Por qué no quieren que sea hallada la tumba secreta de Gengis Kan

17 de Agosto de 2017 Actualizado: 17 de Agosto de 2017

Gengis Kan, ha sido el más grande conquistador que el mundo ha conocido. Admirado por muchos, su leyenda inició con su muerte, ya que fue su voluntad ser sepultado en secreto.

Muchas interrogantes y suposiciones han marcado la historia de la tumba de Gengis Kan que es uno de los más grandes misterios de la arqueología.

“Su ejército desconsolado transportó el cadáver, matando a cualquiera que apareciera en el camino para esconder la ruta”, según un artículo de la BBC. Se cuenta que cuando el emperador fue enterrado, 1.000 caballos pisotearon su tumba para destruir cualquier rastro.

Gengis Kan, el más grande conquistador de todos los tiempos, dominó a caballo un vasto territorio desde el Océano Pacífico hasta el Mar Caspio (Wikimedia Commons).
Gengis Kan, el más grande conquistador de todos los tiempos, dominó a caballo un vasto territorio desde el Océano Pacífico hasta el Mar Caspio (Wikimedia Commons).

 Se dice también, que sus soldados mataron a las personas que construyeron el monumento mortuorio y luego se suicidaron, según el Washintong Post.

En Mongolia se considera la búsqueda de la tumba como un tabú. Ya que existe el mito de que el mundo se acabará si se descubre donde está.

Por eso,  800 años después de su muerte y de interminables búsquedas, la ubicación de la tumba aún permanece desconocida.

[insert page=’alcanzar-la-victoria-donde-no-existe-forma-sun-tzu’ display=’template-relacionadas.php’]

La leyenda del guerrero

Gengis Kan conquistó el mundo a caballo, fue uno de los mejores generales de su época y se le considera uno de los más grandes generales de la historia, según un artículo de National Geographic.

La lealtad incondicional de sus soldados, debida al gran carisma del conquistador, que logró tener entre sus más fieles subordinados, incluso a algunos que habían sido sus enemigos y a los que había perdonado (Pixabay).
La lealtad incondicional de sus soldados, debida al gran carisma del conquistador, que logró tener entre sus más fieles subordinados, incluso a algunos que habían sido sus enemigos y a los que había perdonado (Pixabay).

La lealtad incondicional de sus soldados, debida al gran carisma del conquistador, que logró tener entre sus más fieles subordinados, incluso a algunos que habían sido sus enemigos y a los que había perdonado.

Este extraordinario guerrero que llegó a dominar un vasto territorio desde el Océano Pacífico y hasta el Mar Caspio.

Su historia está llena de secuestros, derramamiento de sangre, amor y venganza.

[insert page=’chinos-invadieron-el-reino-de-sipan-en-peru’ display=’template-relacionadas.php’]

La tumba prohibida

El gran interés en encontrar la tumba de Kan no solo reside en su valor histórico, sino también en las riquezas que se cree fueron enterradas junto con él.

Las expediciones lideradas por extranjeros la han buscado en textos históricos, sobre el terreno e incluso desde el espacio con el proyecto de National Geographic “Valle de los Kans”, que utilizaba imágenes satelitales, según la BBC.

La tarea no ha sido fácil, los intentos de hallar la tumba se han enfrentado a grandes dificultades como la gran extensión de su imperio y las complicadas características del terreno, que han hecho muy difícil la localización de una tumba de la que incluso se desconoce la forma.

¿Qué podría ser más difícil que esto?

La búsqueda hasta ahora ha sido inútil y parece ser los mongoles tampoco quieren que la tumba sea sea encontrada. Por supuesto, tienen sus motivos.

 

La gran extensión y las condiciones del territorio de mongolia han hecho más difícil la búsqueda de la tumba de Gengis Kan (Pixabay).
La gran extensión y las condiciones del territorio de Mongolia han hecho más difícil la búsqueda de la tumba de Gengis Kan algunas pistas indican que podría ser en un valle y otras que podría  estar en una montaña sagrada (Pixabay).

Uno de ellos es que según la antigua tradición, los lugares de entierro son áreas prohibidas, sobre todo para los extranjeros. A los mongoles no les gusta la idea de tener a forasteros pisoteando su césped y perturbando los lugares más sagrados de la nación.

De hecho en Mongolia se considera la búsqueda de la tumba como un tabú. Ya que existe el mito de que el mundo se acabará si se descubre donde está.

