Por qué la música de Shen Yun resuena en nuestras almas

Por qué la música de Shen Yun resuena en nuestras almas

Orquesta Sinfónica de Shen Yun. (Cortesía de Shen Yun Performing Arts)

18 de Enero de 2020

Shen Yun Performing Arts es famoso por hacer un ensamble único, mezclando sonidos e instrumentos de Oriente y Occidente, pero lo que realmente hace que la música sea especial, según la directora Chen Ying, es el significado que hay detrás de la música.

“Creo que nuestra música intenta animar y elevar los corazones de la gente. Tiene algo que ver con nuestra creencia en la función de la música. Lo que la música está destinada a ser es algo positivo para la gente”, dijo Chen.

“Los reconforta y los calma, o los inspira y los alienta”, dijo. “Así que en términos de lo que tratamos de lograr con nuestra música, es bastante diferente a muchos otros métodos que solo tratan de hacer (…) algo poco convencional o algo que otras personas no han hecho antes”.

Incluso antes de escribir una sola nota, los compositores y arreglistas trabajan con los coreógrafos y diseñadores para encontrar una idea. Entonces, desde el montaje hasta el espectáculo, desde el tono de los colores hasta la arquitectura musical, el director trabaja para darle forma a todo en función de una idea artística que sea verdaderamente bella, positiva y que se pueda transmitir a la audiencia.

Gran parte de esta belleza proviene de la tradición, dijo Chen. El conjunto único es, en efecto, un homenaje a lo mejor de las culturas orientales y occidentales, y Shen Yun busca apreciar y transmitir los valores tradicionales que se encuentran en la mejor de estas culturas.

La directora Chen Ying. (Cortesía de Shen Yun Performing Arts)

Una conexión con algo superior

La música tiene su origen en los espacios sagrados. Ya sea en Oriente con la música de los sabios o en Occidente con nuestros cantos gregorianos, la música se ha usado por siglos para transmitir reverencia por los cielos, expresar la emoción humana y conectarse con el mundo que nos rodea.

“En la cultura china hay muchos dichos sobre la música, como ‘la música virtuosa nutre el alma de la gente’, y le da una guía a la gente, o una conexión con la naturaleza”, dijo Chen. “En la antigüedad, la gente percibía que la naturaleza tenía una espiritualidad, una conexión con los cielos”.

“Creo que desde el momento en que se formó la música, esta resonó con el cuerpo, el cielo y la tierra”.

En la antigua China, los cinco tonos de la escala pentatónica estaban directamente relacionados con los cinco elementos de nuestro mundo físico y los cinco órganos principales de nuestros cuerpos humanos. Ya sea cantando o tocando melodías en una flauta de bambú, la música estaba destinada a ayudar en la conexión entre el cielo, la tierra y la humanidad.

En Occidente, los cantos e himnos comenzaron en escenarios espirituales, se usaban para transmitir el aprecio por la protección divina y la relación entre los humanos y los dioses que los cuidaban.

“Creo que probablemente en la mayoría de las culturas, la música era originalmente para comunicarse, una forma en la que la gente transmitía el sentido divino de los dioses en sus corazones”, dijo Chen.

Una hermosa experiencia musical puede sentirse atemporal, evocar el asombro e incluso conmovernos hasta las lágrimas.

“Esa visión se perdió en las últimas décadas”, dijo Chen. “Pero creo que los músicos y otros artistas de Shen Yun realmente comparten esta visión, o misión, de restaurar esos tesoros del pasado y recuperar la tradición, el papel positivo que la música puede desempeñar en la vida de la gente”.

Los artistas de Shen Yun no solo creen en esta filosofía tradicional de la música, sino que la viven, dijo Chen.

“Creemos que para ser un verdadero artista, un buen artista, creemos que es importante mejorarnos a nosotros mismos como persona”, dijo. “Convertirse en una persona más virtuosa. Incluso en la antigua China, la gente creía que todos los grandes maestros eran también personas extraordinarias; su carácter e integridad se reflejaría en su trabajo artístico”.

Chen cree que los pensamientos puros y la energía que los artistas ponen en su trabajo se manifiestan en cada espectáculo, por eso Shen Yun ha sido tan bien recibido en todo el mundo por el público, sin importar su origen o cultura.

“En nuestros conciertos sinfónicos, a menudo la gente nos dice que se conmovieron hasta llorar, y nosotros sentimos que les llegó al corazón”, dijo. “Los mensajes que tratamos de dar son positivos, y son genuinos y poderosos, porque provienen de la bondad y la sinceridad”.

Lo mejor de ambos mundos

El papel del director es dinámico.

Mientras que combinar dos lenguajes musicales muy diferentes puede ser una tarea hercúlea para los arreglistas, y tocar la música increíblemente precisa es un desafío para los músicos, el director, en cierto modo, consigue cosechar los frutos con un conjunto poderoso y versátil al alcance de sus manos.

“Esta orquestación amplía notablemente la paleta de tonos de colores y versatilidad, capacidades estilísticas y vigor de nuestra orquesta”, dijo Chen. “El hecho de que integremos instrumentos chinos (pipa, erhu, percusión) nos da la capacidad y versatilidad para contar estas historias de manera muy vívida y auténtica”.

“Para ser director, tienes que conocer la música, tienes que amar la música, tienes que tener suficiente conocimiento sobre cada instrumento y, muy importante, tienes que ser capaz de mezclar toda la música para poder ayudar a conseguir el efecto”.

A veces la historia da un giro y los personajes se encuentran en un palacio celestial, y la música tiene que ser capaz de evocar un sentimiento celestial, un sonido tan convincente que casi se vislumbra el cielo. Algunas veces la historia requiere guerreros en el campo de batalla, y la orquesta proporciona la fuerza, poder y la intensidad de la batalla. A veces es una danza étnica o folclórica, y la música adopta el sonido de los caballos que deambulan por las praderas de Mongolia, por ejemplo.

Después está el tiempo, porque todo eso —el fondo animado, la iluminación, la coreografía en el escenario— depende de la precisión del tempo musical.

“Así que es un trabajo muy emocionante”, dijo Chen sonriendo. “Es muy divertido”.

“Me siento realmente privilegiada y honrada de hacer algo así porque realmente amo y admiro la música de Shen Yun. Tener la oportunidad de usar mis habilidades para ayudar a dar vida a esta música y presentarla al público es simplemente increíble. Me siento increíblemente afortunada de hacer esto, por la idea que hay detrás de la música”.

“En la antigua China, la gente también creía que las ideas detrás de la música eran más importantes que lo que había en la superficie (…) y por eso me encanta la música de Shen Yun. Es muy inspiradora y poderosa, estimulante al mismo tiempo. Puede ser divertida, puede realmente animar a la gente”.

“Todo está relacionado con esta misión de celebrar lo mejor de la humanidad, tanto de Oriente como de Occidente, los valores y los héroes del pasado, o incluso del presente”.

The Epoch Times considera a Shen Yun Performing Arts como el evento cultural más importante de nuestro tiempo y ha cubierto los comentarios del público desde la creación de la compañía en 2006.