Policías responden a llamado por robo en supermercado y hallan a un bebé en problemas en el baño

Por Li Yen - La Gran Época
08 de Mayo de 2019 Actualizado: 08 de Mayo de 2019

Cuando la policía de San Albans respondió a una llamada por robo en la tienda local de Kroger un día de diciembre de 2015, un agente nunca pensó que terminaría rescatando a una niña de 14 meses y menos aún asumiendo el papel temporal de papá. Desde entonces, una foto de él acunando tiernamente a la niña en sus brazos recibió mucho amor en Internet.

El sargento Philip Bass, el oficial de la foto, y sus compañeros policías respondieron inicialmente a una llamada por un incidente de robo en una tienda poco después de las 4 a.m. del 14 de diciembre de 2015, según un comunicado de prensa del Departamento de Policía de San Albans.

Mientras estaba en la tienda, un empleado les dijo de repente: “Tenemos un problema dentro”, informó WOWK.

Una mujer se había encerrado en el baño de la tienda durante unos 20 minutos con un bebé llorando y se podía oír cómo le gritaba a la pobre criatura.

El sargento Bass y sus colegas fueron a investigar y encontraron a Donnyell Harrison, de 39 años oriunda de Tornado, y a un bebé de 14 meses que no dejaba de llorar.

“El bebé estaba sentado en un carrito con un biberón de Dr. Pepper”, dijo el sargento Bass a WCHS-TV.

Cuando le preguntó por qué la niña bebía Dr. Pepper, el sargento Bass recordó a la mujer diciendo: “Bueno, no tenía nada más que darle”, a lo que él respondió: “Bueno, estás en Kroger”. El sargento Bass no lo podía creer y le dijo a ABC7 Chicago que no podía imaginar que eso le pasara a sus hijos.

Según el capitán de la policía James Agee, uno de los oficiales que llamó a la escena, se dieron cuenta de algunos “signos obvios de drogas” y “un montón de pastillas visibles” en el baño.

Imagen ilustrativa. (Crédito: Pxhere/ CCO 1.0)

Los oficiales arrestaron a Donnyell en el lugar por posesión de drogas con intención de venta.

Resultó que Donnyell no era la madre de la bebé. La madre estaba presa en la Cárcel Regional del Sur  y había dejado a la niña al cuidado de otra persona que terminó dándosela a Donnyell.

Así que la bebé fue llevada a la estación de policía, donde los oficiales compraron comida y pañales mientras que un oficial del condado de Kanawha trajo algunos juguetes pequeños.

El sargento Bass, padre de tres hijos, hizo un buen uso de sus habilidades de niñero y pasó la noche en la estación hasta que los Servicios de Protección Infantil llegaron después de las 8:30 a.m.


La bebé será colocada en un hogar de acogida, ya que su mamá está encarcelada.

“Es realmente desgarrador, especialmente para ese bebé”, dijo el sargento Bass.

Desde que la foto del sargento Bass y el bebé apareció en Internet, el departamento recibió incontables elogios.

“Este bebé necesitaba un ángel y Dios le envió uno”, escribió un usuario de Facebook.

Imagen ilustrativa. (Crédito: Clackamas County Sheriff’s Office)

Otro añadió: “Esa mirada paternal y ese abrazo paternal, los alimentos para bebés, los pañales y los juguetes cuentan una historia de amor y cariño”.

Aunque algunos llamaron héroes a estos oficiales, en opinión del capitán Agee, todo esto es parte del trabajo.

“A veces somos guerreros, a veces somos guardianes, a veces somos niñeras”, dijo el capitán Agee.

Felicitaciones al sargento Bass y a los otros oficiales por mostrar compasión al pobre bebé. Ustedes son verdaderos superhéroes.

Mira el video a continuación:


Oficiales de policía ayudan a un señor mayor al que le robaron su único medio de transporte: su bicicleta

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS