Pompeo violó las normas de ética mientras era secretario de Estado, de acuerdo con organismo de control

Por Zachary Stieber
17 de Abril de 2021
Actualizado: 17 de Abril de 2021

Mike Pompeo, mientras era secretario de Estado, pidió indebidamente a una funcionaria política que realizara tareas personales, según un informe publicado el viernes por un organismo de control.

Pompeo y su esposa, Susan, hicieron más de 100 solicitudes a empleados de la Oficina del Secretario del Departamento de Estado, incluida la funcionaria no identificada, para realizar trabajos de carácter personal, como recoger artículos personales, planificar eventos y enviar tarjetas de Navidad, según descubrió el inspector general del departamento.

Las solicitudes “no tenían ninguna relación aparente con los asuntos oficiales del Departamento y, por lo tanto, parecen incompatibles con las Normas de Conducta Ética relativas al uso del tiempo de un empleado subordinado”, dijo el inspector general.

Las normas federales establecen que los empleados no pueden dirigir a un subordinado para “realizar actividades distintas de las requeridas en el desempeño de las funciones oficiales o autorizadas de acuerdo con la ley o la normativa”.

Dirigir a un subordinado a “realizar actividades distintas de las requeridas en el desempeño de las funciones oficiales o autorizadas de acuerdo con la ley o la regulación” durante las horas no laborables sin la compensación adecuada es un uso indebido de la oficina pública para el beneficio privado, señaló el informe de 26 páginas.

En un caso de 2018, Susan Pompeo pidió a un subordinado que investigara una forma de obtener un perfil de su marido que se publicó en Politico. En otro, pidió a un asesor que organizara el envío de flores a sus amigos, que se estaban recuperando de enfermedades.

En al menos seis ocasiones, Mike Pompeo y su esposa dieron instrucciones a la asesora para que hiciera o solicitara impresiones de fotografías para poder conservarlas como regalos o guardarlas como archivos familiares.

La pareja también pidió a la misma persona que les ayudara a cuidar de su perro, incluyendo recoger al animal en su casa y dejarlo en una pensión.

No se ofreció ninguna compensación por estas tareas, según declaró Mike Pompeo a los investigadores.

U.S. Secretary of State Mike Pompeo (R) and his wife Susan
El entonces secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo (D), y su esposa Susan posan para una foto mientras hacen un recorrido por la recién inaugurada mezquita Al-Fattah Al-Alim en la Nueva Capital Administrativa de Egipto, al este de El Cairo, Egipto, el 10 de enero de 2019. (Andrew Caballero-Reynolds/AFP vía Getty Images)

Pompeo dijo en su entrevista que no creía que las peticiones fueran inapropiadas, diciéndoles que su esposa estaba pidiendo a una amiga de mucho tiempo, la asesora, que se encargara de “una pequeña tarea simple para ayudarla”. Añadió que estaba “perfectamente bien que los amigos se ayuden entre sí”.

Sin embargo, la asesora dijo a los investigadores que realizaba las tareas no como favores personales, sino porque pensaba que formaban parte de sus funciones oficiales.

A algunos otros empleados también se les asignaron tareas personales, a pesar de que no tenían relaciones con los Pompeo antes de trabajar para ellos en el Departamento de Estado.

El abogado de Mike Pompeo también señaló que la mayoría de las solicitudes fueron hechas por Susan Pompeo, que no era empleada del departamento. Susan Pompeo en sus correos electrónicos a menudo indicaba que sus peticiones eran en nombre de su marido, dijeron los investigadores, como decir “Al secretario le gustaría que” o “He hablado con el secretario”.

Mike Pompeo, que dejó su cargo el 20 de enero con el cambio de administración, no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios a través del Instituto Hudson, donde trabaja.

El organismo de control del Departamento de Estado dijo que estaba proporcionando recomendaciones al departamento “para mitigar el riesgo de que futuros líderes de alto nivel cometan violaciones similares”.

Las recomendaciones incluían la modificación de las orientaciones sobre ética y viajes, la modificación de un manual para incluir ejemplos o solicitudes apropiadas e inapropiadas a los subordinados, y la publicación de directrices sobre el uso del tiempo de un subordinado para tareas de carácter personal. El Departamento de Estado aceptó todas las recomendaciones.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber

Siga a Zachary en Parler: @zackstieber


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS