¿Por qué se está produciendo en el mundo un brote de infecciones sin precedentes?

Por Dr. Sean Lin Mingjia y Jacky Guan Mingjia
24 de Enero de 2023 1:55 PM Actualizado: 24 de Enero de 2023 1:59 PM

Opinion

Aunque a muchos les gustaría declarar que la pandemia terminó, las variantes del COVID-19 siguen mutando y circulando por todo el mundo. Al mismo tiempo, mientras que el virus es particularmente desastroso para China, que está viendo picos anormales en el número de infecciones, varias oleadas de infecciones virales están barriendo actualmente el mundo, incluyendo la gripe, el VSR y otros virus similares a la gripe. Puede haber una razón por la que esta oleada “multidémica” haya llegado en un momento tan crucial en la cronología de la pandemia.

La gripe se propaga antes esta temporada

Todos los años, cuando llega la temporada de gripe, es fácil ver a gente tosiendo, estornudando y ausentándose de la oficina. Para la mayoría de la gente, la gripe es fácil de superar, ya que la mayoría de las personas superan una infección después de unos días con mucho líquido y descanso. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la gripe infecta a decenas de millones de personas en Estados Unidos y causa cientos de miles de hospitalizaciones cada año.

Impacto estimado de la gripe en Estados Unidos entre 2010-2020. (The Epoch Times)
Impacto estimado de la gripe en Estados Unidos entre 2010-2020. (The Epoch Times)

Lo peor de la gripe es que causa decenas de miles de muertes, e investigadores de las universidades de Florida y Buffalo afirman que la gripe provoca una carga económica total de unos 2,5 millones de dólares por condado estadounidense. Es probable que alrededor del 25 por ciento de los condados de todo el país experimenten una pérdida económica “superior a 6,42 millones de dólares” cada temporada de gripe.

Los datos muestran que la gripe se está propagando temprana y extraordinariamente rápido esta temporada 2022-23. Los CDC estiman que ya se produjeron unos 22 millones de casos de gripe desde octubre del 2022, lo que significa que el virus va muy por delante en comparación con temporadas anteriores.

Este gráfico muestra el número de casos notificados a los CDC a lo largo del tiempo. Fecha de acceso: 14 de noviembre del 2022. (The Epoch Times)
Este gráfico muestra el número de casos notificados a los CDC a lo largo del tiempo. Fecha de acceso: 14 de noviembre del 2022. (The Epoch Times)

Las cifras de pacientes ambulatorios nunca habían alcanzado tal volumen desde 2017-2018, la temporada en la que las hospitalizaciones y las visitas a urgencias llevaron a los CDC a clasificarla como de “gravedad alta” en todos los ámbitos. Los nuevos ingresos hospitalarios debidos a enfermedades similares a la gripe tendieron al alza hasta principios de diciembre del 2022, alcanzando su máximo a partir del 21 de diciembre del 2022. Según datos recientes de los CDC, las tasas de hospitalización en todo el país alcanzaron un máximo histórico en comparación con “todas las temporadas anteriores desde 2010-2011”, aunque las tendencias parecen haberse ralentizado.

La temporada de gripe 2022-23 sigue dominada por las cepas del virus de la gripe A, con el subtipo H1N1 en segundo lugar y la cepa estacional H3N2 a continuación. Los datos de los CDC muestran que la mayoría de los casos han sido del linaje A, y menos del 0,5 por ciento de todas las muestras analizadas dieron positivo para la cepa B.

En comparación con la cepa A, la cepa B solo tiene dos subtipos, Yamagata y Victoria, que generalmente causan síntomas menos graves. Históricamente, la cepa B representó alrededor del 25 por ciento de todos los casos de gripe y es más probable que infecte a los niños. Sin embargo, los síntomas no difieren realmente entre las dos cepas, y los pacientes reciben el mismo tratamiento para ambas.

A mediados de noviembre del 2022, alrededor de la mitad de las personas infectadas por la gripe eran niños de entre 5 y 17 años, y los pacientes de edad avanzada solo representaban alrededor del 6 por ciento de todos los casos si nos fijamos únicamente en Nueva York. Sin embargo, los ancianos son más propensos a experimentar peores síntomas en comparación con otros grupos de edad, lo que los marca como una población de alto riesgo.

Este gráfico muestra la tendencia de los casos notificados en el estado de Nueva York. Fecha de acceso: 14 de noviembre del 2022. (The Epoch Times)
Este gráfico muestra la tendencia de los casos notificados en el estado de Nueva York. Fecha de acceso: 14 de noviembre del 2022. (The Epoch Times)

Los adultos también parecen estar más afectados de lo habitual. De nuevo, tomando Nueva York como ejemplo, en noviembre del 2022 se produjeron más de 27,000 casos de infecciones de gripe confirmadas por laboratorio entre personas de 18 a 49 años, lo que supuso el 24 por ciento de las cifras totales.

En cuanto al reciente aumento de casos, Estados Unidos no es un caso aislado. El número de casos aumentó a escala internacional por encima del “umbral epidémico” establecido por la Organización Mundial de la Salud. Junto con la gripe, otros virus experimentaron un aumento de casos, haciendo de este invierno lo que algunos denominaron “multidémico”.

Aumento del VRS junto con el COVID-19, la gripe y otros virus

VRS significa Virus Sincitial Respiratorio y tiene síntomas similares a los del resfriado, pero es peor que la gripe en el sentido de que causa muchos problemas relacionados con el tracto respiratorio inferior, incluyendo la inflamación de las vías respiratorias y la infección. Esencialmente, mientras que al resfriado común le gusta quedarse cerca de la cabeza, la nariz y la boca, al VRS le gusta viajar hasta los pulmones.