Probablemente esta creencia se relacione con la leyenda de Tamarlán, un rey turcomongol del siglo XIV, cuya tumba fue destapada en 1941 por arqueólogos soviéticos. Inmediatamente después, los soldados nazis invadieron la Unión Soviética, lanzando la sangrienta ofensiva del Frente Oriental en la Segunda Guerra Mundial. Las supersticiones concluyeron que fue causa y efecto.

Entonces, imagina lo que podría pasar si se descubriera la tumba del gran Gengis Kan: las consecuencias podrían ser catastróficas para algunos.

[insert page=’momias-que-datan-de-la-dinastia-ming-fueron-encontradas-en-perfecto-estado-de-conservacion’ display=’template-relacionadas.php’]

La ubicación de la tumba

Una historia del folclor mongol cuenta que Gengis Kan fue enterrado en un pico en las montañas Kentii llamado Burkhan, donde se escondió de sus enemigos en su juventud y a donde prometió regresar a su muerte.

Este lugar está ubicado proximadamente 160 kilómetros al noreste de Ulán Batar, la capital de Mongolia.

“El lugar donde mucha gente pensaba que Khan estaba enterrado es en realidad uno de los lugares más sagrados del país. Se llama Ikh Khorig, que se traduce literalmente al “gran tabú”, pero a menudo se llama la zona prohibida”, según un reporte del Washintong Post.

La tan buscada tumba podría localizarse en el Área Estrictamente Protegida de Khan Khentii, un lugar considerado sagrado y que actualmente es Patrimonio Mundial de La UNESCO (Wikimedia Commons).
La tan buscada tumba podría localizarse en el Área Estrictamente Protegida de Khan Khentii, un lugar considerado sagrado y que actualmente es Patrimonio Mundial de La UNESCO (Wikimedia Commons).

Actualmente esta zona es el Área Estrictamente Protegida de Khan Khentii y Patrimonio Mundial de la UNESCO. Por cierto, las mujeres no son bienvenidas en la sagrada montaña.

En realidad los especialistas no se ponen de acuerdo sobre el sitio preciso, sobre todo porque se basan en relatos históricos que a veces son contradictorios.

Por ejemplo, el millar de caballos indicaría que el lugar de la tumba sería un valle o una estepa. Sin embargo, la promesa de Gengis Kan lo ubica en una montaña.

Con tantos años transcurridos y tantas historias elrededor es un gran reto para arqueólogos y aventureros que se han atrevido a intentar esta hazaña.

Por si fuera poco, el etnólogo mongol S. Badamkhatan identificó cinco montañas históricamente llamadas Burkhan Khaldun, pero concluyó que probablemente la correcta es la moderna Burkhan Khaldon.

[insert page=’sarai-batu-ciudad-fantasma’ display=’template-relacionadas.php’]

Un héroe que inspira un profundo respeto

Hay otras razones para mantener el secreto de la tumba de Gengis, y se trata simplemente de un profundo respeto a su voluntad, a su memoria y a las arraigadas tradiciones de Mongolia.

Gengis Kan es simplemente el héroe más grande de su país. No solo conquistó el mundo; también lo civilizó.

El profundo respeto que inspira el más grande héroe de Monglia ha hecho que la gente en su país quiera mantener el secreto de su tumba (Wikimedia Commons).
El profundo respeto que inspira el más grande héroe de Monglia ha hecho que la gente en su país quiera mantener el secreto de su tumba (Wikimedia Commons).

Su imperio conectó el este y el oeste, permitiendo que floreciera la Ruta de la Seda. Consagró los conceptos de inmunidad diplomática y libertad religiosa, estableció un servicio postal confiable y el uso del papel moneda.

El artículo de la BBC, menciona el punto de vista de Uelun, una joven mongola que considera que si “hicieron todo ese esfuerzo para esconder su tumba, abrirla ahora iría contra sus deseos”.

El vasto imperio Mongol fundado por Gengis Kan ha sido uno de los más grandes de la historia (Astrokey44/Wikimedia Commons).
El vasto imperio Mongol fundado por Gengis Kan ha sido uno de los más grandes de la historia (Astrokey44/Wikimedia Commons).

“Si hubiesen querido que la encontráramos, habrían dejado alguna señal”, agregó.

 

TE RECOMENDAMOS