Popular cirugía de levantamiento de glúteo podría quedar prohibida por sus riesgos de muerte

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
06 de Octubre de 2019 Actualizado: 06 de Octubre de 2019

Los cirujanos plásticos británicos están considerando prohibir el el levantamiento de glúteos después de una mujer británica, Leah Cambridge, de 29 años falleciera en el mes de agosto.

La cirugía conocida “levantamiento de glúteos brasileño”, tiene la tasa de mortalidad más alta de todas las cirugías estéticas sin embargo en los últimos años se ha puesto muy popular.

El próximo viernes, la Asociación Británica de Cirujanos Plásticos Estéticos (BAAPS) votará si sus miembros deben tener prohibido realizar el procedimiento.

“Hemos invitado a algunos de los principales expertos del levantamiento de glúteos brazileño del mundo a participar en una serie de conferencias y debates sobre el tema”, publicó hoy Sunday Times, según Daily Mail.

Por su parte el presidente de la asociación, Simon Withey, explicó que de su parte no se muestra favorable a la prohibición ya que más pacientes viajarían al extranjero para la cirugía, que es riesgosa.

En los últimos años muchas mujeres buscan un cirujano estético para emular las figuras de celebridades como Kim Kardashian, Jennifer Lopez y Beyoncé.

Imagen de archivo. Beyonce. Mike Coppola/Getty Images for People.com)

Leah Cambridge, de 29 años, de Leeds, Reino Unido, murió en el quirófano durante el procedimiento que le costó aproximadamente USD 3700 en una conocida clínica de Turquía, visitada también por la estrella Chloe Ferry de la serie Geordie Shore y el ex futbolista de Tottenham, Jamie O’Hara, según Mirror.

Se cree que Leah, madre de tres niños, orignaria de Leeds, murió por complicaciones que incluyeron tres ataques cardíacos después de la operación que implicó inyectar grasa en los músculos de su trasero, añadió Daily Mail.

En 2018 la Sociedad Americana de Cirugía dijo que el problema grave de esta cirugía es que 1 de cada 3000 mujeres fallecen. Pese a los riesgos, el año anterior del informe se habían practicado 20.300 operaciones y las cifras van en aumento.

En una encuesta de 2017 a 692 cirujanos de todo el mundo, ellos respondieron que a lo largo de sus carreras les ocurrieron 32 casos de muerte por embolia grasa y 103 casos de complicaciones no fatales, según The Conversation.

La cirugía que levanta glúteos, añade el informe, implica tomar grasa de áreas del cuerpo donde no se desea tenerla para trasplantarla a los glúteos y con esto agrandarlos. El injerto de grasa debe inyectarse en el tejido que tenga un suministro de sangre para su nutrición y es por eso se la inserta en el músculo. Es ahí donde tiene más posibilidades de permanecer en el lugar y no disolverse pero es donde justamente radica el riesgo.

Si la grasa ingresa al torrente sanguíneo bloquea un vaso sanguíneo. Si pasa a los pulmones, impide que el oxígeno ingrese al torrente sanguíneo, mientras que en el cerebro puede causar un derrame cerebral, ambos pueden ser fatales. También pueden ocurrir infecciones.

El volumen de grasa es otro factor importante. La mayoría de los cirujanos consideran que menos de un tercio de litro es considerado seguro, pero según algunos cirujanos usan más de un litro.

Según Heathline, las reservas de grasa que se sacaron del cuerpo se purifican y s eprocesan antes de inyectarse en las nalgas.

El cirujano hacen de tres a cinco incisiones alrededor de las nalgas para la transferencia de grasa.

“Tanto las incisiones de liposucción como de transferencia de grasa se cierran con puntos de sutura. Luego, su cirujano aplica una prenda de compresión contra las áreas afectadas de la piel para minimizar el riesgo de sangrado”, señala Hethline.

***

A continuación

Músico virtuoso describe la conexión entre la virtud y la música en el mundo moderno


TE RECOMENDAMOS