Pompeo y Duque se reunirán en Colombia para tratar sobre todo la crisis de Venezuela

Por Jesús de León – La Gran Época
28 de Diciembre de 2018 Actualizado: 28 de Diciembre de 2018

El secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, se reunirá con el presidente colombiano Iván Duque el próximo 2 de enero, durante una visita oficial cuyo centro de atención será la crisis regional creada por el gobierno de Maduro en Venezuela.

Pompeo pondrá de manifiesto el apoyo estadounidense a las metas comunes, como las iniciativas contra el narcotráfico, la implementación del acuerdo de paz, el comercio y la respuesta a la crisis regional provocada por las nefastas políticas del régimen de Maduro en Venezuela, comunicó el departamento de Estado.

Este miércoles el presidente Duque, durante una entrevista concedida a un noticiero de televisión local, recalcó que el secretario Pompeo es un gran amigo de Colombia y con él “hay una muy buena relación”.

“No solamente nos está respaldando en la agenda de seguridad y de legalidad, en la política para enfrentar el problema de las drogas, sino que también está muy comprometido en fortalecer los lazos comerciales y de cooperación entre los dos países y, por supuesto, también comparte las mismas preocupaciones que tenemos varios países de América Latina frente a la dictadura de Venezuela, frente a la crisis humanitaria y frente a la crisis migratoria”, según la emisora colombiana Emisora Atlántico.

Agregó que de lo que se trata es de “reflexionar sobre las implicaciones regionales derivadas de la crisis en Venezuela”, y previó que seguramente más países denunciarán esta dictadura ante la Corte Penal Internacional, tal como lo hiciera el Presidente Duque cuando era senador de la República y durante sus primeros meses de Gobierno.

La visita de Pompo se da en momentos de un incremento de la tensión en las relaciones entre Caracas y  y Bogotá.

La expulsión de funcionarios de ambos países y la llegada a Venezuela de bombarderos rusos para ejercicios de defensa a principios de diciembre, aumentaron las tensiones en medio de la ola migratoria de venezolanos que huyen hacia o a través de Colombia de la crisis económica en su país.

Migrantes venezolanos caminan a su llegada al campamento humanitario de Bogotá el 13 de noviembre de 2018. (Foto de RAUL ARBOLEDA/AFP/Getty Images)

Respecto a Unasur, señaló que es acertado que otras naciones se retiren de ese organismo, y que permitan construir un nuevo ambiente multilateral, para que esta organización no esté al servicio de la dictadura ni protegiendo sus fechorías.

Asimismo, recalcó que es muy importante que de cara a lo que va a ocurrir el próximo 10 de enero, cuando Nicolás Maduro juramente ante la Asamblea Constituyente, se siga fortaleciendo la idea de muchos países de aislar diplomáticamente una dictadura “que lo que está haciendo todos los días es produciendo crímenes sistemáticos contra la población”.

Medios colombianos también adelantaron que Pompeo hablará con el presidente Duque sobre una nueva fecha para concretar una reunión con el presidente estadounidense, Donald Trump, en Washington D.C.

Pompeo y Duque ya habían coincidido en Washington D.C. en junio pasado, durante el primer viaje al extranjero del mandatario colombiano.

El presidente de Colombia, Iván Duque (izq.), habla con el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, durante la ceremonia de toma de posesión del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en la Ciudad de México, el 1 de diciembre de 2018. (Foto de RONALDO SCHEMIDT/AFP/Getty Images)

Entre los temas que discutieron en dicho encuentro estuvieron la crisis de Venezuela y el aumento de los cultivos ilícitos, según señalaron Duque y la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert al cierre de la reunión. “Hablaron sobre la necesidad de acciones continuas para reducir el cultivo de coca y la producción de cocaína en Colombia”, dijo en un comunicado Nauert.

Pompeo visitará Colombia y Brasil entre el 31 de diciembre y el 2 de enero.

Durante su viaje a Brasil, entre el 31 y el 2 de enero, Pompeo encabezará la delegación de EE. UU. en la ceremonia de investidura de Jair Bolsonaro como presidente del país.

A tono con la posición de Colombia y EE. UU. respecto a Venezuela, Jair Bolsonaro decidió no invitar a la ceremonia a las delegaciones de Cuba, Venezuela y Nicaragua por considerarlos regímenes no democráticos.

Maduro se prepara para iniciar su segunda administración de seis años, luego de ser reelegido en unas elecciones que no fueron reconocidas por muchos países.

Norteamérica, afirmó que se trató de unos “comicios ilegítimos que no cumplen los requisitos de ser libres, justos, creíbles y transparentes”, dijo el Departamento de Estado de Estados Unidos, el día 24.

El conocido Grupo de Lima, integrado por Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía, Brasil, Costa Rica y Guayana, fue rotundo en sus declaraciones sobre el carácter fraudulento de esas elecciones.

Por su parte la Unión Europea advirtió en un comunicado sobre el carácter ilegitimo de la Asamblea Nacional Constituyente conformada en su totalidad por afines al gobierno de Maduro.

A continuación:

¿Por qué el comunismo no es tan odiado como el fascismo?

TE RECOMENDAMOS