¿Por qué las estrellas fugaces brillan con diferentes colores?

17 de Agosto de 2017 Actualizado: 20 de Agosto de 2017

Si has disfrutado alguna vez de una lluvia de estrellas, has presenciado uno de los más hermosos y brillantes espectáculos de la naturaleza.

Pero, ¿habías notado que las estrellas fugaces tienen una gran variedad de colores?

Azules, verdes, violetas, naranjas, blancas…sus luces cautivadoras se despliegan en el cielo durante las lluvias de meteoros en diferentes épocas del año.

Esto se debe a que la Tierra pasa en esos momentos a través de un campo de escombros, como partículas de asteroides o granos de polvo de un cometa, según explica Accuweather.

Los desechos de éstos se queman al entrar en la atmósfera de la Tierra, emitiendo un destello de luz que deja una estela brillante de diferentes tonalidades, según el tipo de meteoro del que se trate.

El color de los meteoros tiene que ver con su composición química. Cada elemento le brinda un color diferente al arder en la atmósfera terrestre (Pixabay).
El color de los meteoros tiene que ver con su composición química. Cada elemento le brinda un color diferente al arder en la atmósfera terrestre (Pixabay).

¿Alguna vez te habías preguntado a qué se debe esta variedad cromática?

Por supuesto, aquí tenemos la respuesta.

La luz se emite en diferente longitud de onda según la energía que contiene. Dependiendo de la longitud de onda, o la frecuencia, el color que se aprecia es distinto y va de los rojos a los violetas según la energía que contenga la onda.

Debemos agradecer este magnífico espectáculo de brillantes luces de colores a la química de estos fragmentos provenientes del espacio exterior.

“El color de la luz que producen los meteoritos depende de su composición química”, asegura el meteorólogo Dave Samuhel de AccuWeather. “Diferentes químicos en los meteoros producen diferentes colores mientras se queman mientras entran en la atmósfera terrestre”, explica.

[insert page=’a-que-hora-podras-ver-el-eclipse-solar-ahi-donde-vives’ display=’template-relacionadas.php’]

Cada elemento un color

Cada elemento y sustancia tiene la propiedad de emitir diversos tipos de luz. De esta manera se puede determinar de qué está compuesto el meteoro.

Es decir, los meteoros formados principalmente de calcio arderán dejando una estela color púrpura o violeta. Los hechos de magnesio tienden a despedir una luz color verde o azul.

Los meteoros compuestos de magnesio tienden a despedir una luz color verde o azul (Pixabay).
Los meteoros compuestos de magnesio tienden a despedir una luz color verde o azul (Pixabay).

Los tonos rojos son propios de meteoritos con mucho nitrógeno y oxígeno; los  amarillos son propios del sodio; y  también, algunos azules se asocian con la presencia de hierro.

Pero eso no es todo, la composición del meteoro no es el único factor que determina el color, también interviene la velocidad a la que éste entra en la atmósfera de la Tierra.

Esto quiere decir que mientras más rápido se mueve un meteorito, más intenso puede ser el color, según la American Meteorological Society (AMS).

Las estrellas fugaces más rápidas generalmente tienen un color azul, mientras que las más lentas o débiles son de color rojo o naranja.

Dos de las lluvias de meteoros más conocidas y de colores más vivos son las Perseídas y las Gemínidas, que ocurren agosto y diciembre respectivamente. Éstas últimas producen meteoros en amarillo, naranja y verde.

[insert page=’las-extranas-estelas-de-fuego-que-desconciertan-en-las-redes-sociales’ display=’template-relacionadas.php’]

Cómo se producen las luces de colores

La interacción con los átomos de la atmósfera y la fricción es lo que hace que la materia que recubre al congelado meteorito se libere y arda, de acuerdo con un artículo de Hipertextual.

“Cuando se provoca una combustión y se desencadena una reacción energética, se obliga a los electrones de un elemento a moverse. Es lo que se llama excitación: se les excita, proporcionándoles energía. Pero esta energía han de devolverla al medio, estabilizándose. Y esto lo hacen soltando la energía en forma de luz, con fotones”, señala la publicación.

La mayoría de las estrellas fugaces acaba en nuestra atmósfera como gas generado a partir de los elementos que vimos mientras descendía brindándonos su vibrante belleza (Pixabay).
La mayoría de las estrellas fugaces acaba en nuestra atmósfera como gas generado a partir de los elementos que vimos mientras descendía brindándonos su vibrante belleza (Pixabay).

Sin embargo, aunque los fotones son iguales, no se aprecian igual.

El espectro electromagnético es muy grande y dentro de él existe un rango visible. La luz se emite en diferente longitud de onda según la energía que contiene. Dependiendo de la longitud de onda, o la frecuencia, el color que se aprecia es distinto y va de los rojos a los violetas según la energía que contenga la onda.

Todas estas características se pueden determinar a través de la espectroscopia  que permite separar los colores que constituyen la luz de los meteoros y nos brindan información valiosa sobre su composición a través de su espectro de emisión “huella digital”, afirma Webexhibist.com.

Finalmente, la gran mayoría de las estrellas fugaces acaba en nuestra atmósfera, como gas generado a partir de los elementos que vimos mientras descendía sobre la Tierra, no sin antes brindarnos la oportunidad de apreciar su vibrante belleza.

[insert page=’8-de-los-fenomenos-naturales-mas-locos-en-fotos’ display=’template-relacionadas.php’]

TE RECOMENDAMOS