Por primera vez, la facción de Xi Jinping supervisará los asuntos en Hong Kong y Macao

31 de Octubre de 2017 Actualizado: 31 de Octubre de 2017

Con la revelación de la semana pasada de los nuevos lineamientos del Comité Permanente del Politburó Político del Partido Comunista Chino (PCCh), el mundo se enteró quiénes serán los hombres más poderosos para gobernar China durante los próximos cinco años.

Dentro de la autoridad del régimen chino se incluyen los centros financieros de Hong Kong y Macao. ¿Quién de los siete hombres del Comité Permanente, el principal órgano decisorio del PCCh, estará a cargo de las dos regiones administrativas especiales?

Hay indicios importantes. La ubicación en el ranking de los miembros del Comité Permanente, refleja su poder político. El número uno en la lista es el secretario general, máximo jefe del PCCh y presidente de China, Xi Jinping. El número dos es el premier chino, Li Keqiang.

El sexto, Zhao Leji, estará al frente del órgano anticorrupción y disciplinario, la Comisión Central de Inspección Disciplinaria. Para el resto de los miembros del Comité, sus cargos administrativos todavía no se anunciaron oficialmente.

De acuerdo a lo acostumbrado, el miembro del Comité Permanente que ya ocupó el tercer lugar durante el mandato anterior, encabezará el Comité Permanente del Congreso Popular Nacional y, junto con ese cargo, también dirigirá la oficina del PCCh para los asuntos de Hong Kong y Macao.

Por lo tanto, es probable que el recién nombrado número tres, Li Zhanshu, se convierta en el próximo funcionario del PCCh que supervise Hong Kong y Macao. Las dos ciudades eran antiguas colonias europeas que fueron transferidas a la soberanía china en 1997 y 1999, respectivamente.

Foto: Li Zhanshu en una conferencia de prensa anunciando a los nuevos miembros del Comité Permanente del Politburó, en el Gran Salón del Pueblo de Beijing el 25 de octubre de 2017. (Lintao Zhang/Getty Images)

Li, de 67 años, es un confidente cercano de Xi. Fue jefe de gabinete desde que Xi Jinping tomó el poder en 2012. Los dos hombres se conocieron en la década de 1980, cuando ambos ocupaban cargos como secretarios del partido en los condados locales de la provincia de Hebei.

En abril de este año, cuando la recién elegida jefa ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, visitó a Xi en Zhongnanhai, Li Zhanshu fue agregado en una reunión con un grupo de funcionarios del PCCh del organismo a cargo de Hong Kong y Macao, el Grupo de Coordinación Central de los Asuntos de Hong Kong y Macao, lo que llevó a algunos observadores a especular sobre la posibilidad de que Li fuera el sucesor.

El nombramiento de Li significaría que, por primera vez desde que Hong Kong y Macao fueron devueltas a China, las dos ciudades no estarían bajo el control de funcionarios leales al ex líder del PCCh Jiang Zemin.

Hong Kong goza de relativa autonomía y tiene un sistema de gobierno separado, debido a la Declaración Conjunta negociada entre el Reino Unido y la República Popular China en 1997, en la que se establecieron las condiciones para el traspaso de la soberanía.

Pero los residentes locales están cada vez más descontentos por la creciente injerencia en los asuntos locales por parte de las autoridades chinas continentales.

Historia

Jiang fue capaz de ejercer su influencia sobre Hong Kong y Macao mucho tiempo después de dejar el poder a principios de los años 2000, a través de sus aliados Zeng Qinghong, Zhang Dejiang y el ex jefe ejecutivo Leung Cheung-ying.

Aunque el PCCh no estableció un departamento para gobernar directamente Hong Kong, la Oficina de Asuntos de Hong Kong y Macao y la Oficina de Enlace en Hong Kong actúan esencialmente como intermediarios de Beijing.

Después de las protestas públicas en 2003 en torno a la propuesta del Artículo 23 del gobierno de Hong Kong, una legislación antisubversiva que potencialmente podía desmantelar la protección de los derechos básicos en Hong Kong, el PCCh nombró a Zeng Qinghong, entonces miembro de alto nivel del Comité Permanente del Politburó, para que cumpliera directamente los deseos de los líderes de Beijing a través del Grupo Central de Coordinación de los Asuntos de Hong Kong y Macao.

