Pompeo habla en Kazajstán advirtiendo del creciente alcance de China y pide cooperación económica

Por Ella Kietlinska
03 de Febrero de 2020
Actualizado: 03 de Febrero de 2020

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, presionó el domingo a Kazajstán para que desconfíe de la inversión y la influencia de China, e instó a la nación de Asia Central y a otros a unirse al llamado para exigir el fin de la represión de las minorías por parte de China.

Con un mensaje similar al que ha enviado repetidamente a otros países, Pompeo dijo a los funcionarios kazajos que la atracción de la inversión china tiene un costo para la soberanía y puede perjudicar, en lugar de ayudar, el desarrollo a largo plazo del país.

“Apoyamos plenamente la libertad que tiene Kazajstán de elegir hacer negocios con cualquier país que desee, pero confío en que los países obtendrán mejores resultados cuando se asocian con empresas estadounidenses”, dijo en la conferencia de prensa. “Se tienen tratos justos. Se crea empleo. Se tiene transparencia en los contratos. Consiguen compañías que se preocupan por el medio ambiente, y obtienen un compromiso insuperable en la calidad del trabajo”.

Pompeo también instó a los funcionarios de Kazajstán a continuar las reformas que permitan una mayor inversión de los Estados Unidos y dijo que las dos naciones están discutiendo la posibilidad de abrir vuelos directos de pasajeros entre los dos países.

Pompeo también discutió la cooperación económica y de seguridad con su homólogo kazajo, el Ministro de Asuntos Exteriores, Mukhtar Tileuberdi. Estados Unidos es actualmente uno de los mayores inversores en Kazajstán, que comprende “el 18.5% de [su] total de inversión extranjera directa”.

Tileuberdi y Pompeo hablaron en una conferencia de prensa conjunta sobre el contrato que el gigante agrícola estadounidense Tyson Foods firmó en diciembre con la República de Kazajstán y la multinacional de holdings privados Kusto Group, que también opera en Kazajstán, sobre una cooperación que permita la construcción de una moderna planta de procesamiento de carne de vacuno y “todo un ecosistema” para desarrollar la producción ganadera en Kazajstán.

Además, Chevron y ExxonMobil continuarán invirtiendo en el sector del petróleo y el gas de Kazajstán, contribuyendo al desarrollo de los campos petrolíferos del país y la creación de empleo.

También existe la posibilidad de ampliar la cooperación entre dos países en la tecnología de la información y la investigación científica, dijo Tileuberdi.

Pompeo dijo que las reformas de Kazajstán tenían como objetivo “fortalecer la prosperidad económica, la democracia y aumentar la confianza del público en el gobierno”, lo cual es bienvenido por Estados Unidos. Pompeo y Tileuberdi subrayaron que la “norma fundamental de derecho” y las “protecciones básicas para la transparencia de los contratos” son los requisitos previos clave necesarios para ampliar aún más la cooperación económica entre los dos países y son fundamentales para que las empresas occidentales hagan negocios en Kazajstán.

“A los empresarios estadounidenses que asumen riesgos les encantará que la gente trabajadora, capaz y talentosa de aquí en Kazajstán forme parte de sus equipos, y haremos cosas buenas para las empresas estadounidenses y para el pueblo de Kazajstán cuando logremos que todas estas oportunidades se materialicen”, dijo Pompeo.

Lucha conjunta contra el terrorismo internacional

Ambos países están cooperando también en la lucha contra el terrorismo internacional. Estados Unidos ha proporcionado asistencia para la seguridad de las fronteras a Kazajstán, y ambos países cooperan en la lucha contra el lavado de dinero para la financiación del terrorismo, “el uso indebido y tráfico de estupefacientes y la trata de personas”, dice la declaración. Kazajstán también ayuda a apoyar el proceso de paz en Afganistán principalmente a través de “proporcionar acceso logístico a Afganistán” y educación profesional a los jóvenes afganos.

Pompeo felicitó a Kazajstán por la repatriación de los terroristas de ISIS de Irak y Siria. Kazajstán ha recuperado casi 600 combatientes y familiares detenidos en zonas antes controladas por el grupo.

“He elogiado y seguiré elogiando al gobierno de Kazajstán por su liderazgo en la restitución de combatientes terroristas extranjeros y sus familias de Iraq y Siria”, dijo. “Espero que este compromiso con la justicia inspire a otras naciones a hacer lo mismo”.

El Secretario de Estado de EE.UU. Mike Pompeo se reúne con ciudadanos kazajos en Nur-Sultan el 2 de febrero de 2020. (KEVIN LAMARQUE/POOL/AFP vía Getty Images)

La vecina China

Pompeo elogió los esfuerzos de Kazajstán para contrarrestar la propagación del coronavirus desde China. Dijo que Estados Unidos está ayudando al país, que comparte aproximadamente 1.100 millas de su frontera con China, con la experiencia de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades y proporcionando equipos de laboratorio.

La “rápida acción de Kazajstán para detener la propagación del virus ha sido increíblemente impresionante”, dijo.

Kazajstán está entre la creciente lista de países que han suspendido las conexiones de viaje con China.

Pompeo se reunió con personas de etnia kazaja cuyas familias han desaparecido o han sido detenidas en la amplia campaña de represión de China contra los musulmanes y otras minorías étnicas y religiosas en la región occidental de Xinjiang. Él elogió al gobierno Kazajstán por no rechazar a los solicitantes de asilo o regresarlos a China y de esta manera no atender la solicitud del gobierno chino.

“La protección de los derechos humanos básicos define el alma de una nación”, dijo, agradeciendo a Kazajstán por acoger a los que huyen de la persecución. “Estados Unidos insta a todos los países a unirse a nosotros para presionar por el fin inmediato de esta represión. Les pedimos simplemente que proporcionen refugio y asilo seguro a los que intentan huir de China. Para proteger la dignidad, hagan lo que es correcto”.

El Secretario de Estado de EE.UU. Mike Pompeo se reúne con el Presidente de Kazajstán Kassym-Jomart Tokayev en la residencia presidencial de Akorda en Nur-Sultan el 2 de febrero de 2020. (KEVIN LAMARQUE/POOL/AFP vía Getty Images)

Relación entre EE.UU. y Kazajstán

Estados Unidos fue la primera nación en reconocer la independencia de Kazajstán de la antigua Unión Soviética en 1991. “Apenas 24 horas después de su independencia en 1991, hace casi 30 años, mi predecesor, el Secretario de Estado James Baker, viajó aquí para apoyar su visión de una nación soberana y próspera”, dijo Pompeo.

Desde su independencia, “Kazajstán tenía el cuarto mayor arsenal de ojivas nucleares del mundo. Kazajstán renunció a sus armas nucleares en 1993 y retiró sus últimas ojivas nucleares en 1995” con la asistencia de los Estados Unidos, dice la declaración.

Bajo el dominio soviético, Kazajstán fue un campo de pruebas de armas nucleares, ya que “más del 25% de todos los ensayos nucleares del mundo se realizaron en [su] suelo”. Estados Unidos ayudó al país a recuperarse de los efectos perjudiciales de estas pruebas en las personas y el medio ambiente.

Y más recientemente, en enero de 2018, el presidente Trump dio la bienvenida al entonces presidente Nursultan a la Casa Blanca, quien fue el primer presidente de Kazajstán. Pompeo también se reunió hoy con el presidente kazajo Kassym-Jomart Tokayev, y con Nazarbayev.

Associated Press contribuyó con este informe.

***

¿Sabías?

Después de 20 años, muchos aún no saben que millones de personas inocentes son perseguidas por un régimen malvado

TE RECOMENDAMOS