Políticos ugandeses piden a su Gobierno que no contraiga préstamos de China

Por Godfrey Olukya
05 de Septiembre de 2019 Actualizado: 05 de Septiembre de 2019

KASANGATI, Uganda – Los políticos ugandeses están pidiendo al Gobierno que reduzca los préstamos de China, mencionando las preocupaciones sobre la carga que esto supondrá para la nación de África Oriental.

El 29 de agosto, los miembros del Parlamento ugandés en el Comité de Economía Nacional dijeron en una declaración: “El comité observó que dado que los préstamos de China no son blandos, aumentan la carga de la deuda del país mucho más rápido”.

Según la Red de Deuda de Uganda (UDN), una organización que se ocupa de la defensa de políticas nacionales sobre la deuda y la pobreza, el país africano debe actualmente a China más de 3000 millones de dólares. La deuda contraída con China se debió a la financiación de proyectos de infraestructura, como la construcción de carreteras y presas hidroeléctricas, entre otras cosas.

En una entrevista en su oficina, la funcionaria de políticas de la UDN, Juliet Akello, dijo a La Gran Época que es lamentable que Uganda esté tomando prestado mucho dinero de China con altas tasas de interés. A diferencia de los prestamistas tradicionales, que tienen estrictas condiciones, el dinero chino se obtiene fácilmente, pero los préstamos no son blandos y también tienen condiciones injustas, explicó Akello.

“Lamentablemente, el dinero de China es letal. Es muy costoso. No tiene ningún elemento de subvención. Es caro y difícil de pagar para nosotros”, recalcó.

Akello dio un ejemplo sobre un informe del Banco Mundial en el que se afirmaba que los préstamos chinos en Uganda son cuatro veces más costosos que los de los prestamistas tradicionales.

“En caso de incumplimiento, los chinos pueden hacer cualquier cosa, incluido el embargo de bienes nacionales clave, como ocurrió en otros países. Apenas la semana pasada, la Secretaria permanente del Ministerio de Finanzas advirtió al Gobierno que no contraiga deudas tan desfavorables”, dijo.

Los registros del Ministerio de Finanzas indican que China, a través de su Banco de Exportaciones e Importaciones (Exim), comprometió 350 millones de dólares para la Autopista Entebbe-Kampala, 100 millones de dólares para mejorar la red de carreteras, 483 millones de dólares para la central hidroeléctrica de Isimba y 1400 millones de dólares para la presa de Karuma, según la UDN. También hay otros proyectos.

Según la UDN, entre enero de 2010 y junio de 2016, el gobierno ugandés “firmó 96 acuerdos de préstamo por valor de 8800 millones de dólares, siendo China (en particular el Banco Exim) el mayor acreedor con el 29 por ciento” del total de los préstamos. Los siguientes grandes prestamistas son el Banco Mundial (27 por ciento) y el Banco Africano de Desarrollo (21 por ciento). Actualmente, China representa el 39 por ciento de los préstamos que el país obtuvo en 2017/2018.

La mayoría de los préstamos de China no son blandos y deben ser devueltos en un corto período de tiempo, un promedio de 10 años, sin embargo, se invierten en proyectos a largo plazo.

Advertencias

Hace algún tiempo, el auditor general del país, John Muwanga, advirtió que Uganda corría el riesgo de perder algunos de sus activos nacionales por contraer préstamos con condiciones desfavorables.

“Eso podría llevar a la pérdida de soberanía sobre bienes nacionales vinculados a los préstamos”, remarcó.

Una carta secreta advirtiendo al Presidente sobre los malos préstamos chinos se filtró a los medios de comunicación en febrero. Una de las revistas locales más populares del país, The Independent, publicó el contenido de la carta en la que el ministro de Finanzas, Matia Kasaija, se quejaba de las condiciones de los préstamos de China.

En la carta, Kasaija le dijo al presidente Museveni: “Hemos notado algunos problemas críticos en el acuerdo de financiación”. Enumeró tres áreas principales de preocupación, según The Independent: “La insistencia de China en suministrar toda la tecnología y los materiales para los proyectos, su insistencia en que Uganda abra una cuenta de garantía bloqueada en Beijing y deposite dinero como garantía en caso de incumplimiento, y la tenencia de activos nacionales como garantía en caso de incumplimiento en el pago del préstamo”.

Kasaija escribió: “Debido a lo que está sucediendo en nuestros países vecinos con respecto a la deuda de China, creemos firmemente que debemos proteger nuestros activos de una posible apropiación”.

Sin embargo, para evitar los temores de los ugandeses, el Ministerio de Finanzas había dicho en enero que China no se apoderará de los activos de Uganda por una falta de pago de los préstamos. De acuerdo con The Observer: “Kasaija dijo que la economía de Uganda está creciendo a un ritmo más rápido, y agregó que a menos que haya una catástrofe, nada detendrá a Uganda de pagar los préstamos chinos”.

Insostenible

Aaron Mukwaya, analista de economía y profesor de la Universidad de Makerere, dijo que al final de cuentas los ugandeses tendrán que aguantárselas. Dijo que si China ya confiscó propiedades por falta de pago de deudas en algunos países, entonces también puede ocurrir en Uganda.

“China tiene un plan para dominar toda África, Asia y algunas partes de Europa mediante la concesión de préstamos, la construcción de infraestructuras y la introducción de la tecnología de telecomunicaciones 5G. También está promoviendo la enseñanza del chino en los países a los que ayuda. Además de dar ayuda, muchos chinos también vienen a Uganda con planes de una futura dominación”, dijo Mukwaya a La Gran Época.

El miembro del Parlamento Lawrence Bategeka dijo a La Gran Época, “Es necesario que el gobierno asegure una mayor transparencia durante el proceso de contratación, durante la obtención de préstamos chinos”.

Recientemente, Keith Muhakanizi, Secretario del Tesoro de Uganda, advirtió al gobierno contra el endeudamiento excesivo, diciendo que la deuda nacional había alcanzado los 42 billones de chelines ugandeses (11.400 millones de dólares), “a solo un 8 por ciento de llegar a la línea roja del Fondo Monetario Internacional, donde el endeudamiento del país será declarado inmanejable”, según el Daily Monitor.

“Estamos dando señales al gobierno de que si no nos moderamos, podemos terminar en una deuda insostenible. Una deuda es peligrosa si resulta ser insostenible”, dijo.

Henry Okwi, un movilizador de la recientemente formada organización política “Poder Popular”, que tiene planes de reemplazar al presidente Museveni en las elecciones de 2021, dijo que se manifestarán si el gobierno no para de contraer préstamos con China.

“Definitivamente vamos a manifestarnos si el gobierno no para de contraer préstamos raros de China. Nuestro país está en juego. Los chinos están dando préstamos caros a nuestro país, sin embargo, el país ya está sobrecargado de deudas”, dijo Okwi a La Gran Época.

***

A continuación

¿Es posible que China tome el control de la economía global?

TE RECOMENDAMOS