Foto: El ex vicepresidente chino Zeng Qinghong en la sesión inaugural del 18º Congreso Nacional celebrado en Beijing, China, el 8 de noviembre de 2012. (Feng Li/Getty Images)

Después de que Zeng se retiró en 2008 del Comité, Xi fue nombrado líder del Grupo de Hong Kong. Pero como Jiang seguía ejerciendo poder en Beijing detrás de la escena, pudo mantener a Zeng a cargo de los asuntos de Hong Kong.

Después de que Xi tomó el poder como jefe del PCCh, Zhang Dejiang, funcionario de la facción de Jiang y tercero en la lista del Comité Permanente del Politburó, se convirtió en el líder del Grupo de Hong Kong. Algunos observadores políticos expresaron que primero Zeng, y luego Zhang, pudieron haber instigado disturbios locales en Hong Kong para distraer al liderazgo de Xi Jinping.

Foto: El ex miembro del Comité Permanente del Politburó de Policía (Izq.) Zhang Dejiang y el ex jefe ejecutivo de Hong Kong Leung Chun-ying en Hong Kong, el 19 de mayo de 2016. (Anthony Wallace/AFP/Getty Images)

En junio de 2012, pocos meses antes de que Xi tomara el poder, apareció un frente de acción del PCCh llamado Asociación de Cuidado Juvenil de Hong Kong, que empezó a desbaratar las actividades locales de los practicantes de Falun Dafa, una práctica espiritual perseguida en la China continental. La asociación tiene su sede central en la cercana ciudad china de Shenzhen, donde comparte un establecimiento con la oficina 610, una policía estatal similar a la Gestapo creada para llevar a cabo la persecución de los practicantes de Falun Dafa. A los integrantes de Hong Kong se les paga por gritar, golpear y generalmente distraer a los practicantes de Hong Kong para que no se reúnan en lugares donde puedan distribuir información sobre la práctica. Con el respaldo del jefe ejecutivo Leung, la Asociación de Cuidado Juvenil funcionó con impunidad, y la policía a menudo hizo “la vista gorda”.

En el verano de 2014, el PCCh emitió un libro blanco exigiendo una “jurisdicción integral” sobre Hong Kong, lo que alarmó a muchos de los habitantes de la región administrativa especial. El documento amenazaba con acabar con la política de “un país, dos sistemas” que gobernaba Hong Kong desde 1997 y que garantizaba las libertades y el autogobierno de la ciudad.

En agosto de ese mismo año se adoptó una decisión del Comité Permanente del Congreso Popular Nacional sobre cómo se realizarían las elecciones del Consejo Legislativo de Hong Kong de 2016 y las elecciones para el cargo de jefe ejecutivo en 2017. Esta decisión, considerada demasiado restrictiva para muchos en Hong Kong, desencadenó las protestas del Movimiento Paraguas en favor del sufragio universal.

Foto: Miles de personas sostuvieron paraguas como símbolo de protesta en el Distrito Central de Hong Kong el 28 de octubre de 2014. (Benjamin Chasteen/La Gran Época)

El comentarista de la actualidad china, Ji Da, observó que la facción de Xi, está tomando el control de Hong Kong y por ende indica que habrá cambios importantes en la ciudad.

En el discurso inaugural de Xi ante el mayor cónclave del partido, el 19º Congreso Nacional, la semana pasada, el mandatario dedicó más tiempo a hablar de Hong Kong y Macao que sus predecesores, insinuando que Xi considera el tema como una prioridad.

En los últimos años, el personal de la Oficina de Enlace en Hong Kong y Macao fue reemplazado por aliados de Xi, como Wang Zhimin y Zheng Xiaosong, que eran colegas de Xi cuando ocupaban puestos en la provincia de Fujian. En el Congreso, ambos fueron promovidos al poderoso Comité Central.

Li Ling-pu contribuyó con este informe.

TE RECOMENDAMOS