Por qué el nuevo pacto económico Asia-Pacífico no puede salvar la economía china

Por YANG WEI
31 de Diciembre de 2020
Actualizado: 31 de Diciembre de 2020

Opinión

El nuevo pacto económico Asia-Pacífico no puede ayudar a China a recuperarse de la pérdida de su mercado de exportación con Estados Unidos y del creciente aislamiento internacional. En palabras del propio líder chino Xi Jinping, “el viento es fuerte y las mareas están altas”.

El pacto de Asociación Económica Integral Regional Asia-Pacífico (RCEP), liderado por los 10 países de la ASEAN, se firmó en noviembre. Además de los 10 países de la ASEAN, China, Japón, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda también están incluidos en el pacto, por lo que son 15 países en total. India abandonó las negociaciones en 2019 debido a la preocupación por la política de dumping a largo plazo de las exportaciones chinas.

La firma del acuerdo RCEP debería ser un gran avance para los países de la ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático). El primer ministro chino, Li Keqiang, incluso elogió el acuerdo y dijo que “los países de la ASEAN desempeñaron un papel de liderazgo en las negociaciones de la RCEP e hicieron contribuciones cruciales”. Para los países que son relativamente débiles, subdesarrollados y dependen de mano de obra barata, los acuerdos de libre comercio ayudan a promover las exportaciones. La adhesión de China a la OMC (Organización Mundial del Comercio) en 2001 le abrió la puerta a los mercados de Estados Unidos y Europa. Con este pacto, los países de la ASEAN esperan naturalmente entrar en los mercados de China, Japón, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda.

Qué significa el RCEP para China

Las negociaciones del RCEP comenzaron en 2012 y los países de la ASEAN lo han estado impulsando con fuerza. Pero los principales líderes chinos no estaban tan interesados en eso. Sin embargo, desde principios de este año, el Partido Comunista Chino (PCCh) se ha encontrado repentinamente bajo un aislamiento internacional. El líder del partido, Xi Jinping, finalmente accedió a firmar el acuerdo RCEP y lo propagó vigorosamente, principalmente con la esperanza de mantener un cierto grado de relaciones con los países vecinos, aunque los efectos económicos y comerciales reales pueden ser muy limitados.

Pero RCEP no puede resolver las disputas comerciales entre China y los otros países. El PCCh está provocando activamente una disputa comercial con Australia, y bajo el acuerdo de libre comercio, también puede iniciar disputas con Japón y otros países.

La situación política en el Mar de China Meridional y el Mar de China Oriental es tensa. La firma del RCEP puede ser un respiro temporal para los principales líderes del PCCh, pero en realidad no puede resolver los problemas del régimen en el país y en el extranjero.

La ASEAN, Australia, Corea del Sur y China tienen acuerdos de libre comercio individuales. A pesar de la gran cantidad de publicidad difundida por los medios de comunicación del régimen y los grandes elogios de Li Keqiang, la importancia económica de este acuerdo es muy limitada para China. Los 15 signatarios, excepto Japón, han firmado sucesivamente acuerdos de libre comercio con China. Si el pacto RCEP ayuda a expandir las exportaciones, Japón será el único prospecto para China.

Tratados de libre comercio individuales

En noviembre de 2002, se firmó el Acuerdo ACFTA (Acuerdo de Cooperación Económica Integral) entre la ASEAN y China. En los últimos 18 años, los países involucrados han ido reduciendo los aranceles mutuos por etapas. Según una declaración oficial del PCCh, emitida el 1 de enero de 2010, el arancel promedio de China aplicable a la ASEAN cayó al 0,1 por ciento desde el 9,8 por ciento.

En 2019, el volumen comercial de China con la ASEAN había aumentado un 14 por ciento a 4,43 billones de yuanes, según un informe de los medios chinos. Si bien la UE siguió siendo el principal socio comercial de China con 4,86 billones de yuanes en comercio bilateral y una tasa de crecimiento interanual del ocho por ciento, Estados Unidos quedó relegado al tercer lugar en la lista de los principales socios comerciales de China, con una contracción del comercio bilateral de más del 10 por ciento a alrededor de 3,73 billones de yuanes, según el informe.

Ya se han aplicado aranceles bajos entre China y la ASEAN, y el volumen comercial ha sido comparable al de los mercados europeo y estadounidense. Ahora que se firmó el RCEP, queda por ver si hay espacio para un mayor crecimiento en el comercio.

El primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull (der.), y los líderes de la ASEAN (izq-der), el primer ministro de Laos, Thongloun Sisoulith, el presidente de Indonesia, Joko Widodo, el primer ministro de Camboya, Hun Sen, el sultán Hassanal Bolkiah de Brunei y el primer ministro de Tailandia, Prayuth Chan-O-Cha en la Cumbre Especial ASEAN-Australia, en Sydney, el 17 de marzo de 2018. (Saeed Khan/AFP a través de Getty Images)

Nueva Zelanda y Australia

En noviembre de 2004, Nueva Zelanda y China iniciaron negociaciones sobre acuerdos de libre comercio. Las negociaciones para mejorar el acuerdo comercial concluyeron en 2019.

Australia y China también firmaron un acuerdo de libre comercio el 17 de noviembre de 2014. Tanto Nueva Zelanda como Australia esperaban exportar más productos agrícolas y materias primas básicas a China. A pesar de los acuerdos, bajo la apariencia de barreras no arancelarias, China ha prohibido continuamente la importación de productos agrícolas y madereros australianos como respuesta al pedido de Australia para una investigación global sobre el origen del brote de COVID-19.

Corea del Sur

Corea del Sur también ha estado ansiosa por ingresar al mercado chino y el 1 de junio de 2015 los dos países firmaron un acuerdo de libre comercio. No obstante, en 2017 el PCCh lanzó una campaña contra Corea del Sur para evitar que los chinos continentales viajaran allí, y las empresas surcoreanas fueron bloqueadas en el mercado chino. Más tarde, los teléfonos móviles Samsung de Corea del Sur fueron bloqueados en el mercado chino. Después de que su tecnología básicamente fue robada, Samsung se retiró abatido de China.

Hoy, Corea del Sur todavía tiene esperanzas de ingresar al mercado chino. Pero bajo la actual política económica del PCCh de “circulación interna” para fortalecer el mercado interno, las esperanzas de Corea del Sur pueden romperse.

Japón

Sin embargo, la entrada de Japón a la RCEP se puede tomar como un arma de doble filo contra el PCCh. De los 15 países que han firmado la RCEP, Japón es el único miembro nuevo que se une al pacto. El PCCh pudo haber esperado que Japón fuera un nuevo punto de crecimiento para las exportaciones de China, pero ese no es el caso.

Los productos chinos, como la ropa de bajo valor o los productos de necesidades diarias, podrían tener acceso al mercado japonés al igual que lo hace en los mercados de EE.UU. y Europa. Sin embargo, la maquinaria y los productos electrónicos pequeños y medianos de China son de mala calidad. Es posible que logren ingresar a los mercados de EE.UU. y Europa, pero es difícil que ingresen al mercado japonés. Dado que Japón ya es parte de la OMC, los productos chinos que pueden ingresar al mercado japonés ya deberían haberlo hecho. Por lo tanto, nuevas reducciones arancelarias pueden tener un efecto limitado en la expansión al mercado de Japón.

A su vez, las empresas japonesas han esperado durante mucho tiempo ingresar al mercado chino, y los altos aranceles de China han sido un obstáculo. En las últimas décadas, cuando los chinos fueron a Japón, siempre trajeron de regreso ciertos productos japoneses de alta calidad a un costo mucho menor que el ofrecido en China continental. Con aranceles reducidos y productos japoneses de alta calidad vendidos a precios más bajos, los consumidores chinos lo agradecerían. Pero, ¿está dispuesto el PCCh a aceptar eso?, probablemente no.

El PCCh no puede implementar concesiones arancelarias bajo diversas excusas, ni establecer capas de barreras no arancelarias para evitar que los productos japoneses ingresen a China. Las disputas comerciales entre China y Japón son previsibles. El deterioro de las relaciones chino-japonesas no solo será difícil de aliviar, sino que incluso puede empeorar.

Islas en disputa conocidas como Senkaku en Japón y Diaoyu en China, en el Mar de China Oriental, el 15 de septiembre de 2010. (Jiji Press/AFP/Getty Images)

Robo de propiedad intelectual

El PCCh, por supuesto, tiene sus ojos puestos en la propiedad intelectual japonesa para compensar las dificultades causadas por el bloqueo tecnológico de Estados Unidos. Pero Japón también está eliminando espías entre los estudiantes chinos en Japón, y las empresas japonesas están abandonando China a gran escala. Por lo tanto, la posibilidad de que el PCCh robe tecnología japonesa también está disminuyendo. Robar y copiar tecnología japonesa seguramente está en la agenda del PCCh, y se pueden anticipar disputas entre China y Japón sobre el tema de la propiedad intelectual.

RCEP se describe como una “asociación integral”, pero en realidad no implica una protección estricta de la propiedad intelectual. Según la Electronic Frontier Foundation, “contenía simplemente las peores disposiciones sobre derechos de autor que habíamos visto en un acuerdo comercial”.

