Por qué China está dispuesta a trabajar con EEUU para sancionar a Corea del Norte

18 de Marzo de 2016 Actualizado: 18 de Marzo de 2016

Corea del Norte ha estado acosando a sus vecinos desde hace mucho tiempo. Para los países poderosos, no es un gran problema. Pero debido a que tiene armas nucleares e instrumentos de largo alcance, además de la excéntrica personalidad de su líder, Corea del Norte se convirtió en un problema importante en el Este de Asia y en la región de Asia- Pacífico.

En la década de 1980, la CIA enumeró seis áreas globales de conflicto: la península de Corea, el Mar Meridional de China, India y Pakistán, el Oriente Medio e Israel, y Yugoslavia. Tres de ellos tienen relaciones directas con China y Corea del Norte es el más importante.

Las diferentes posturas sobre Corea del Norte

Desde un punto de vista geopolítico, la postura de China sobre Corea del Norte se puede enumerar de la siguiente manera, en orden descendente de importancia:

1. Mantener la separación actual de gobierno en la península de Corea, haciendo de Corea un parachoques entre China y Estados Unidos.

2. Desnuclearizar la península de Corea.

3. Mantener la relación hostil que Corea del Norte tiene con Corea del Sur, Japón y Estados Unidos.

4. Mantener la dependencia política y económica de Corea del Norte hacia China, de esa manera China puede tener una influencia significativa en la política interior y exterior de Corea del Norte.

Los Estados Unidos también tienen su postura:

1. Corea del Norte no puede tener armas nucleares o tecnología de misiles de largo alcance.

2. Mantener la alianza militar EE.UU., Japón y Corea del Sur (por lo tanto, la amenaza militar de Corea del Norte no se puede eliminar por completo).

3. Evitar involucrarse en un conflicto militar con China y Rusia si la segunda Guerra de Corea estalla.

Si miramos las listas, podemos entender la intrincada relación entre China y Estados Unidos sobre el tema de Corea del Norte durante la última década.

Ambas partes no quieren ver que Corea del Norte tenga armas nucleares, pero China no quiere ejercer demasiada presión sobre Corea del Norte para causar el colapso del actual gobierno. Por lo tanto, China sólo ha reducido la ayuda a Corea del Norte en lugar de oponerse totalmente a sus armas nucleares, y utiliza el problema para negociar con la comunidad internacional.

Al parecer, según la información de inteligencia China, las armas nucleares de Corea del Norte no han madurado todavía.

Posturas comunes se realzan

Sin embargo, debido a los recientes acontecimientos, el terreno común de los dos lados de repente se fortaleció.

En primer lugar, las dos partes no quieren ver la reunificación de Corea.

Para Estados Unidos, si Corea del Norte desaparece, habría una Corea unificada, lo que debilitaría la alianza militar EE.UU.-Corea del Sur. Para China, la desaparición de la zona que le sirve como un parachoques, podría llevarla a la confrontación directa con Estados Unidos.

En segundo lugar, las dos partes no quieren que Corea del Norte tenga armas nucleares y artefactos de largo alcance. Para Estados Unidos, las armas nucleares de Corea del Norte son una amenaza directa a Estados Unidos y provoca un problema de proliferación nuclear.

Por ejemplo, las armas nucleares de Pakistán son tecnología de Corea del Norte. Al haber más países teniendo armas nucleares, esto traerá un potencial más peligroso para el mundo. Sobre todo si la situación política del país con armas nucleares no es estable, el riesgo será mucho mayor.

Para China, las armas nucleares de Corea del Norte imponen una amenaza mucho más grande. Sería difícil para que la bomba atómica de Corea del Norte llegue a Estados Unidos, pero sería fácil bombardear China.

La ubicación de la bomba atómica de Corea del Norte está a sólo 100 kilómetros de China, solamente de 200 a 500 kilómetros de las principales ciudades del noreste de China y a menos de 1.000 kilómetros de Beijing.

El régimen chino está muy preocupado por la personalidad excéntrica del líder de Corea del Norte, Kim Jong-un. Desde su llegada al poder, el líder de 30 años, ha asesinado a una cantidad de sus asistentes, reemplazó a la mayoría de los generales militares y ha adoptado políticas diplomáticas agresivas.

Los asuntos internos del país están empeorando, y la gente está en dificultades. Hay una mayor probabilidad de agitación política en el interior del país.

Sería bueno tener un sucesor que controle la situación. Pero si el país se divide, entonces las armas nucleares de Corea del Norte serían una gran amenaza para China.

Obviamente, las frecuentes pruebas nucleares y el inestable líder de Corea del Norte hacen del segundo factor enumerado abrumadoramente importante, incluso queda por delante del primer factor.

Por lo tanto, no es sorprendente que China y Estados Unidos llegaran a un entendimiento común la semana pasada para ejercer más presión sobre Corea del Norte en el Consejo de Seguridad de la ONU.

China puede manipular una disputa interna buscando a un sucesor

Las armas nucleares y de largo alcance tienen un efecto multiplicador en el inestable problema de Corea del Norte, obligando a los países vecinos a calmarse y encontrar una solución.

A partir de los puntos de vista militares, económicos y políticos, no va a ser una tarea difícil para la alianza Corea del Sur-EE.UU. resolver el problema. Si Corea del Norte comenzara una guerra, la alianza Corea del Sur-EE.UU. podría destruir las armas nucleares de Corea del Norte, a través de instalaciones de lanzamiento y con operaciones sofisticadas de inteligencia, desplegando operaciones militares para así ganar la guerra.

Sin embargo, el resultado sería la unificación de Corea del Sur y Corea del Norte, cumpliendo el sueño de toda la vida del primer presidente de Corea del Sur, Syngman Rhee. Esta es la primera posibilidad.

La segunda posibilidad es que China y Estados Unidos resuelvan el problema de manera conjunta. A través de la cooperación de inteligencia entre ambos países, así podrían acabar con las armas nucleares de Corea del Norte y luego hacer uso de diferentes facciones dentro de las fuerzas militares de Corea del Norte para presionar al hijo mayor de Kim Jong-il, Kim Jong-nam como sucesor.

Si nos referimos a los principios que tienen China y Estados Unidos sobre el tema de Corea del Norte, podemos ver que la segunda posibilidad es más probable que suceda. Obviamente, esto resolvería la amenaza nuclear de Corea del Norte y mantendría la separación de la península coreana, lo cual sería beneficioso para China y Estados Unidos.

De hecho, los militares de China y EE.UU. ya han tenido discusiones y llegaron a un entendimiento común sobre este problema. Rumores desde Washington dijeron que si Corea del Norte se vuelve caótica, los militares chinos controlarían las armas nucleares de Corea del Norte, y Estados Unidos proporcionarían asistencia en inteligencia.

Kim Jong-nam está en realidad bajo el control de los servicios de inteligencia chinos. En los últimos años, los servicios de inteligencia chinos entregaron todo tipo de noticias sobre él, pero de hecho, él ha estado viviendo en la China continental.

Para Kim Jong-un, la amenaza real viene desde adentro, sobre todo de su propio hermano Kim Jong-nam.

Este tipo de historia se ha presentado repetidas veces en China durante los últimos 2.000 a 3.000 años. Se le despoja del título de heredero, el heredero luego escapa a otro lugar, y finalmente regresa a la corte imperial.

En el siglo XXI, podríamos tener la oportunidad de volver a ver el antiguo drama político.

Las opiniones expresadas en este artículo son las opiniones del autor (s) y no reflejan necesariamente los puntos de vista de La Gran Época.

TE RECOMENDAMOS