“Popeye”, el fisicoculturista ruso que se inyectó aceite pide ayuda para no perder los brazos

Por Jesús de León
19 de Julio de 2019 Actualizado: 19 de Julio de 2019

Un fisicoculturista ruso que logró tener unos bíceps de 60 centímetros inyectándoles aceite está suplicando poder ir al Reino Unido para que lo operen y así salvar sus brazos deteriorados.

En 2017, Kirill Tereshin saltó a la fama cuando comenzó a inyectarse en los brazos Synthol, un aceite conocido en el ambiente del culturismo.

Al mismo tiempo comenzó a publicar las fotos en las redes sociales, y en apenas meses, superó los 30 mil seguidores y recibió el apodo de “Popeye”. Ahora cuenta con mas de 77 mil seguidores.

Conocido por sus bíceps que tienen forma de pelota de playa que cuelgan de su delgada estructura, ahora Kirill está tratando de recaudar fondos para pagar un tratamiento, según el medio británico The Sun.

View this post on Instagram

Здесь в Москве, где не обследовался, везде говорят мы не знаем как с этим бороться. В Германию и Израиль обращался, там вроде как говорят мы можем помочь, но это очень дорого стоит, если делать, то нужно делать сбор средств через телевидение или народ и отправлять съёмочную группу в другую страну, я сам хочу избавиться и прошу помощи, но никто не может помочь, я сам себя не веню, я сам виноват в этом, и толко Бог знает, что будет дальше 🙏 #телевидение #первыйканал #россия24 #москва24 #операция #рукибазуки #проблемы #здоровья

A post shared by Ruki Bazuki (@kirilltereshin96) on

“Al principio, quería inyectar aceite de sintol en otras partes de mi cuerpo, pero luego empezaron los problemas y dejé de usarlo”, dijo.

Según contó, antes iba a los gimnasios, pero después que lo llamó el servicio militar decidió probar el aceite de sintol.

View this post on Instagram

#урал #колокольчики

A post shared by Ruki Bazuki (@kirilltereshin96) on

“Cuando terminé el servicio militar empecé a transformarme e hice todo en casa. Mi mamá estaba muy preocupada por lo que estaba haciendo”, dijo, según este medio británico.

“Cuando lo estaba haciendo, tuve fiebre de cerca de 40 grados, estaba tirado en la cama sintiendo que me moría, pero entonces todo mejoró”, explicó Tereshin, acerca de lo que ocurría cada vez que se inyectaba el líquido en sus brazos, según Infobae.

Ahora, el joven ruso volvió a utilizar sus redes sociales, pero esta vez fue para pedir ayuda:

“Aquí en Moscú, donde no fui examinado, dicen que no se puede lidiar con eso. Hice una solicitud a Alemania e Israel, dicen que me pueden ayudar allí, pero es muy costoso. Necesito recaudar dinero a través de la televisión. Quiero deshacerme de estos (en referencia a sus brazos) y pedir ayuda. Nadie pudo evitarlo, yo soy el culpable de esto, y sobre el futuro… Dios sabe lo que sucederá después”.

View this post on Instagram

Базуки отваливаются

A post shared by Ruki Bazuki (@kirilltereshin96) on

A principios de este año los médicos advirtieron a Tereshin que la situación podría terminar con la amputación de sus brazos.

Las inyecciones de sintol supuestamente causaron fibrosis tisular seguida de necrosis, lo que afectó seriamente su salud.

“En este momento, mis brazos están en mal estado y se están enrojeciendose”, dijo Tereshin. Por ese motivo el conocido “Popeye” inició una campaña para recaudar dinero.

“He puesto en marcha una campaña de recaudación de fondos para ver a un médico en Europa para recibir tratamiento que cuesta alrededor de 3 millones de rublos (unos 47.2106 dólares).

“Me encantaría ir al Reino Unido, pero lo más importante es que el tratamiento sea exitoso”.

“Popeye” también admitió que recibió mucha atención de los medios de comunicación después de desarrollar sus bíceps de balón de playa y de publicar videos inusuales en Instagram.

“En línea, mucha gente me trata mal, (pero) en la vida real quieren tomarse fotos conmigo”, contó.

Lo curioso es que dos días después de pedir ayuda publicó una imagen iniciando un tratamiento para aumentar sus pómulos. Por ese motivo, le llegó una nueva ola de críticas.

El producto que se inyectó el joven ruso se compone de 85% de aceite, 7,5% de lidocaína y 7,5% del alcohol, según el sitio especializado menshealth.com.sg.

Por otra parte, el sitio alertó que “las inyecciones de Synthol son puramente cosméticas; la sustancia no ofrece ninguna cantidad de aumento de fuerza, sino que simplemente hace que los músculos se hinchen. Y es muy peligroso”.

En las competencias de fisicoculturismo es usado par abrillantar el cuerpo del competidor antes de salir a escena. Sin embargo, algunos, como Tereshin, comenzaron a usarlo para agrandar el tamaño de sus músculos, a pesar de las consecuencias que acarrea su consumo.

Los médicos advierten que el sintol puede causar embolias pulmonares, daño a los nervios, infecciones, lipogranuloma esclerosante, apoplejía y quistes o úlceras en el músculo lleno de aceite.

Además, su uso no está restringido, y cuenta con muchas marcas disponibles en Internet.

***

A continuación:

El lupus la tenía al borde del suicidio, pero tres palabras cambiaron su vida para siempre

TE RECOMENDAMOS