Corea del Sur también debería estar alerta para salvaguardar su propiedad intelectual, especialmente en el sector de tecnología de chips de alta gama.

Divisas

Otro punto es que RCEP no puede traer las divisas que China necesita. Por mucho que el PCCh elogió a la RCEP, el beneficio económico y comercial real para China es pequeño. El número de exportaciones resultantes de RCEP no compensará la fuerte caída en el comercio entre Estados Unidos y China. El dólar estadounidense, que el PCCh necesita con urgencia, ya se ha reducido bastante.

Siguiendo las medidas de Alemania y Francia, Holanda también acaba de anunciar su política en la región del Indo-Pacífico. Al igual que las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China, las negociaciones comerciales entre la UE y China tienen dificultades para lograr un gran avance. En 2019, el déficit comercial de la UE con China había aumentado a USD 220,000 millones. Se puede anticipar una disputa comercial entre la UE y China como resultado de la economía en declive de China y las demandas de una investigación internacional sobre el origen del brote de coronavirus.

En la actualidad, se ha convertido en una tendencia general para las cadenas de suministro occidentales abandonar China, y los 10 países de la ASEAN son los beneficiarios de la migración. Después de que estas cadenas de suministro abandonen China, algunas materias primas básicas y piezas pequeñas aún pueden exportarse desde China a los países de la ASEAN, pero no se pueden cambiar por dólares o euros. Es posible que el PCCh pueda obtener más yenes japoneses y won coreanos a través de importantes subvenciones a la exportación, pero es poco probable que eso compense la necesidad de dólares.

Es posible que el PCCh pueda expandir el uso de su yuan en la ASEAN, pero no puede obtener las tan necesarias divisas en dólares estadounidenses y euros, lo cual también es una de las razones clave de la política de circulación interna forzada de China.

Para obtener una gran cantidad de divisas, el PCCh siempre ha seguido una estrategia comercial desequilibrada: adoptar el dumping de subsidios a las importaciones, establecer aranceles y barreras no arancelarias para evitar las importaciones y restringir que las empresas extranjeras operen de forma independiente, para maximizar el superávit comercial, y disponer de más divisas. El PCCh nunca ha estado dispuesto a participar verdaderamente en el libre comercio, ni acatará ningún acuerdo de libre comercio.

Al retirarse de las negociaciones del RCEP, la India expresó claramente su preocupación por la política de dumping del PCCh y su falta de confianza en el PCCh. La disputa entre Australia y el PCCh ha comenzado, y la RCEP claramente no tiene poder para hacer nada al respecto. En el futuro, la fricción comercial entre Japón, Corea del Sur y China también podría aumentar.

El PCCh está ansioso

La aprobación e implementación gradual de RCEP en varios países tomará otros dos años. Mientras tanto, el PCCh puede esperar resolver temporalmente la tensión con la ASEAN en el Mar de China Meridional. Como mínimo, quieren asegurarse de que los países de la ASEAN no se acerquen demasiado a Estados Unidos y no caer en un aislamiento total entre los países vecinos.

El 17 de noviembre, Xi Jinping participó en una videoconferencia con Rusia, India, Brasil y Sudáfrica en la cumbre BRICS. En el discurso, Xi dijo: “De hecho, todos somos pasajeros en el mismo barco… El viento es fuerte y las mareas están altas”. Esto indica claramente la ansiedad que tiene el régimen comunista al enfrentar el aislamiento internacional y su urgencia de atraer y formar una alianza de forma arbitraria.

La “circulación interna”, aunque no es una salida a los problemas económicos de China, puede ser el único camino que les queda.

El 16 de noviembre, Li Keqiang una vez más organizó un simposio para economistas y empresarios. Los frecuentes simposios económicos sugieren que el PCCh es incapaz de cambiar la economía.

En el simposio, Li expuso el panorama real: “Las dificultades del desarrollo económico de este año son especiales… La actual situación nacional e internacional sigue siendo compleja y grave. No solo debemos fortalecer nuestra confianza, sino también estar completamente preparados para enfrentar las dificultades y desafíos… [y] promover la recuperación económica en un rango razonable”.

Li también instó a “los departamentos pertinentes a hacer un seguimiento de la implementación del acuerdo RCEP”. Pero si el PCCh realmente implementa aranceles cero, de acuerdo con el RCEP, perderá parte de sus ingresos fiscales. De hecho, el PCCh tendrá que “vivir con un presupuesto ajustado”.

Yang Wei es comentarista de larga data de temas relacionados con China. Ha sido colaborador de comentarios políticos sobre China en el idioma chino de The Epoch Times desde 2019.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Descubre

Empresas chinas consideradas como ‘usuarios finales militares’ no recibirán exportaciones de tecnología de EE.UU.

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS