¿Por qué China reduce 300.000 miembros en sus tropas?

12 de Septiembre de 2015 Actualizado: 12 de Septiembre de 2015

El régimen chino va a reducir 300.000 miembros de su ejército, y la causa es todavía un poco enigmática. Si bien no podemos sacar conclusiones definitivas sobre lo que hay detrás de la decisión, la evidencia sugiere que hay mucho más en juego que el insípido razonamiento público.

El anuncio fue hecho por el líder del Partido Comunista de China (PCCh), Xi Jinping, durante el masivo desfile militar en el centro de Beijing el 03 de septiembre, celebrando el 70 aniversario de la rendición de Japón al final de la Segunda Guerra Mundial.

“Aquí, anuncio que China reducirá el número de sus tropas en 300.000”, dijo Xi, de acuerdo con el portavoz del Partido Xinhua.

Es poco probable que se trate de economizar dinero, el gasto militar ha estado en una trayectoria ascendente durante décadas, y muestra pocos signos de disminuir.

También parece estar centrado en algo más que simplemente acortar el ejército, de acuerdo con las propuestas de recortes y reorganización informados por el diario South China Morning Post, otra propuesta reduciría el número de soldados en el ejército, la marina y la fuerza aérea de 1.483 millones a alrededor de un millón. Esta propuesta también reduciría el número de la policía armada (una organización paramilitar) y las fuerzas de seguridad interna de 1.460 millones a alrededor de 1.000 millones. Estos cambios reducirían un millón de los miembros del PLA, y estaría completada alrededor del 2017.

Mientras que éstos suenan como grandes recortes, China todavía tiene un gran número de tropas, especialmente cuando se compara  con 1,3 millones de EE.UU.

La mayor parte de los recortes estarían dirigidos al ejército, que sería reducido casi a la mitad. La marina y la fuerza aérea tendría recortes más moderados, y una nueva “Fuerza Espacial” se formaría bajo el mando de la Fuerza Aérea del PLA (centrado en la astronáutica “militar” y la guerra “anti-satélites”).

La conclusión más simple que se puede sacar de los cambios es que el Partido Comunista no prevé  una invasión terrestre a China, aparentemente la única razón por la que ha conservado tan gran número de tropas de tierra. Y puesto que la fuerza aérea y la marina no se verán demasiado afectadas, los cambios tendrán poco impacto en el empuje militar de China en el extranjero.

Recortes como estos pueden sonar familiar. Cuando Estado Unidos inició su estrategia Asia Pivot (Eje Central Asia), en el año 2009, implementó el concepto de “Air-Sea Battle” (batalla aérea y por mar), basada en la doble evaluación de que los movimientos de tropas a gran escala son un blanco fácil en las guerras de hoy y que la guerra moderna es asimétrica. Militares con mucho conocimiento pueden combatir de manera más eficaz y con menos pérdidas, centrándose en cambio en buques de guerra, aviones y en las fuerzas de Operaciones Especiales.

Al igual que con las fuerzas terrestres del PLA; como parte de Asia Pivot, el ex secretario de defensa estadounidense Chuck Hagel propuso la reducción del ejército a su tamaño más pequeño desde antes de la Segunda Guerra Mundial, reduciendo alrededor de 70.000 soldados.

“Desde que ya no estamos dimensionando la fuerza para operaciones de estabilidad prolongada, un ejército de este tamaño es más grande de lo necesario para satisfacer las demandas de nuestra estrategia de defensa”, dijo Hagel.

El aspecto más importante de los recortes propuestos por China es lo que podrían hacerle a la Policía Armada del Pueblo. Según la propuesta citada por South China Morning Post, la organización paramilitar quedaría completamente cerrada y reemplazada por una nueva “guardia nacional”.

Aquí es donde la política entra en juego.

La Policía Armada del Pueblo fue controlada por Zhou Yongkang, el ex zar de la seguridad del partido que fue condenado a cadena perpetua por corrupción el 11 de junio. Entre 2007 y 2012, Zhou estuvo a cargo de la Comisión de Asuntos Políticos y Jurídicos, que controla casi toda las organizaciones encargadas en aplicar la ley en China, incluyendo la Policía Armada del Pueblo, los tribunales, la fiscalía, los campos de trabajo y las prisiones.

En el conflicto político que tiene lugar detrás de escenas, donde una facción liderada por el ex líder del Partido Jiang Zemin durante años trató de mantener sus manos en las riendas del poder, de la Policía Armada del Pueblo, y de sus líderes en el Comité Político y de Asuntos Jurídicos, las cuales fueron las herramientas claves utilizadas por Zhou para dar poder detrás del grupo de Jiang.

Mediante la eliminación de la Policía Armada del Pueblo y la creación de una “guardia nacional”, Xi podría estar tomando una táctica de varios ex líderes del PCCh para asegurar su control político.

Estos movimientos han ocurrido antes. El ex líder del Partido Deng Xiaoping redujo cerca de un millón en sus tropas, pero también creó la Policía Armada del Pueblo, que son alrededor de 1,1 millones. Jiang Zemin redujo 200.000 en las tropas del PLA, pero también creó la Oficina 610, una fuerza extrajudicial de policía estilo Gestapo con autoridad en todos los niveles del sistema del PCCh. La Oficina 610 fue creada con el fin de llevar a cabo la persecución a Falun Gong y esta oficina se le atribuye a él.

Es probable que los cambios en el PLA funcionen fuertemente en favor de Xi. Los recortes militares y la reorganización del PLA probablemente le permitirán refrenar a los oficiales militares corruptos de manera más eficaz, y el acabar con la Policía Armada del Pueblo significará que ha puesto su propio sello en la reconfiguración de todos los organismos de seguridad importantes que es el garante para tener el poder en el Partido. La completa reorganización también ofrecerá nuevas oportunidades para que los leales a la antigua dinastía sean eliminados.

TE RECOMENDAMOS