El VRS es la causa más frecuente de bronquiolitis (inflamación de las vías respiratorias pequeñas del pulmón) y neumonía (infección de los pulmones) en los niños estadounidenses menores de 12 meses.

La infección por VRS suele durar de una a dos semanas y, al igual que la gripe, es más grave en los lactantes y los ancianos. El aumento de casos de VRS en Estados Unidos viene acompañado de tasas de hospitalización por VRS más elevadas que en años anteriores. Otro indicio de que el VSR está proliferando en Estados Unidos es que los niveles de VSR en las aguas residuales aumentaron en los últimos meses a un ritmo sin precedentes.

Los niveles de VSR están aumentando en Estados Unidos. (The Epoch Times)
Los niveles de VSR están aumentando en Estados Unidos. (The Epoch Times)

En el otro extremo del globo, Australia y Nueva Zelanda registraron tendencias similares. Las tasas semanales de hospitalización de Nueva Zelanda ya eran “un 93 por ciento más altas que en 2019” y significativamente más altas que los inviernos notoriamente difíciles de las temporadas 2017-18.

Muchas personas olvidan que los países del hemisferio sur tienen su invierno a mediados de año y su verano solo se acerca rápidamente a medida que concluye el año. En cuanto a sus temporadas de gripe y olas de COVID-19, van por delante del hemisferio norte.

Los médicos salieron a la luz y abordaron abiertamente las cuestiones relativas a esta oleada entrante de casos, afirmando que está marcada por múltiples virus. Al concluir la temporada de gripe en Nueva Zelanda, su “Influenza Dashboard” o panel de control de la influenza informó de que circularon muchos virus, siendo los más prevalentes los rinovirus. Otros virus en circulación incluyen RSV, adenovirus, enterovirus y, por supuesto, SARS-CoV-2, que causa COVID-19.

Por lo tanto, para la temporada 2022-2023, nos enfrentamos a tres grandes amenazas sanitarias: El COVID-19, la gripe estacional y el VSR, que probablemente seguirán propagándose en los próximos meses. También debemos prestar atención a otras infecciones víricas, como el rinovirus humano (hRV), el adenovirus humano (hAdV) y el virus de la parainfluenza humana (hPIV). Los informes también indican un aumento de estas infecciones víricas.

Aunque estas enfermedades son muy contagiosas y pueden causar enfermedades potencialmente graves, muchos empresarios no las reconocen como una amenaza significativa y pronto se quedan cortos de personal y experimentan retrasos operativos.

Esta temporada, deberíamos mejorar la vigilancia de las enfermedades similares a la gripe (ILI), y es posible que la gente desee tomar precauciones personales similares a las que tomaron durante la pandemia de COVID.

¿Por qué aparecieron tantos virus de repente?

El SARS-CoV-2 dominó durante mucho tiempo el mundo desde 2020, pero muchos países predijeron un repunte de otros virus desde que Omicron, relativamente más débil, tomó el relevo a principios del 2022. Omicron ya no era el rey de la colina, lo que permitió que otras enfermedades infecciosas se afianzaran en la población.

Los virus y las bacterias ocupan su propio ecosistema y se rigen por sus propias reglas, que los humanos no acaban de comprender. En su mundo, muchos patógenos ocupan el mismo territorio. Cuando un virus en particular, digamos el SARS-CoV-2, domina la biosfera, otros patógenos son apartados, retrasando su aparición durante su temporada activa normal. Esto puede ayudar a explicar por qué la gripe estuvo tan suprimida durante los dos últimos años, así como el reciente aumento de una plétora de virus.

El mundo asiste ahora a un tsunami de infecciones sin precedentes en China continental. Uno de los focos de atención se centra en qué cepas están dominando en China. El otro es por qué tantas personas están experimentando infecciones pulmonares graves, a pesar de que el mundo ve síntomas mucho más leves dado el dominio de Omicron. Para echar más leña al fuego, China también está experimentando un aumento significativo de las enfermedades relacionadas con la gripe, coincidiendo con la escasez de medicamentos contra la fiebre en el país tras levantar sus restricciones de cero COVID.

Se prevé un repunte de las enfermedades relacionadas con la gripe tras el levantamiento de las restricciones COVID. (The Epoch Times)
Se prevé un repunte de las enfermedades relacionadas con la gripe tras el levantamiento de las restricciones COVID. (The Epoch Times)

Durante casi tres años, muchas personas se vieron obligadas a aislarse y reducir su contacto con el mundo exterior debido a la pandemia. Como consecuencia, el sistema inmunitario de las personas, especialmente el de los niños, se debilitó ante la falta de exposición a los agentes patógenos habituales.

Este fenómeno suele denominarse “deuda de inmunidad”. Como resultado, las personas son más propensas a infectarse por patógenos respiratorios, y sus infecciones pueden deteriorarse hasta convertirse en afecciones más lamentables. Como consecuencia, la carga financiera y social de la temporada de gripe 2022-23 podría ser mucho peor que la de años anteriores.

Una lección que podemos aprender de la pandemia y del reciente brote en China es que los seres humanos no son necesariamente más inteligentes ni más poderosos que los patógenos. China solo flexibilizó sus restricciones porque ya no podía contener el brote con medidas draconianas de cero-COVID. No podíamos predecir cuándo llegaría el brote, ni cuándo podría desaparecer. Debemos centrarnos en nuestra salud y fortalecer nuestros cuerpos y mentes para prepararnos para lo que ahora nos espera.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de The Epoch Times.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.