Pompeo rompe el silencio sobre las amenazas reportadas a la exembajadora de EE.UU. en Ucrania

Por Jack Phillips
17 de Enero de 2020 Actualizado: 17 de Enero de 2020

El secretario de Estado Mike Pompeo dijo el viernes que el Departamento de Estado investigaría la supuesta vigilancia a la exembajadora de EE.UU. en Ucrania Marie Yovanovitch por parte de asociados de Rudy Giuliani.

“Haremos todo lo necesario para evaluar si algo ocurrió allí”, dijo al presentador radial Tony Katz, y agregó que duda que los asociados de Giuliani estuvieran siguiendo a Yovanovitch, quien testificó en la investigación de impeachment del presidente Donald Trump a fines del año pasado.

“Sospecho que mucho de lo que se ha informado resultará finalmente erróneo, pero nuestra obligación, mi obligación como Secretario de Estado, es asegurar que evaluamos, investigamos”, comentó Pompeo. “Cada vez que haya alguien que plantee que puede existir un riesgo para uno de nuestros funcionarios, obviamente lo haremos”.

En otra entrevista, Pompeo dijo que no se había enterado del supuesto espionaje antes de esta semana.

“Nunca había oído hablar de esto”, dijo Pompeo a Hugh Hewitt, un locutor de radio. “Hasta que se supo la historia, yo nunca había oído hablar de esto”.

Sin embargo, en la entrevista con Katz, subrayó que su agencia trabajará para asegurar que los funcionarios, incluidos los embajadores en todo el mundo, estén seguros.

“Hacemos todo lo posible para asegurarnos de que nadie sufra ningún daño, ya sea lo que ocurrió en nuestra embajada en Bagdad la semana pasada o el trabajo que se llevó a cabo en Kiev hasta la primavera del año pasado cuando la exembajadora Yovanovitch estuvo allí, y en nuestra embajada en Kiev incluso hoy”, señaló.

Las acusaciones sobre el intento de vigilancia surgieron el martes cuando los demócratas de la Cámara de Representantes publicaron mensajes de texto y documentos que sugieren que Lev Parnas, un asociado de Giuliani, habló sobre el seguimiento de Yovanovitch el año pasado. Los mensajes sugieren que estaba hablando con Robert Hyde, un candidato al Congreso en Connecticut, quien afirmó tener a la exembajadora bajo vigilancia.

“Ella ha hablado con tres personas. Su teléfono está apagado. La computadora está apagada”, escribió Hyde en un mensaje. Otro mensaje, decía: “Me avisarán cuando esté en movimiento”.

El Ministerio del Interior ucraniano declaró el jueves que investigaría las reclamaciones.

“Nuestro objetivo es investigar si hubo alguna violación de las leyes ucranianas e internacionales”, dijo en un comunicado, añadiendo que determinará si los mensajes fueron “sólo bravuconadas y charlas falsas en una conversación informal entre dos ciudadanos estadounidenses”.

En una entrevista con CBS News el 15 de enero, Giuliani dijo que no tenía conocimiento de ningún supuesto esfuerzo para rastrear a Yovanovitch. “No tengo ni idea de las acusaciones de que él la haya rastreado”, dijo el exalcalde de Nueva York al medio de comunicación.

Hyde negó rotundamente haber rastreado a la exembajadora cuando Eric Bolling, de Sinclair, le preguntó esta semana si “tenía ojos” sobre ella. “Absolutamente no, ¿estás bromeando? Soy un pequeño paisajista de Connecticut”, dijo.

“Eso fue muy pintoresco, pensé que estábamos jugando. No sabía que era tan serio”, dijo Hyde, refiriéndose a los mensajes de texto publicados.

Los demócratas de la Cámara de Representantes hicieron que Yovanovitch testificara en medio de la investigación de impeachment sobre los tratos de Trump con Ucrania en noviembre. Fue retirada de su puesto en Kiev meses antes de eso.

*****

A continuación:

¿Por qué el comunismo no es tan odiado como el fascismo?

TE RECOMENDAMOS