Pompeo se reunirá con un alto funcionario norcoreano en la ciudad de Nueva York

Por Ivan Pentchoukov – La Gran Época
30 de Mayo de 2018 Actualizado: 30 de Mayo de 2018

El secretario de Estado Mike Pompeo se reunirá con el vicepresidente de Corea del Norte, Kim Yong Chol, en la ciudad de Nueva York, los días 30 y 31 de mayo, según un portavoz del Departamento de Estado.

Pompeo y Kim discutirán los preparativos para la cumbre prevista en Singapur entre el presidente Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong Un.

Kim Yong Chol fue jefe de la agencia de espionaje de Corea del Norte durante siete años antes de convertirse en vicepresidente del Comité Central en 2016.

La reunión de Nueva York tiene lugar al tiempo que se esperan reuniones adicionales entre las delegaciones de Washington y Pyongyang en la zona desmilitarizada de Corea del Norte.

La Casa Blanca confirmó oficialmente el martes que los representantes de Estados Unidos en Corea del Norte son Sung Kim, embajador en Filipinas, Allison Hooker, directora para Corea del Consejo de Seguridad Nacional, y Randy Schriver, subsecretario de Defensa para Asuntos de Seguridad de Asia y el Pacífico.

Mientras tanto, en Singapur, un equipo de avanzada dirigido por el Jefe de Gabinete Adjunto de la Casa Blanca, Joe Hagin, está coordinando la logística para la cumbre prevista para el 12 de junio.

El asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, también ha mantenido conversaciones regulares “prácticamente todos los días” con sus homólogos surcoreanos y japoneses, según la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

La semana pasada, el presidente Donald Trump le informó a Kim Jong Un que cancelaría la cumbre del 12 de junio debido a la retórica incendiaria que emanaba de Corea del Norte. A pesar de retirarse, Trump dejó la puerta abierta, y los norcoreanos emitieron una declaración mesurada expresando la voluntad de continuar las conversaciones. En los días que siguieron, Trump dijo que la cumbre todavía podría llevarse a cabo según lo programado.

“Hemos formado un gran equipo para nuestras conversaciones con Corea del Norte”, escribió Trump en Twitter el martes. “Actualmente se están celebrando reuniones sobre la Cumbre, y más. Kim Young Chol, el vicepresidente de Corea del Norte, se está dirigiendo ahora a Nueva York. Sólida respuesta a mi carta, ¡gracias!”

Corea del Norte ha hecho varias concesiones importantes antes de la cumbre prevista. Pyongyang liberó a tres rehenes estadounidenses, voló su único lugar de pruebas nucleares y se comprometió con los objetivos de paz y desnuclearización.

Trump y Pompeo han prometido a Corea del Norte un futuro brillante y próspero si su líder abandona las armas nucleares. El régimen comunista se encuentra desvalido en medio de sanciones paralizantes que se aplicaron lideradas por Trump.

“Realmente creo que Corea del Norte tiene un potencial brillante y que algún día será una gran nación económica y financiera”, escribió Trump en Twitter el 27 de mayo. “Kim Jong Un está de acuerdo conmigo en esto. ¡Sucederá!”

La Casa Blanca se preparaba para imponer nuevas sanciones a Corea del Norte el lunes, pero un funcionario estadounidense informó a los periodistas que las medidas se pospondrían indefinidamente mientras prosiguen las conversaciones sobre la cumbre.

Kim Yong Chol formó parte de la delegación del Norte en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018 en Corea del Sur; se unió a Kim Jong Un en sus dos reuniones con el presidente surcoreano Moon Jae-in en abril y mayo; y fue anfitrión de Pompeo cuando visitó Pyongyang recientemente a principios de este mes.

Estados Unidos y Corea del Sur incluyeron a Kim Yong Chol en la lista negra por apoyar los programas nucleares y de misiles del Norte en 2010 y 2016, respectivamente.

Debido a las sanciones en su contra, a Kim Yong Chol normalmente se le prohíbe visitar Estados Unidos. Cualquier visita a Estados Unidos indicaría que se concedió una exención.

Durante su mandato como alto funcionario de inteligencia, Kim Yong Chol fue acusado por Corea del Sur de haber planeado ataques mortales contra un barco de la armada surcoreana y contra una isla en el 2010, y la inteligencia estadounidense lo vinculó con el ataque cibernético contra Sony Pictures en 2014. Corea del Norte negó cualquier implicación en los ataques.

El periodista de La Gran Época, Petr Svab, y Reuters contribuyeron con esta nota.

TE RECOMENDAMOS