 28 de octubre.

El vídeo de la Policía del Capitolio que se proyectó ante la Corte mostró a DePape blandiendo el martillo más de una docena de veces para romper el cristal antes de entrar.

Una vez dentro de la casa, DePape despertó a Paul Pelosi, quien estaba dormido en la cama, según los documentos judiciales. DePape le preguntó entonces dónde estaba su esposa, Nancy Pelosi. Él respondió que no sabía su paradero, por lo que el acusado le dijo que esperaría, revelan los documentos.

La teniente de policía, Carla Hurley, que entrevistó a DePape el día del atentado, declaró ante la corte que DePape mencionó otros objetivos además de Nancy Pelosi, entre ellos el actor Tom Hanks, el gobernador de California Gavin Newsom y el hijo del presidente Joe Biden, Hunter Biden.

En la grabación de la entrevista, que se reprodujo ante la corte, se escuchó a DePape decir que no había elegido “específicamente” a Nancy Pelosi, al tiempo que condenaba a toda la clase política de Washington, reclamaba contra “escándalo tras escándalo” y calificaba el ambiente político del país de “[improperio] demencial”.

“Hay maldad en Washington”, le dijo DePape a Hurley, según su testimonio ante la corte.

Una cinta policial se ve frente a la casa de la presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi (D-Calif.), en San Francisco, California, el 28 de octubre de 2022. Paul Pelosi, su marido fue atacado violentamente en su casa por un intruso. (Justin Sullivan/Getty Images)

“Yo no he venido aquí a rendirme”

Durante la audiencia, el juez repitió un argumento de la fiscal Phoebe Maffei de que DePape había ido “a la casa de Pelosi para aniquilar y dar una lección a la gente de que él creía que era una corrupta”.

“Yo no he venido aquí a rendirme. Si ustedes me detienen, es como si me impidieran ir tras el mal y ustedes se llevaran el castigo”, dijo DePape, según Maffei.

Hurley testificó que DePape dijo que quería retener a Nancy Pelosi como rehén y que quería utilizar el martillo para romperle las rótulas y ponerla en una silla de ruedas.

Después de que Paul Pelosi le dijera a DePape que no sabía dónde estaba su mujer, le pidió ir al baño, de acuerdo a los documentos judiciales. DePape se lo permitió y, desde el baño Pelosi llamó al 911.

En la llamada al 911 reproducida ante la corte, se oye a Paul Pelosi decir que “hay alguien en casa, no sé quién es”, y a continuación le dice al operador que “me dijo que colgara el teléfono”.

La policía llegó a los pocos minutos y, tras entrar, se encontró con los dos hombres luchando por el control del martillo.

En una vista aérea, se ve la casa de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi (D-CA), el 28 de octubre de 2022 en San Francisco, California. Paul Pelosi, el marido de la presidenta de la Cámara Nancy Pelosi, fue atacado violentamente en su casa por un intruso.(Foto de Justin Sullivan/Getty Images)

“Suelta el martillo”

En respuesta a la petición del compañero de Cagney de que “soltara el martillo”, Pelosi lo soltó y, al hacerlo, DePape lo blandió y golpeó al anciano en la cabeza.

Cagney abordó entonces a DePape y lo esposó, mientras su compañero administraba los primeros auxilios a Pelosi.

Paul Pelosi fue trasladado a un hospital cercano, donde fue operado de urgencia de una fractura de cráneo y lesiones en el brazo derecho y las manos. Posteriormente, fue dado de alta.

La policía encontró en la mochila del acusado un rollo de cinta adhesiva, una cuerda y guantes de goma.

Posteriormente, DePape declaró a las autoridades que quería secuestrar a Nancy Pelosi, a quien consideraba la “líder” de las mentiras del Partido Demócrata. Él dijo que quería organizar un escenario en el que la presidenta de la Cámara de Representantes tuviera que entrar en el Congreso en silla de ruedas como señal para los demás legisladores de que sus actos tienen consecuencias.

DePape, de nacionalidad canadiense, se encuentra ilegalmente en Estados Unidos, de acuerdo a las autoridades federales.

Tras la audiencia, su abogado, Adam Lipson, declaró que la decisión del juez de proceder al juicio no le sorprendió.

La exnovia de DePape se disculpó con Nancy Pelosi por el ataque en una serie de cartas, en las que expresó que DePape sufre de “profunda depresión y trastorno de estrés postraumático severo” y que tuvo una infancia trágica, incluido el abuso sexual infantil.

Con la contribución de Zachary Stieber


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.