Pompeo visita Angola para elogiar sus medidas contra la corrupción y promover inversiones de EE. UU.

Por Ella Kietlinska
19 de Febrero de 2020
Actualizado: 19 de Febrero de 2020

El Secretario de Estado de EE.UU. Mike Pompeo, en su parada en África, el 17 de febrero, elogió al presidente de Angola por sus dramáticas acciones para recuperar miles de millones de dólares saqueados por funcionarios corruptos, diciendo que ayudaría a atraer la inversión a una de las mayores economías de África.

El presidente de Angola, João Lourenço, que asumió el cargo hace dos años y medio, ha realizado un “gran trabajo” para eliminar la corrupción, dijo Pompeo en una conferencia de prensa conjunta con el ministro de Relaciones Exteriores de Angola, Manuel Augusto. Aumentó la transparencia del gobierno y “ayudó a las instituciones financieras a limpiar sus libros”, destacó Pompeo.

“La corrupción es el enemigo del crecimiento y el progreso de una nación”, comentó Pompeo en una recepción de negocios en Angola. “La cultura de la impunidad es destructiva para el crecimiento económico y el bienestar del pueblo angoleño”.

La corrupción había “atrofiado el vasto potencial de esta nación durante demasiado tiempo”, añadió.

Las actividades anticorrupción de Lourenço no ha perdonado a los familiares del exlíder angoleño Eduardo dos Santos, que estuvo en el poder durante casi 40 años. Una reciente investigación realizada por un grupo de periodistas de todo el mundo sobre la hija de Dos Santos, Isabel, dio lugar a acusaciones de mala gestión generalizada de los fondos estatales, que ella negó.

Pompeo afirmó que Estados Unidos podría ayudar a Angola a hacer que algunas personas involucradas en la corrupción rindan cuentas de sus actos. Manifestó que Estados Unidos quiere que las transacciones financieras mundiales sean transparentes y limpias.

Él también elogió la iniciativa de Lourenço de privatizar las empresas estatales en el país, diciendo que atraería la inversión privada. En octubre de 2019, la empresa estatal angoleña de gas Sonangol formó un nuevo consorcio de gas con las empresas estadounidenses Chevron, BP, ENI y Total, para la exploración y producción de gas natural en Angola, con una inversión inicial de 2000 millones de dólares.

El Secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo (a la izquierda), y el Ministro de Relaciones Exteriores de Angola, Manuel Domingos Augusto (a la derecha), en una conferencia de prensa en el Ministerio de Relaciones Exteriores, en Luanda el 17 de febrero de 2020. (ANDREW CABALLEROREYNOLDS/AFP vía Getty Images)

Oportunidades de negocio para EE.UU. y Angola

Entre las empresas americanas que hacen negocios en Angola están GE, ExxonMobil, Halliburton, Baker Hughes, Caterpillar, Cummins, TechnipFMC y Tidewater. A través de estas relaciones comerciales, el país puede desarrollar sus recursos, acelerar el crecimiento económico, y desarrollar más “el turismo agrícola y los sectores tecnológicos”, remarcó Pompeo.

Pompeo también contrastó las inversiones americanas con el modelo chino. Las empresas estadounidenses tienen un alta estima por la transparencia en los negocios, contratan a gente local, hacen trabajos de calidad para beneficio mutuo de ambas partes, sin objetivos políticos, sostuvo Pompeo.

Angola es uno de los países más ricos de África, pero también tiene una deuda de unos 40,000 millones de dólares con China, según el Centro Africano de Estudios Estratégicos.

Además, anunció el establecimiento de la nueva Corporación Financiera de Desarrollo, dedicada a asociarse con el sector privado para financiar soluciones a los desafíos más críticos que enfrentan los países en desarrollo en todo el mundo. Tiene un presupuesto de 60,000 millones de dólares, y gran parte de esa capacidad estará disponible para África, mencionó Pompeo.

En noviembre de 2019, la administración Trump lanzó una nueva iniciativa llamada Prosper Africa, dirigida a ampliar el comercio entre Estados Unidos y los países africanos, ayudando a las empresas estadounidenses a “buscar oportunidades comerciales en toda África”, según la Administración de Pequeñas Empresas de Estados Unidos.

Pompeo recibió con agrado los esfuerzos de Angola para fortalecer la seguridad en la región, citando la participación de Angola en una operación de mantenimiento de la paz en Lesotho en 2017.

“Si la nueva ley de inversión privada del parlamento se aplica de forma transparente y fiel, entonces muchas, muchas más empresas estadounidenses, muchas, muchas más empresas occidentales vendrán a Angola y crearán riqueza, empleos y oportunidades para el pueblo angoleño”, expresó Pompeo.

The Associated Press contribuyó a este informe.

Mira a continuación

Los negocios son una guerra

TE RECOMENDAMOS